Noticias frescas

Archivo de etiquetas: reducir emisiones

Reclama tu coche eléctrico (III)

2 de septiembre de 2010

Reclama tu vehículo eléctrico. Este es el paso definitivo. Demos el salto cualitativo para empezar una nueva era.

Ética y estética; utilidad y futilidad

¿Grandes vehículos para grandes viajes o grandes vehículos para grandes egos ? Podemos plantearnos si nos conviene un automóvil de gasolina, gran tamaño y cilindrada para hacer la compra, transportar a dos/tres personas y hacer (con suerte) un par de viajes “largos” al año. Los vehículos eléctricos son verdaderamente prácticos. Un coche de combustión interna dispara su consumo en ciudad, un vehículo eléctrico es práctico, sobre todo, en grandes urbes (a bajas velocidades, no hay punto de comparación). Para hacer un viaje “largo”, se puede utilizar el transporte público o alquilar un vehículo mayor. Echa cuentas: con lo que ahorras en combustible y seguro, te sobrará para alquilar un vehículo mayor -si algún día lo necesitas de verdad-.

Sobre consumo y desplazamiento, hagamos otro ejercicio de sinceridad: Como media, los vehículos privados se utilizan a diario para moverse en espacios de menos de cinco kilómetros. En ciudad, la mitad de los viajes se hacen para recorrer tres kilómetros. Uno de los defectos que se achaca a los vehículos eléctricos es su falta de autonomía, pero las cifras reales indican que 80 km/100 km diarios de autonomía -la autonomía más baja de un vehículo eléctrico actual- son más que suficientes para la mayoría de usuarios.

Interesante EN-V de GM... ¿Será abandonado como el EV1?
 

Ni amar es poseer ni poseer es un lujo: la mal entendida propiedad

¿Cuantas veces has cambiado de teléfono móvil en los últimos cinco años? En una sociedad que nos enseña la importancia de amar lo desechable y no amortizable, es complicado que sobrevivan sistemas como el Bicing de Barcelona. Este tipo de servicio demuestra que es posible utilizar un vehículo sin “apropiarse” de él y con muchas menos preocupaciones. Es el futuro, y Hiriko su máximo exponente en motor. Este interesante vehículo español es perfecto para uso comunitario con flotillas de autos eléctricos. Los lugares habilitados, con paneles solares, se rentabilizarían por sí solos. Desplazamientos de un parking a otro, sin problemas de mantenimiento ni aparcamiento… parece un sueño, pero el ayuntamiento de Amsterdan ya ha pedido un estudio a Hiriko para implantar estos vehículos en sus calles. Aprendamos de los holandeses.

Hiriko, proyecto español de futuro

Los coches eléctricos son muy caros. Cierto… pero solventable

El coche eléctrico perfecto existe, es de la marca Tesla, pero es prohibitivo. La población no demanda vehículos eléctricos y las compañías venden vehículos ecológicos para eco-adinerados. ¿Quizá es más caro construir un vehículo eléctrico? No; la gran barrera del acceso limita la ley de la oferta y la demanda y la incomprensión de las administraciones encarece el producto. ¿De qué sirve una ayuda para un coche eléctrico que aún no existe o no está disponible, para un vehículo extremadamente caro, para un vehículo que no cuenta con puestos de repostaje…?

Si contamos con el presupuesto para conseguir un automóvil ecológico ¡enhorabuena!, en caso contrario, debes saber que ya existe un gran movimiento creciente que apuesta por la conversión de los vehículos de combustión. Nota para emprendedores: Un taller que se encargue de este tipo de conversiones y homologaciones sería una gran inversión…

Ante todo, necesitamos pioneros, valientes que allanen el camino. Buscamos crear un movimiento, y el movimiento se demuestra… conduciendo. Asociaros, unid vuestras peticiones, presionad a ayuntamientos… entre todos, estaremos abriendo el camino hacia un futuro mejor.

Enlaces para empezar a actuar:

Vehículos con descuentos del plan MOVELE (España)

Mapa de puntos de recarga (España, alargador.org)

Ejemplo de coche eléctrico “casero” (VER, Rosario, Argentina)

Desmontando el mito de las emisiones de CO2: La electricidad gana siempre.

REVA, rompiendo tópicos, una marca asequible

Firma tu petición de apoyo a los vehículos eléctricos


Leer más

PETA en cueros (ironías semi-veraniegas)

8 de junio de 2010

Restan casi dos semanas para el comienzo del verano y nadie lo diría. El sol, astro rey en las alturas y huevo frito gigante en las bajuras, se desquita reventando el termómetro, como si estuviera enfadado por exceso de cielo plomizo durante los meses fríos. Este es el momento del consiguiente calentón under our skin. Desconocemos si el baile de hormonas se debe a la luz solar, a los biorritmos naturales o a que todo el mundo va más ligero de ropa, pero a medida que el buen tiempo nos aborda -cosa rara- apetece alegrarse la vista y calentarse aún más. Cooliflowerenses, es el momento perfecto para hablar de PETA y, de paso, recopilar una buena selección de sus polémicas fotos.

Americas-Best-Dance-Crews-Layla-Kayleigh-For-PETA-02-lowLa Gente por el Trato Ético de los Animales, PETA, para el universo conocido, son famosos a nivel mundial para neófitos ecologistas por sus campañas pocas veces exentas de polémica. Nosotros, sinceramente, en una actitud muy ibérica, pasamos de todo esto porque nos parece ridículo.¡Qué podemos decir! Es extraño que un trozo de piel desnuda, pueda resultar obsceno para algunos sujetos que contemplan sin pestañear baños de sangre durante la sobremesa. Si las imágenes de sus campañas son obscenas, oportunistas, provocadoras o sexistas, la Venus de Milo o el David de Miguel Angel serían portada de Penthouse.

Entre las muchas virtudes de PETA, está la extensa difusión de sus campañas con grandes resultados. Saben presionar como pocas ONG’s (echad un vistazo a su campaña contra McDonalds). Lo que sí entra dentro de lo discutible es el límite de su filosofía, que puede llegar a equiparar a un asesino (para ser asesino, por definición, hay que matar gente) y una familia que sacrifica un pollo para comer. Dicho por ellos en su web “podrá creer que los animales deben ser sacrificados, que la gente de color debe ser esclavizada o que las mujeres deben ser golpeadas, pero no siempre tiene el derecho de llevar sus creencias a la práctica”. Bien; hasta que se demuestre lo contrario, el ser humano es omnívoro por naturaleza y el vegetarianismo una opción, saludable, pero opción…

¿Qué opinamos en Cooliflower sobre PETA? Aunque no estemos de acuerdo en ciertos aspectos y rechine su política de “eutanasia animal”, a veces, para equilibrar una balanza tremendamente desnivelada se necesita contrarrestar el exceso de peso… sin preámbulos: a grandes males pueden ser buenos los grandes remedios. Sobre lo que no albergamos dudas y compartimos con los descarados petarianos, es que una forma de acabar con el hambre en el mundo es consumiendo más vegetales; dicho por PETA: “Sólo el ganado del mundo consume una cantidad de comida equivalente a las necesidades calóricas de 8.700 millones de personas, es decir, más que la población total sobre la tierra.”. Y ahora, amigos, a disfrutar de las imágenes. Nos encanta ser concienciados así. ¡Viva lo verde! 😉

Descubre la canción de la semana.

AMARE-STOUDEMIRE-PETAgilbert-peta-1

NatasjaVermeerEarnYouWingsLoseTheFurPETAchristian_serratos_PETA

jamiebamber-PETAsasha-grey-peta

Leer más

Los pequeños detalles marcan la gran diferencia

29 de abril de 2010
En Cooliflower, desde nuestro origen, queríamos ser diferentes demostrando que un espíritu joven y dinámico no está reñido con el compromiso. ¡El trabajo, cuando es honesto, es duro pero merece la pena!

Las diferencias las establecimos en cada uno de los aspectos ligados a la marca: diseño, uso de algodón orgánico… y nuestro granito de arena para limpiar la atmósfera con el proyecto de reforestación de Sierra Gorda. También -¡qué os vamos a contar, lo estáis leyendo!- está este blog, que mimamos y actualizamos para que sea nuestra y vuestra voz verde, activa y viva… pero necesitábamos más, mejorar todos los aspectos para aspirar a la transparencia radical que propugna el ilustre Daniel Goleman. De este modo, a la hora de realizar envíos, decidimos encontrar en el mercado logístico nuevos valores que cuadrasen con nuestra visión de la ecología. Cooliflower compensa CO2, pero la nueva pregunta era ¿Y si pudiésemos compensar también el CO2 del transporte de nuestros productos?

redyserRedyser ha sido la respuesta. Nuestra conciencia está tranquila porque trabajamos con una joven empresa de transportes que coincide con nosotros, y no por casualidad, en el tono verde exterior e interior: todo el CO2 emitido por la flota de vehículos de Redyser es compensado con proyectos de reforestación. Nos aproximamos, más que nunca, al sueño de obtener productos que realmente marquen ecotendencia y no sólo minimicen el impacto producido en la atmósfera, sino que ayuden a mejorar el medioambiente.

Por todo ello, por una dura labor que va dando sus frutos, formamos parte de un libro editado por el área de desarrollo económico de la diputación de Barcelona sobre buenas prácticas empresariales en la industria textil (el documento se puede descargar, íntegro y en catalán, aquí). ¡Cooliflowerenses, estamos encantados de que se valore nuestro trabajo, porque en ecología -más que en ningún otro lado- cada pequeño detalle cuenta!

Leer más

Con tu ayuda, 2010 será diferente

3 de enero de 2010

 

Poco rescatamos del ecofiasco 2009, poco, pero muy positivo. La progresiva concienciación da sus frutos; ya somos millones los que buscamos activamente un mundo mejor. Y como tenemos claro que será la suma de todos los pequeños detalles la que cambie el planeta, hemos creado una sencilla lista con propósitos para el 2010.

 Baobob_tree

  • Bombillas de bajo consumo. ¡Ya! …Estáis saturados de escucharlo: Diez veces más duración, entre un 50% y un 80% de ahorro energético. Bien, insistimos ¿Aún queda alguna bombilla convencional en casa? Estás perdiendo mucho dinero y valiosa energía.

  • Saquemos partido a la tecnología. Existen electrodomésticos eficientes que aportan un ahorro considerable. ¿Por qué no ordenadores de bajo consumo? El Cooliflowerense que escribe estas palabras se enorgullece de usar un ordenador barato que consume menos que una bombilla.

  • Saquemos partido a la tecnología… pero no tanto. ¿Necesitamos cambiar cada seis meses de teléfono móvil? Las nuevas tecnologías no siempre facilitan la vida. Millones de personas mueren tanto en las minas de coltán como en las guerras vinculadas a la extracción de este raro mineral. Si tu móvil funciona, no es un ladrillo y no necesitas más… ¿Para qué quieres otro?.

  • Si no lo utilizas, ¡desconecta!. Un cargador de teléfono móvil conectado SIEMPRE consume energía (no deja de ser un transformador). Una televisión en Stand by (apagada con el mando a distancia) consume energía aunque no lo aparente. Apagar es un gran cambio.

  • Si realmente no necesitas el avión, no lo utilices, Rockefeller. No dejamos de insistir: Los vuelos domésticos son los principales aliados del CO2.

  • Busca comercio justo y ecológico. Compra -siempre que sea posible- con econciencia. Gaia y sus pobladores te lo agradecerán. Nosotros, Cooliflowerenses, os queremos en nuestras verdes filas. Compensamos el CO2 y utilizamos algodón orgánico, pero no somos los únicos que creemos en un mundo mejor. ¡Busca en el mercado!.

  • Y lo más importante: ¡Piensa!. No te conformes, no creas todo lo que dicen. Compara cifras y datos. Lee desde “Inteligencia ecológica” hasta “Las Mentiras del Cambio Climático”. Concédete el don de la autoindulgencia para rectificar sin miedo. La suma de diferentes e insospechadas realidades te dará respuestas coherentes. Toma la iniciativa y la responsabilidad, ningún político ni ONG decidirá sobre tus actos cotidianos.

Y ante todo, ¡sé feliz! Lo maravilloso de la ecología es que la vida, pese a todo, siempre se abre paso 🙂

Leer más

Una imagen vale más que…

26 de octubre de 2009

Los debates que se inician con “Una imagen vale más que mil palabras” son estériles. Podéis probar, os resultará divertido, de hecho, cuanto más “cultureta” sea el entorno, mucho mejor, porque surgirán eclécticas referencias culturales que irán desde Espinete hasta Lorca. Es la frase perfecta para iniciar un discusión entre los cooliflowerenses que defendemos el poder de las palabras y los que se aferran a las imágenes. Las conversaciones suelen ser así:

-El hombre llegó a la luna y todos lo pudimos ver. Es un hecho.

-Sí, pero lo que ha quedado para la posteridad es la frase de Neil Armstrong.

-¡No puedes discutir que vivimos en la era de lo visual!

-Quizá, pero ningún pintor ni director de cine ha logrado captar la magnificencia de la descripción de un Dios griego.

-Kubrik…

-Lessing…

Lo dicho. Un debate estéril. Las imágenes son directas y no entienden de sutilezas. El impacto es inmediato. Las palabras se deben mascar lentamente y tiene una digestión pesada pero quizá más razonada. Cooliflower no sería nada si las palabras que hablan sobre sus beneficios y las imágenes de sus productos no trabajasen juntas. Las letras se inventaron para dar forma a sensaciones y sentimientos, pero somos primates con buena visión y podemos expresar emociones con una pequeña lágrima o una casi imperceptible sonrisa.

Las demostraciones 350 del fin de semana representan esta unión. Se formaron a través de la gramática y quedaron retratadas en un mapa que impresiona al primer vistazo… Por una vez cederé; una imagen (con cifras) puede valer más que mil palabras.

View Actions at 350.org
Saludos a todos y muchas gracias a por hacer del pasado sábado un día único. 😉

Leer más

Un certificado que compensa compensar

6 de agosto de 2009

Somos buenos.

Buenos de los realmente buenos, de los que ceden el paso en las intersecciones, se acuerdan de los cumpleaños y sonríen al cartero. Tu también puede que seas tan bueno/a como nosotros, pero ¿a que te gustaría que te lo reconociesen con un poco más de ringorrango? Nos encantaría que recibieras galardones puntualmente con los que tapizar el salón (y un poquito, el alma). Imagina: “Premio a la mejor pareja del año”, “Medalla de oro al amigo constante”, “Diploma a la mujer que siempre llega puntual” o “Al hombre que sabe hacerse querer”. Mientras se crea la ONG que certifique tus acciones con aplausos, puedes sentirte orgulloso de pertenecer a Cooliflower, porque tenemos nuestro primer certificado (que también es tuyo) por la compensación de emisiones. Tenemos un diploma… por secuestrar.

certificado-accionatura-cooliflower-compensa-co2

¡Quién lo hubiese dicho!, algunos secuestros, sobre todo si son de CO2, resultan extraordinariamente positivos. Nuestra labor obtiene su primer certificado, que no será ni mucho menos el único, así que felicidades a los felicitados, homenajes a los homenajeados y sonrisas a los asonrisados. Esto nos alegra el día, tanto como 16,600 toneladas. Un gran brindis por nosotros, por ti y por el planeta.

Leer más

¡Participa!, Cooliflower te reclama

24 de julio de 2009

¡Esperamos tus respuestas al concurso!

Cooliflower needs you!

Cooliflower needs you!

¿Dónde está tu participación, ciudadano Cooliflower?

¡Ay! Toda la vida con quejas… que si esto está caro, que si nadie me regala nada, que si me gustaría ser más alta/o, que si este pantalón me hace gorda/o… ¿Y ahora qué? No señor, no tienes excusa. Lo puedes conseguir por la patilla, y sólo invirtiendo unos minutos.

Demuéstranos tu imaginación, ¡antes de que sea tarde… y no te lleves el premio!.

Luego dirás que no te avisamos… ¡Participa en el concurso!

Leer más

El Príncipe CO2

2 de julio de 2009

CO2 ciclo ceroco2 Cooliflower

Hijo, apaga la tele que te voy a contar un cuento… Erase una vez dos átomos de carbono y uno de oxígeno. Unos señores con bata blanca y microscopios bautizaron la unión con nombre y apellido de príncipe intergaláctico: Dióxido de Carbono, aunque fue más conocido por CO2. Hubo un tiempo en el que era respetado y querido, porque se sabía que el ciclo de la vida sólo era posible con su existencia.

Los seres autótrofos eran los grandes beneficiarios de sus propiedades. Aunque no estaban contentos con su nombre, porque, ¿a quién le gusta que le digan “eres un ser autótrofo”? (¿A ti sí?. Hijo, eres muy raro…) eh… A lo que iba; no se quejaban porque no podían hablar, y porque, además, eran muy educados. De hecho, eran tan sumamente correctos que no necesitaban a otros seres vivos para alimentarse, se contentaban únicamente con elementos como el CO2 o la luz del sol que, encima, transformaban en oxígeno. A estos primos verdes los llamamos “vegetación” y “fotosíntesis” a su alimentación, que permitía a nuestros pulmones funcionar.

Pero un día la humanidad comenzó a producir más CO2 de lo que la vegetación podía absorber, y entonces se manchó su nombre (no hijo, no he terminado, deja el mando de la tele).

Ahora bien, un ser humano coherente pensó, ¿podemos reducir las emisiones?, y así se intentó, pero la codicia humana (sí, lo que llaman desarrollo económico) parecía arrastrar un pesado lastre del que era difícil escapar, así que, para lograr más efectividad, alguien pensó en plantar más árboles; absorberían el exceso de CO2 y el mundo volvería a ser más equilibrado. Y entonces nació Cooliflower y se asoció a las buenas personas de http://www.ceroco2.org/ …y la tierra volvió a respirar.

-y los organismos autótrofos siguieron estando hasta el gorro de su nombre, pero esa, hijo, es otra historia. , ya puedes encender la tele…-.

Leer más

Compartir este artículo :

El Príncipe CO2