Noticias frescas

Archivo de etiquetas: salvar el ártico

Ebro Cooliflower

4 razones cercanas para defender YA el Ártico

2 de septiembre de 2013

El Ártico queda muy lejos. Hay nieve, osos polares, esquimales inuit y focas. Allá en el quinto iceberg, ¿hay suficientes motivos para que lo que ocurra en el Ártico nos afecte a nosotros? ¡De sobra! Protejamos el ártico porque…

1 – Es una ventana a nuestro propio futuro. Debido a las especiales características del ártico, el cambio climático afecta con mucha mayor rapidez a esta zona del planeta, las modificaciones, como el deshielo de glaciares o las variaciones genéticas en las especies, son rápidas y evidentes. El ártico es el termómetro de la salud del planeta. Mirando hacia el norte podemos hacernos una idea de lo bien (o mal) que cuidamos la Tierra.

2 – Dar una mano, es dar un brazo. Si facilitamos las prospecciones en busca de petróleo o gas natural, abrimos la caja de Pandora a un peligroso efecto mariposa político que, tarde o temprano, nos alcanzará. Adquirir protección y derechos lleva muchas décadas, perder todo lo conseguido es tan rápido como un par de decretos (sí, tenemos cierta experiencia). Las libertades también son exportables (y extrapolables). No permitas en el ártico lo que no te gustará que hagan en tu costa.

Ebro Cooliflower3 – El mar se elevará hasta 1,6 metros en el 2100. Dejando a un lado algunos problemas domésticos, como que el Delta del Ebro desaparezca por completo, o europeos (los Holandeses con la mitad de su territorio tomado por el mar, en vez de bicicleta llevarán barca a pedales), la elevación de las aguas anegará islas enteras y obligará a migraciones masivas a finales de este siglo. Y no son predicciones de “Nostradamus”, son datos fáciles de calcular. Sólo el archipiélago indonesio (237 millones de personas) comprende más 17.500 islas…

4 – ¡El temido Permafrost! Por mucho que el palabro de marras se nombre una y otra vez, seguimos sin asustarnos lo suficiente. Imaginad capas de hielo en la tierra con 500.000 años de antigüedad. Ahora pensad que, bajo esa capa, se acumula materia orgánica descompuesta con ingentes cantidades de metano (con 25 veces más poder calorífico que el CO2). Derretid el hielo y se duplicarán las emisiones totales del planeta en la mayor flatulencia traicionera de la historia. Se dice que el proceso puede ser irreversible.

Salva el Ártico. YA y AQUÍ.

Contempla cómo el hielo ha ido disminuyendo en las últimas décadas bajo estas líneas.

Leer más

Cada cosa en su sitio

24 de julio de 2012

 

Perdóneme señor, pero su atrevimiento se me antoja mayúsculo, aún debemos ser presentados formalmente y ya me pide sacrificios y sumisión. Sí, es cierto que padecí alguna relación rayando el masoquismo ¿y quién no?, pero al menos me encapriché de sensualidad, amabilidad o inteligencia… Sinceramente: he escuchado ciertos rumores acerca de sus devaneos e inconstancia. ¿Cuáles son realmente sus intenciones? ¿Puedo confiar en usted?

Lamento poner en duda su palabra, pero sigo esperando buenos modales, gestos de cariño, algún pequeño detalle… o al menos que se comporte cívicamente y no destroce mi jardín. Permítame que dude de este matrimonio de conveniencia; lo cierto es que por más que busco los beneficios de este vínculo de por vida, sólo veo inconvenientes, muy a mi pesar. Han llegado mensajes de malas lenguas diciendo que, además, usted (que nunca da la cara) necesita “creer en mí”, algo que, como humano de carne y hueso, me ofende profundamente. Ha tenido la oportunidad de preocuparse por mi vida cientos de veces, de ponerme rostro y averiguar qué persona se encontraba tras el DNI. Además de convertir mi realidad en mitología, últimamente destroza vidas, humanas o no, y me abandona antes de conocerme. “Son cosas de números”, dice usted, con malicia.

Señor, sepa la verdad sin más dilación: no le amo, de hecho, le detesto. Es usted el que carece de cuerpo y cara, el que toma las de Villadiego a conveniencia. Ha desaparecido cuando más le necesitaba, y me ha presionado para arrebatarme la felicidad. Debo decirle, disculpe mi atrevimiento, que es la peor relación que he tenido en mi vida, por eso le digo que me olvide, señor Mercado. Tengo que aceptarle por imposición político-divina, pero haré todo lo posible para ignorarle y que no me arruine la existencia en su búsqueda de beneficio. Usted quédese en su casa y yo en la mía; cada cosa en su sitio.

 

Greenpeace: “En este momento, un puñado de compañías petroleras están tratando de repartirse el Ártico, pero un movimiento mundial creciente se ha levantado para detenerlos. Firma ya y únete a la causa en:

 

http://www.savethearctic.org/

 

Intentemos que nuestro mundo no sufra mas nuestros errores…

El objetivo es conseguir un millón de firmas de personas de todo el mundo para solicitar a la Organización de las Naciones Unidas que declare el Ártico patrimonio de la Humanidad libre de la explotación industrial.”

 

 

Leer más

Compartir este artículo :

Cada cosa en su sitio