Avaaz: Tiempo, causas, efectos y afectos

9 de septiembre de 2009

Un pequeño cambio en el despertador modifica la vida.

Un café tomado, con cinco minutos de antelación puede significar alcanzar una meta, sólo hay que modificar nuestra rutina para viajar en el tiempo. Es factible, el reloj no es un muro, se puede jugar con los segundos adelantando decisiones y estimando, parando el cronómetro y pensando. El tiempo es el medio que diferencia lo inerte de lo vivo, la evolución del inmovilismo. Si sigues la corriente cronológica -pero la estiras- cambias el destino, el tuyo, el de un desconocido, el del planeta entero… Las inversiones temporales producen réditos atemporales.

En la red, Avaazcomo una avalancha humana y jugando con el tiempo, así funciona Avaaz. En esta ocasión, iniciando la cuenta atrás hacia el gran cambio, estirando lo mejor que pueden las horas hasta el próximo fin de semana. Buscan conseguir fondos suficientes que cambien el cambio climático, que afecten al efecto CO2, desenmascarando causas casuales cuando son causales. La unión contra el cambio climático, por fin. y tomado en serio, sacando tiempo de donde siempre sobra, del corazón.

Cooliflower debe y puede contribuir, por lógica y sensatez, a esta campaña. Y os llama para que estiréis unos minutos leyendo su gran idea (HAZ CLIC AQUÍ). ¿No sería magnífico lograrlo, todos juntos, y cambiar efectos nocivos por afecto real a la Tierra?.

Leer más