Tóxicos: ¡Vaya tela (s)!

26 de agosto de 2011

Nombrar a Greenpeace en el mundo ecológico es el equivalente a cerrar un frase con “porque yo lo valgo”. Habrá quién tenga información de calidad, surgirán medios con datos fiables, pero, desde luego, prácticamente nadie comparte su tirón mediático.

(Momento envidia).

El nuevo informe de Greenpeace revela algo… que era un secreto a voces, porque la industria textil es una de las más contaminantes del planeta: “la presencia de sustancias peligrosas, como nonilfenol etoxilatos, en prendas de ropa de 14 marcas internacionales, entre las que se encuentran Adidas, H&M y Lacoste”.

Lo más preocupante (para los preocupantes despreocupados) es que el peligro no está sólo en los países donde se vierten los químicos, la química nos la llevamos a casa: “La contaminación se dispersa por toda la cadena de suministro. A través del lavado de las prendas contaminadas se liberan estas sustancias a los ríos de todo el mundo.”. Dice Sara del Río (“del Río”, ¡Cómo son los de Greenpeace, hasta los apellidos son ecológicos y casan con las notas de prensa!).

Ahora que ya pica la curiosidad, ¿cuántos tipos de compuestos químicos textiles encuentras a diario, y qué daños causan? Os presentamos una muestra después del salto y damos un consejo con voz tenebrosa: desconfía de las telas que no se arrugan… ¡Cooliflower se arruga, claro! (Otro día os hablaremos de tejidos sintéticos).

¡Hop! 😉

Leer más