Noticias frescas

Archivo de etiquetas: navidad ecologica

Nos criamos esperando la nieve

23 de diciembre de 2015

Por Navidad, nos criamos esperando la nieve. Representábamos el veinticinco de diciembre con trineos, renos mal dibujados (perros mutantes) y belenes enharinados. Cualquier niño con televisión, desde el Valle de la Muerte, hasta el desierto de Almería, soñaba con su propio y sonriente muñeco helado.

Leer más

Feliz navidad en agosto

21 de diciembre de 2013

photo_1521_20060504_Free Range Picture

Te deseamos feliz navidad. Lo hacemos ahora, y lo haremos en agosto.

La navidad es ese corto espacio de tiempo, marcado por luces horteras y el anuncio de la lotería, en el que el aire se impregna con melancolía de otras navidades. Se sabe cuándo llega porque todos nos sentimos mejores personas, aunque quizá habla el alcohol, o el vino trabaja de traductor sentimental. Es lamentable cómo se justifican carantoñas espontáneas con un “había bebido”, como si el amor (con lengua de trapo, pero amor) fuera un tipo de lepra especialmente dañina. Nunca se ha escuchado a un empresario, después de un ERE injustificado, disculparse por haber tomado unas copas de más.

Con gorros rojos y blancos y abrazos gratis, cada día es una juerga del atleti (de Madrid o de Bilbao). Más que celebrar el nacimiento de Jesús, festejamos su despedida de soltero. En esta bacanal de pastiches culturales y películas de Disney el villancico apócrifo genuino es Last Christmas. Ya lo conocéis: Trata sobre corazones entregados y machacados, una acción muy de estas fechas. Sí, hay abundante literatura social y quejas sobre la hipocresía del 25 de diciembre; por cada persona que adora la navidad, otra la lanza por el retrete. A los que tiráis de la cadena y renegáis del joujoujou os decimos: estáis equivocados.

Porque no es un problema, por unos cuantos días, sentirnos generosos, solidarios, nostálgicos… Es saludable, muy bueno… ¡Grandioso! reflexionar, hacer balance, recordar el pasado, vivir sabiendo que las horas no son eternas. El problema, querido lector, no es la navidad, sino el hecho de vivir el resto del año con el alma entumecida y las caricias enjauladas, como si el goce de la vida real se reservara a eventos con fecha de caducidad.

Así, compañero/a de Cooliflower te deseamos feliz navidad hoy, el día 25 de diciembre y en agosto. Con cabeza, economía y respeto por el hígado, te deseamos felices fiestas todo el año.

Mantén el espíritu joven y sé una persona digna: es gratis y contagioso. Sé paciente…

Leer más

El miembro fantasma vuelve por Navidad

6 de diciembre de 2011

Learn To Create Your Own Real Estate Investment Model In Excel

/2011/12/Christmas_Tree_WikiValen-Green2_low1.jpg” alt=”” width=”280″ height=”368″ />

“La cumbre del Clima de Durban afronta su final sin avances en la negociación de un acuerdo”

Si un brazo se amputa produce punzadas lacerantes. Es el dolor fantasma, fuera de toda comprensión científica. Algo irreal no debería incomodar pero lo hace, y con tenacidad masoquista. Es el comezón del alma, el prurito del pasado, el daño de lo inexistente.

Se conocen variados tipos de dolor fantasma, no sólo físicos. Ya es una pandemia crónica de esperanza anegada en inundaciones temerosas. Aparece la guillotina del calendario y cae un trozo de ilusión al cesto.

En Durban, el marco incomparable, que dirían los malos presentadores, del universal dolor fantasma, se someten al pensamiento espectral: hablar por hablar, lamentar lo que ya no se tiene, rebanar ilusión ajena con cuchillos de beneficio propio… Y los proyectos recortados, como Jacob Marley (toc,toc) regresan sazonados en polvo de guirnalda. El viento, demasiado cálido para las fechas, ulula su sibilino villancico: ¿dónde estabas entonces…? Al acecho, entre sombras de conciencia perdida, el miembro fantasma vuelve para besarte, para besarnos, bajo anodinos muérdagos de indiferencia.

¿Dónde estabas entonces?

 

 

Leer más

Compartir este artículo :

El miembro fantasma vuelve por Navidad