Noticias frescas

Archivo de etiquetas: sexo ecológico

manual Cooliflower Hanna Apple

Fuck For Forest, sexo muy verde…

27 de abril de 2014

fuck-for-forest-sexo-ecologico-verde

Indagas en lo que podría considerarse antónimo de “pornografía”, y te topas frente a las palabras “honestidad” y “modestia”. A la exhibición de cuerpos desnudos practicando sexo les falta modestia, ¿por generosidad de proporciones o muerte del pudor? Y son deshonestos. ¡Cuán deshonesto es ofrecer el origen de la vida, con pelos (o sin ellos) y señales (o sin ellas)!

Y la pornografía, cuyo nombre, si es sana, debería ser “erotismo”, nos ha salvado la diversión; si no existiese, el descubrimiento del sexo habría sido un auténtico trauma para la mayoría de nosotros. El clítoris seguiría perdido en el atardecer del monte de Venus, las zonas erógenas serían las obvias, el coito se reduciría a “entren y salgan” y nos faltaría valor para proponer según qué cosas. A la pornografía le debemos la normalización del disfrute de nuestro cuerpo; le debemos que griego o francés sean los dos idiomas sin sílabas más practicados del mundo.

¿Qué es lo que produce rechazo en la sociedad, para situar la exhibición erótica en las antípodas de “lo honesto”? Primero, la asociación de pecado y cultura religiosa. El pecado original, que por reiterado es todo, menos “original”, se enmaraña con actos “sucios”, que tanto nos gusta practicar a nosotros y repudiamos en conocidos: hermanos, hijos, ¡ex -parejas!… ¡Nuestros padres nos concibieron así! Lo morboso en nuestras vidas, es reprobable en la otra acera, da vergüenza.

fuckforforestOtra fuente de rechazo es la ramificación y estructura perversa de cierta pornografía; la presentación de la mujer como mero objeto, las personas que trafican con la vida de otros, sin respetar intimidad, condición o edad; los criminales que asesinan algo tan sagrado como la niñez…

Como en toda industria, también hay un “comercio justo” de lo erótico, cuya principal baza es el  “porno feminista”, del que la directora Erika Lust, residente en España, es toda una referente, suyas son estas palabras “No hay ninguna duda que ahora los jóvenes adolescentes, navegan por Internet y tienen la posibilidad de acceder a contenido sexualmente explícito, son influenciados por contenidos sexuales e ideas, respecto a lo masculino y lo femenino en la sexualidad que son en su mayoría interpretados por hombres. Nos hacen creer que las mujeres son solo sexualmente atractivas cuando interpretan ciertos personajes – Papeles que limitan a las mujeres y niñas en la actualidad, mis propias niñas incluidas, que son las mujeres del futuro.”.

El cine erótico que nos atañe hoy es el de Fuck For Forest (no necesita traducción). Leona Johansson (sueca) y Tommy Hol Ellingsen (noruego) son una pareja muy verde, que venden polvos amateur para financiar proyectos ecológicos. En una década han recaudado 250.000 euros, con los que han financiado ocho proyectos repartidos por todo el mundo. Como ellos afirman: “¿Por qué el cuerpo humano desnudo se considera ofensivo, mientras que coches y fábricas pueden contaminar abiertamente sin que nadie lo juzgue? Si trabajas con sexo, ¿no eres suficientemente bueno para salvar la naturaleza?”.

Si el sexo puede salvar bosques, habrá que ponerse manos a la obra. 😉

Leer más

Consejos (distintos) para ser más ecológico

25 de enero de 2011
    Abandona el formato CD para la música. Hace tiempo que quieres cambiar tu viejo radiocasete del coche, tu pareja no te deja y nosotros aportamos la excusa perfecta… En la universidad de Stanford hicieron un estudio en 2009 que demostraba, aparte de que sus PDF aburren a las moscas y de que Intel y Microsoft tienen ingente dinero para financiar estudios estúpidos, que utilizar el soporte CD emite más gases a la atmósfera. No hace falta pensarlo mucho, es de cajón. Sé digital, abuelo (¡recicla tu vieja radio!). Y cuidado que viene Sinde, te vacía la cuenta y se come al coco…
    Escribe a doble cara. No sabemos quién fue el primer megaguay que empezó a escribir frases incoherentes a una sola cara, pero seguro que en el colegio no lo hubiera hecho porque sus padres le hubieran crujido. Consumir papel reciclado y usar un folio entero para apuntar “hay que comprar cuartillas” debería estar prohibido por la policía del karma y el dios de la inteligencia. Antes de llorar por el árbol perdido, evita que lo talen.
    Viaja, pero conoce tu entorno primero. Sí. Viaja cerca de casa por vergüenza, rentabilidad, amor a la tierra… porque hacer un viaje a los fiordos noruegos cuesta un fiordo y medio y porque evitas generar toneladas de CO2. Reducir el esnobismo ayuda a la capa de ozono.
    Cultiva amistades reales (y cuidado con quién cultivas). Unas amistades sanas y productivas harán que tu tiempo se invierta adecuadamente, te volverán más humano y dejarás de mirarte el ombligo. El mundo llega más allá de lo que ocurre entre la televisión y el monitor del ordenador. Conversa, disfruta de la compañía real… y piensa que dañando al planeta también les dañas a ellos.
    Bebe agua del grifo. Si no te resulta demasiado buena, utiliza algún sistema de filtrado o, mejor, añade un chorrito de limón, pero no compres agua embotellada. No es mejor, no es más “chic” y contamina muchísimo. En serio, ¿de verdad crees que es más sano agua recalentada envasada en plástico?
    Lee, lee, lee… pero utiliza la biblioteca pública. El intrincado proceso mental para asimilar una lectura hace que el cerebro trabaje activamente. Ver un documental mientras se habla con el móvil es similar, intelectualmente, a rascarse el escroto con un diccionario. Menos jueguecitos de “entrenamiento mental” y más libros. La biblioteca está lleno de ellos: dosis de sabiduría compartida (y más bosques a salvo).
    Cuídate (lo justo). La imagen es importante para la autoestima, pero no es la razón de la existencia. Las cremas con aceite de visón se llaman así porque un bonito visón “presta” el aceite a las farmaceuticas, las cremas con extracto de coral… adivina. Lee las etiquetas, acepta el paso del tiempo y que las cremas antiarrugas no te planchen el cerebro.
    Practica sexo (lo que puedas). Te mantiene en forma, eleva tu nivel de endorfinas, te pone como una moto (ecológica) y mientras andas en plena faena no piensas en dar guantazos a los políticos. Y si ya eres político, ¡por dios, practica MUCHO sexo, pero de verdad y de forma consentida!
Leer más

¡SEXO!

2 de agosto de 2010

Sin extenderme, el excéntrico Sixto Sexto, ex profeso y exiliado, se pagó estudios de sexólogo trabajando de sexador de pollos. Exornaba su sexualidad de forma poco exquisita y algo exhibicionista -eximiéndose de exprimirla con extranjeros-. Nada sexy, el ex-sexador de pollos se excusaba por su inexitosa inexperiencia explayándose con cocina tex-mex y sesiones de tuper-sex. Un extraordinario día, con un tuxedo texano, tras tocar el saxo, exhaló su último y extraño aliento exclamando: “¡ox…!”. Pasaron las exequias y su cuerpo fue exhumado. Un excitado experto examinó al exánime Sixto: “Extraordinario: alcanzó el inexacto pero inexorable límite; fue una excelente -por exacerbada- explosión exógena. Sixto Sexto falleció deu ex machina; extinto por exceso de equis”.

Y además de Sixto Sexto, todos nos vemos sitiados por las “X”, objetivos marcados e incógnitas a desvelar, a veces con estigmas sórdidos o unidos a la antítesis del sexo, la violencia. Vivir es cabalgar en la serpiente de uróboros turgente y el anillo de Moebius lubricado… la equis es esparcimiento oculto en el que diluir problemas; alfa y omega de las sábanas, dulce empate de las quinielas mundanas… El sexo saludable, directa o indirectamente, crea vida, democratiza al ser humano.

Por reprimir sexo se han librado batallas, por practicar sexo se han rendido ejércitos. Como principio y fin del mundo ¡somos sexo! Y sexo y ecología van de la mano. En serio. No hay nada más sexual que defender la biodiversidad y el respeto por la naturaleza; no hay nada más saludable que el sexo -sano y consentido, por supuesto-. En éste artículo de la CNN se enumeraban las ventajas contrastadas de practicar sexo -además de la evidente diversión implícita-; el resultado de los estudios indicaba que las personas sexualmente activas tenían más probabilidades de mantenerse en forma y vivir más tiempo; sufrían menos dolencias cardíacas, tenían menos riesgos de contraer cáncer de pecho, equilibraban más eficientemente los niveles hormonales… por todo ello y porque relajados y sonrientes, es mucho más complicado ser malas personas, en Cooliflower proclamamos nuestro apoyo al buen sexo, tanto mejor si está aderezado con una buena dosis de amor.

Viva agosto verde. 🙂 

Consejos Greenpeace para un sexo más ecológico:

(¿Habremos batido el record mundial de equis por artículo?) 😉

Leer más

Compartir este artículo :

¡SEXO!