Agua

22 de marzo de 2010

Entre la tierra y la atmósfera terrestre, la cantidad de agua se mantiene constante; Nunca una gota más; nunca una gota menos. Esta es una historia del infinito circular, de un planeta que nace por sí mismo.”

Linda Hogan, Northern Lights

Cuando eras un niño, cubierto de sudor y bajo el sol veraniego, corrías hacia la fuente más cercana. Bebías, te mojabas, te empapabas; jugabas con el transparente líquido que fluía del grifo. Era algo mágico… y sigue siendo mágico. En los países más avanzados, si la necesitamos, ahí está, tan simple y clara, con sus dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Tan fácil y barata de conseguir que hasta maldecimos cuando la lluvia nos arruina una tarde en el campo.

El agua es el ingrediente transparente y fundamental de la biología. Sin aHomeward_bound_User Deepraj_Wikipediagua, poco diferenciaría a la Tierra del arenoso marte. No hablamos de un símbolo de vida, sino de la vida en estado puro, tan cercana y sincera que solo la echamos en falta cuando ya no está. Al beber un vaso de agua, no somos conscientes de nuestra posición privilegiada porque en el mundo, 884 millones de seres humanos no tienen acceso al agua potable. Estas personas, sumadas, superan con creces las poblaciones conjuntas de Estados Unidos, Indonesia y Brasil.

Ahora que ya sabemos la gran suerte que tenemos, quizá cambie nuestro punto de vista sobre el Día mundial del agua que celebra la UNESCO hoy, 22 de marzo de 2010. El ministro de exteriores canadiense, Lloyd Axworthy, afirmaba en 1999 que ya había lugares en los que un barril de agua costaba más que uno de petroleo. Después de más de una década de esta declaración, la UNESCO habla de 1,5 millones de niños menores de cinco años que fallecen a causa de enfermedades transmitidas por la hidro-contaminación. Por comparar datos, en doce meses mueren menos personas en el mundo por traumatismos en accidentes de tráfico.

Ahora, recuerda que el agua que sacia tu sed y te salpica, en la que te sumerges, con la que cocinas; el agua que discurre mansa por los ríos y ruge en los océanos, es lo más parecido a la verdadera magia que hallarás jamás. Venérala.

Leer más