Noticias frescas

Archivo de etiquetas: ONG

Fuiste ecologista (retrospectiva)

22 de diciembre de 2010

Era de noche, casi Navidad; el aire se congelaba alrededor de las farolas, la lluvia bailaba rítmicamente sobre el parabrisas. El coche se paró frente a mi bloque. Disertabas sobre cómo arreglar el mundo; abriste la ventanilla y vaciaste el cenicero sobre el asfalto. Me mirabas con deseo y las pupilas dilatadas. Bajabas la cremallera de tu abrigo y te quejaste sobre la inmigración. Dijiste “te quiero”.

El calor empañaba los cristales. El frío, que helaba hasta los minutos, había atravesado la chapa y se instalaba dentro, en mis manos, en tu pecho. Te reíste a carcajadas cuando te hablé de la biodiversidad y el equilibrio. Equilibrio era conseguir el éxito, tener el depósito lleno y el estante repleto… Me besaste.

Bajé del coche y te vi marchar en un segundo. Me detuve frente al portal. En la pared de ladrillo aún se leían nuestros nombres; fueron escritos con tiza hace más de veinte años. Sé que fuiste tú, te vi dibujarlos, aunque siempre lo hayas negado. En el colegio odiabas reconocer que yo te gustaba tanto como amabas coleccionar hojas de árboles, tanto como disfrutabas de aquellos paseos a ninguna parte. Pensé en cuánto tiempo se mantendrían esos nombres, apenas legibles, antes de que la lluvia y el tiempo los hicieran desaparecer. Sin esos nombres ya no recordaré quien eres, ya no sabré quien soy.

Haz clic aquí.
·

Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

CAMÍ A COPENHAGE (III): L’ESPERANÇA

18 de diciembre de 2009

Ja hem arribat a Hopenhage, almenys virtualment. Den lille havfrue, la sireneta, ens rep i confessa els seus dubtes entre adoptar forma humana o tornar amb nereides i tritons. Si torna amb la seva família l’esperen vessaments i pesca incontrolats. Si decideix romandre a la vora del mar, contractarà una bona assegurança que cobreix els efectes del forat de la capa d’ozó – i danys per explosius, ja la van dinamitar fa temps -. Mals temps per a la sirena.

HopenhagueI no gaire millor per al ciutadà. La cimera contra el canvi climàtic ha estat manipulada hàbilment pels països més contaminants productius, preparant el terreny per escopir mesures insuficients. La doctrina neoliberal, la que diu que tots som lliures per enriquir-nos – i per morir de gana o viure en una caixa de cartró – coneix el seu mercat. Amb l’habilitat dels venedors asiàtics, la negociació prèvia ha estat un hàbil regateig. Tant, que qualsevol cosa firmada fins i tot ens semblarà bona. Obama somriu com un pres saberut a les dutxes a punt de dir “ooops!”, llançant dissimuladament la pastilla de sabó. “Yes, we can!” Clar, tu ja podràs…

Però hi ha motius per a l’optimisme. Internet, la diabòlica xarxa, ha aconseguit immobilitzacions sense precedents. Milions de firmes, mils d’esdeveniments, protestes… Ironies de la vida, el que en part va ser un experiment militar és l’element que ens dóna llibertat. A través de la xarxa i de manera paral·lela a la cimera, més de deu mil activistes d’ONG es reuniran a Copenhage.

Creuem els dits. Tots ens acollim al lema de Greenpeace “Our climate, our future, your decision” (el nostre clima, el nostre futur, la teva decisió), però hauríem d’afegir alguna cosa més: els nostres vots. Polítics sibil·lins i milionaris, més val que cobriu les vostres expectatives, sense nosaltres no sou ningú. Amb valor, alimentem l’esperança.

Leer más

EN ROUTE VERS COPENHAGUE (III) : L’ESPÉRANCE

18 de diciembre de 2009

Nous sommes déjà arrivés à Hopenhague, au moins virtuellement. Den lille havfrue, la petite sirène, elle nous reçoit et confesse ses doutes entre adopter une forme humaine ou revenir avec des néréides. Si elle revient avec sa famille des rejets et pêche incontrôlés l’attendent. Si elle décide de rester dans le bord, elle devra chercher une bonne assurance qui couvre les effets du trou de la couche d’ozone – et des dommages par des explosifs. Mauvais temps pour être sirène.

HopenhagueEt pas beaucoup meilleur pour être citadin. Le sommet contre le changement climatique a été habilement manipulé par les pays les plus polluants productifs, en préparant le terrain pour cracher des mesures insuffisantes. La doctrine néolibérale celle qui dit que tous sommes libres pour nous enrichir – et pour nous mourir de faim ou pour vivre dans une caisse en carton – connaît son marché. Avec l’habileté de boutiquiers asiatiques, la négociation préalable a été un marchandage habile. Tant, que n’importe quelle chose signée nous semblera déjà même bonne. Obama sourit comme un prisonnier savant dans les douches sur le point de dire “oops!”, en lançant avec dissimulation la plaquette de savon. “Yes, we can!”. C’est clair, tu pourras déjà …

Mais il y a des motifs pour l’optimisme. Internet, le réseau diabolique, a obtenu des mobilisations sans précédents. Des millions de signatures, des milliers d’évènements, de protestations … Ironies de la vie, ce qui a été en partie expérience militaire est l’élément qui nous donne une liberté. À travers du réseau et une forme parallèle au sommet, plus de dix mille activistes d’ONG’s se réuniront à Copenhague.

Croisons les doigts. Tous recourons à la devise de Greenpeace “Our climate, our future, your decision” (Notre climat, notre avenir, votre décision), mais nous devrions ajouter quelque chose de plus : Nos voix. Des hommes politiques et des colporteurs des millionnaires, couvrez plus nos attentes, sans nous vous n’êtes personne. Avec valeur, alimentons l’espérance.

Leer más

ROAD TO COPENHAGEN (III): THE HOPE

18 de diciembre de 2009

We have arrived to Hopenhagen, at least virtually. Den lille havfrue, the mermaid, receives us and confesses to us her doubts between adopting human form or returning with sea-nymphs and newts. If she returns with her family she will find uncontrolled spillages and fishing. If she decides to remain in the shore, she will have to contract a good insurance that covers the effects of ozone’s hole and damages for explosives; already it took place some time ago -. Bad times to be a siren.

HopenhagueAnd not much better to be a citizen. The summit against the climatic change has been manipulated skillfully by the most pollutant productive countries, preparing the area to spit insufficient measures. The neoliberal doctrine says we all are free to prosper – and to starve or to live in a box – knows the market. With the skill of Asian shopkeepers, the previous negotiation has been a bargaining: anything signed will seem to us to be even good. Obama smiles as a prisoner in the showers saying “oops!” throwing the tablet of soap. “Yes, we can!” You already will be able…

But there are motives for the optimism. Internet, the diabolical network, has obtained mobilizations without precedents. Million signatures, thousands of events, protests … Ironies of life, what partly was a military experiment is the element that gives us freedom. Across the net, more than ten thousand activists of ONG’s will meet in Copenhagen.

Let’s cross the fingers. We all take refuge in Greenpeace’s motto “Our climate, our future, your decision” but we should add something more: Our votes. Sibylline politicians and hucksters millionaires: cover our expectations. Without us you are nothing. Brave people, let’s feed the hope!

Leer más

Camino a Copenhague (III): La esperanza

7 de diciembre de 2009

Ya hemos llegado a Hopenhague, al menos virtualmente. Den lille havfrue, la sirenita, nos recibe y confiesa sus dudas entre adoptar forma humana o regresar con nereidas y tritones. Si vuelve con su familia le esperan vertidos y pesca incontrolados. Si decide permanecer en la orilla, contratará un buen seguro que cubra los efectos del agujero de la capa de ozono – y daños por explosivos; ya la dinamitaron hace tiempo-. Malos tiempo para ser sirena.

 

HopenhagueY no mucho mejores para ser ciudadano. La cumbre contra el cambio climático ha sido manipulada hábilmente por los países más contaminantes productivos, preparando el terreno para escupir medidas insuficientes. La doctrina neoliberal, la que dice que todos somos libres para enriquecernos -y para morirnos de hambre o vivir en una caja de cartón- conoce su mercado. Con la habilidad de tenderos asiáticos, la negociación previa ha sido un habilidoso regateo. Tanto, que cualquier cosa firmada ya nos parecerá hasta buena. Obama sonríe como un preso resabiado en las duchas a punto de decir “oops!”, lanzando con disimulo la pastilla de jabón. “Yes, we can!”. Claro, tú ya podrás…

Pero hay motivos para el optimismo. Internet, la diabólica red, ha conseguido movilizaciones sin precedentes. Millones de firmas, miles de eventos, protestas… Ironías de la vida, lo que en parte fue experimento militar es el elemento que nos da libertad. A través de la red y de forma paralela a la cumbre, más de diez mil activistas de ONG’s se reunirán en Copenhague.

 Crucemos los dedos. Todos nos acogemos al lema de Greenpeace “Our climate, our future, your decision ” (Nuestro clima, nuestro futuro, vuestra decisión), pero deberíamos añadir algo más: Nuestros votos. Políticos sibilinos y mercachifles millonarios, más os vale cubrir nuestras expectativas, sin nosotros no sois nadie. Con valor, alimentemos la esperanza.

Leer más

Cooliflower, una moda “paisajera”

29 de julio de 2009

Cada vez que compras Cooliflower nuevos árboles nacen y mejoras el planeta. El mundo es más   habicaja-cooliflower-mercado1table y te sientes mejor. Esto es la ecotendencia, una moda verde y “paisajera”, una moda que a todos sienta bien.

Cooliflower llega hacia ti directamente de la eco-tienda, de manera cómoda, rápida y directa, pero también convive junto a hortalizas y barras de pan. La ecotendencia se mueve por donde tú te mueves, se mimetiza con coliflores y baguettes para que dispongas de nuestros productos en el momento justo y lugar adecuado. ¿Sorprendente, distinto, original…? En realidad es pura eco – lógica puesta al día.

Las fotos que ilustran esta entrada son ejemplos reales de la influencia Cooliflower y del trabajo de reforestación que realiza CeroCO2 en Sierra Gorda, México.

sierra-gorda-cultivo-cooliflower

Esta iniciativa conjunta de la Fundación Ecología y Desarrollo y la ONG Acciónatura dirigida a la compensación de CO2 se traduce en acciones inmediatas contra el calentamiento global del planeta, ofreciendo soluciones viables y realistas.

¿Tú también quieres ser Cooliflower?

Leer más

Eterno Vicente Ferrer

8 de julio de 2009

Hace mucho tiempo leímos un breve cómic en el que un misionero llega a una tierra perdida (AVISO: lo que viene a continuación puede herir sensibilidades). El paisaje es desolador, mujeres, hombres y niños mueren de inanición por las calles polvorientas, pero el orondo misionero, sonriente, les promete ayuda. Unos días más tarde un avión sobrevuela la zona y se despliegan grandes paracaídas con pesados paquetes. La población espera con la mirada anhelante y platos vacíos en las manos. Cuando el misionero, tremendamente excitado, abre la primera caja y lo que muestra no es comida, sino un cargamento de biblias “para salvar a los descarriados”, los hambrientos pobladores de la tierra desértica deciden zamparse al rollizo hombre.

Video sobre este inmenso hombre:

Leer más

Compartir este artículo :

Eterno Vicente Ferrer