Happy Mais construye

6 de mayo de 2010

   El producto que os presentamos, fabricado con mater-bi (básicamente, almidón de maíz orgánico) es totalmente biodegradable (podría servir incluso como abono), es inofensivo y además, con su venta, se protegen zonas forestales… pero lo mejor de todo es que  es constructivo. Constructivo de verdad.

Barco-HappymaisHappy Mais, moldeable y divertido, gusta especialmente a algunos cooliflowerenses maduritos que siempre hemos sido adictos a los juegos de construcción, aunque ahora ser constructor, vía cultura del ladrillo, sea casi peyorativo. Pieza sobre pieza, aprendimos a desarrollar nuestra imaginación, a ser pacientes, a crear… Era una bonita metáfora sobre el mundo: cada mini-ladrillo, por separado, no significaba nada, pero con paciencia e ingenio, se desarrollaban universos alternativos. Tan entretenidos como estábamos, clasificando y ordenando piezas, apenas prestábamos atención a la radio:

It’s build a house where we can stay,
Add a new bit everyday.
It’s build a road for us to cross,
Build us lots and lots and lots and lots”

 

Y, aunque no entendiéramos la letra, de algún modo el mensaje calaba. Algunos, nunca dejamos de querer seguir construyendo, ya fuera con palabras o hechos, mundos multicolores, mejores… aunque las piezas no siempre encajasen o la construcción se desmoronase. Nos dimos cuenta de que siempre había tiempo para rehacer los sueños y volver a empezar. Happy Mais, ecológico y asequible, con piezas moldeables y adaptables, es pura construcción constructiva para niños consecuentes no consentidos -y quizá consecutivos-. ¿Enseñamos -jugando- a las nuevas generaciones a ser constructores… pero otro tipo de constructores?

Para más información e ideas sobre su utilización, visitad su blog AQUÍ.

Leer más