Negavatio: menos energía, más eficiencia

10 de julio de 2011

Siempre nos han enseñado a medir la rentabilidad basada en el consumo, ¿qué ocurre con el ahorro por eficiencia?

Si te compras unas zapatillas marca ACME, presumes de lo poco que gastas (¡Un chollo!, sólo se

is euros!). Las zapatillas te hablan a las dos semanas, se cuartean a los tres meses y a los cuatro tus pies parecen codillos de ternera con chucrut. Reconócelo: las zapatillas “mega-guay”, que te costaron diez veces más, ya llevan dos años contigo. En costes reales, las ACME (ya lo decían los abuelos: “lo barato sale caro”) han sido tu peor compra desde el disco de “Grandes éxitos del heavy metal al acordeón”. Y esta explicación, aunque se parezca lo que un huevo a una castaña, es el concepto del negavatio…

Quizá algún día se invente otra unidad de ahorro para el tiempo perdido que un trabajador salva a su empresa, los disgustos que una pareja no ocasiona o la sabiduría que aporta negarse a leer bazofia… de momento, nos conformamos con esta unidad “negada”, concebida hace más de 20 años.

A Amory Lovins se le ocurrió, no sabemos si solo o con absenta on the rocks, la idea de un vatio que se ahorra por la eficacia del consumo. En casa, el concepto es interesante pero difícil de comprobar, salvo que utilices algún aparato diseñado (¡los hay!) para medir el consumo. Alguien que compra una televisión LED de última generación conseguiría negavatios por mayor eficiencia, pero quizá el coste energético del aparato contrarrestase la buena voluntad del televidente… Y, que queréis que os diga, dejar apagado el paralelogramo tonto el máximo tiempo posible es más eficaz para ahorrar vatios y neuronas.

Consumo doméstico aparte, el incentivo por negavatios ya está ampliamente difundido por EEUU y es bastante conocido en Australia. ¿Cuándo nos pagarán en España por ser buenos y consumir poco? ¿En qué momento las compañías eléctricas nacionales dejarán sus estimaciones abusivas y tratarán a los clientes como seres responsables? Yo no lo sé. Sería más sencillo averiguar los números del próximo Euromillón.

Si clicáis aquí veréis una utilidad de Google para medir la eficiencia energética en sus últimos estertores. Deben de estar destinando sus recursos veraniegos a un buscador de “fiesta rave más cercana”.

Feliz y brillante semana. 😉

Leer más