La comida, ese lujo tan serio

2 de marzo de 2016

Abre la despensa. Escoge un paquete de pasta, otro de alubias y dos bricks de leche. Ahora, mira en el frigorífico y vacía un par de baldas al azar. Toma un bolsa, deposita toda la comida en su interior y tira todo a la basura. Esto, de forma indirecta, ya lo haces cada semana.

Leer más