Noticias frescas

Archivo de etiquetas: uranio

Las centrales nucleares no son rentables

27 de abril de 2011

Los defensores de las centrales nucleares han esgrimido un contundente argumento para rechazar otras formas de energía alternativas: las centrales nucleares producen más energía por menos dinero.

Cinco razones para desmontar este razonamiento:

1/ El elevado precio de construir una central nuclear no está incluido en el precio final de la energía. Si se añade la inversión a realizar veríamos, por ejemplo, que la energía eólica cuesta 38,56 euros/MWH frente a los 41,12 euros/MWH de la nucleares.

2/ El uranio, como producto escaso y no renovable, aumenta de precio cada año y convierte a los países en energético-dependientes. Las facturas de la luz están sujetas a la ley de la oferta y la demanda y a “los caprichos” de las grandes multinacionales energéticas.

3/ Las nuevas centrales nucleares deben remozar toda su estructura tras un desastre. El precio de las centrales construidas tras Chernóbil se incrementó un 89% y las facturas del consumidor final se elevaron un 42%. Por protocolo de seguridad, toda la estructura de las centrales nucleares deberá revisarse tras el terremoto de Japón.

4/ El coste de los desastres no se cuantifica y descuenta de la supuesta rentabilidad. Es tan sencillo encontrar cifras del precio de la jaula de hormigón para frenar el escape de Chernóbil, como dificultoso que alguien reconozca, sobre papel, el irreparable precio humano y medioambiental que sobrepasa fronteras.

5/ El Reino Unido, siguiendo con su ambicioso plan de recorte de emisiones, está construyendo el primer parque de generadores eólicos en alta mar con la misma potencia que una central nuclear. Energía limpia y sin riesgos. Lo alternativo ya no es alternativo, sino real.

Para saber más: cómo funciona una central eólica nacional:

Leer más

¡Sinceridad Brutal!: Energía nuclear

3 de noviembre de 2010

Bienvenidos a la primera rueda de prensa “Sinceridad Brutal” © de Cooliflower. Un portavoz anónimo*, representando a la industria nuclear, contestará todas las preguntas después de recibir una inyección de pentotal sódico. (¡No lo intenten en casa!)

Dicen tener la solución para acabar con la crisis energética…

Sin duda. La solución para acabar con la crisis energética son las centrales nucleares.

Las centrales nucleares tiene muy mala prensa; se dice que son inseguras.

Como todo en esta vida -mire usted su nariz, por ejemplo-, las centrales nucleares no son perfectas. Reconocemos que se producen muchos desechos nucleares que permanecerán activos millones de años y también asumimos los riesgos implícitos en la construcción de una central -sin ir más lejos, ahí está el ejemplo de Chernóbil-.

Entonces reconocen que…

Somos realistas; los desechos nucleares quedan a buen recaudo, sellados y seguros, serán un problema a muy largo plazo, dentro de miles de años, no ahora. Lo único que emite una central nuclear -esas largas columnas de humo blanco- es vapor de agua. Desde Chernóbil, la tecnología y las técnicas de construcción han mejorado; aprendimos de nuestros errores. Es harto difícil, casi imposible, que se vuelva a producir un accidente similar al que se dio en Ucrania.

Muchos científicos están en contra, sobre todo ahora que se tiende al uso de energías renovables.

Tenemos apoyos, no estamos solos en el uso de la energía nuclear; James Lovelock, el padre de la teoría de Gaia, lo ve como única solución a medio plazo. Otra relevante personalidad es Patrick Moore, uno de los fundadores de Greenpeace. Existen muchos científicos que apoyan la construcción de nuevas centrales.

¿Por qué descartan otras opciones renovables?

Como le he comentado, somos realistas: para conseguir una potencia similar a la de una central nuclear con energías renovables, por ejemplo, habría que construir 500 aerogeneradores de ultimísima generación.

Pero las reservas de uranio han descendido. Las centrales nucleares necesitan combustible y sólo se consigue producir el 60% del uranio necesario.

¿Perdón?

¿De dónde extraerán el uranio cuando escaseé? Aunque pasemos por alto la peligrosidad de los desechos y un posible síndrome de China, ¿Quién controla el mercado de uranio? ¿No se genera, como con el petróleo, otra dependencia energética de un recurso finito?

Ya veo que lo ha entendido perfectamente, conoce el mundo en el que vive. Ya venden impresoras por veinte euros con cartuchos que cuestan cuarenta, teléfonos móviles de última generación sujetos a permanencias eternas, medicamentos que prolongan una enfermedad y la convierten en crónica… Las centrales nucleares son una solución energética para ustedes y para mí. Me garantizan un sueldo millonario para toda mi vida.

¿Y la materia prima?

Cuanto más escasa sea, más subirán los precios y nosotros incrementaremos nuestro patrimonio. De hecho, esto ya está ocurriendo.

¿Está reconociendo que buscan nuestra dependencia a cualquier coste, hipotecando el futuro de la humanidad?

Por supuesto. ¡Te quiero! Os queremos… ¿No es el amor una forma de dependencia a cualquier coste?

*Representante ficticio pero opiniones (casi) reales. Nadie tiene la cara dura suficiente como para responder toda la verdad a pecho descubierto (y no venden pentotal sódico en la farmacia de la esquina. Lo hemos preguntado).

Exceso de pentotal sódico:
.
Publicidad cooliflowerense:


Leer más

Compartir este artículo :

¡Sinceridad Brutal!: Energía nuclear