Pequeños grandes monstruos

15 de enero de 2014

Monsters in your closet

“Esta es una pesadilla para los padres de todo el mundo que buscan comprar ropa para sus hijos que no contienen sustancias químicas peligrosas. Estos “pequeños monstruos” químicos se pueden encontrar en todo, desde diseños exclusivos de lujo a la moda barata, contaminando nuestras aguas de Pekín a Berlín. Por el bien de las generaciones actuales y futuras, las marcas deben dejar de usar estos monstruos”.

Chih Un Lee, Activista Detox de Greenpeace de Asia,

Cadmio Little Monster GreenpeaceMalignos duendes que convierten peces machos en hembras. Temibles criaturas que envenenan los ríos o dañan huesos y riñones. Simpáticos, en apariencia, gnomos de colores que deforman el aparato reproductor… Greenpeace llama nuestra atención sobre los pequeños monstruos que se encuentran en el armario de los más pequeños. Reconocidas marcas utilizan componentes altamente peligrosos para hacer más llamativas o baratas las prendas. Puede ser un fijador de tinte, o un aroma especial; tras el brillante disfraz los monstruos acechan sin respetar infancia ni salud.

12 de 12, los datos son rotundos. De las doce marcas analizadas, ninguna pasó el corte. Todas dieron positivo en el uso de sustancias dañinas y/o peligrosas.

De momento, el informe sólo se encuentra disponible en inglés, aunque merece la pena estrujarse las meninges (y el inglés con mil palabras) para entender lo que en este blog hemos repetido una y cien veces: La ropa ecológica no es un simple capricho. Intenta ser más selectivo en la compra de tejidos porque la salud del planeta también incluye la tuya. Y la de los más pequeños.

2014-01-15_2040042014-01-15_203936

Visita la página web de Little Monsters aquí.

Leer más