3 años de Cooliflowerenses sin vergüenza ;-)

20 de junio de 2012

 

¿Qué se aprende tras un trienio? Se aprende a andar, a decir “no” y a reconocerse en un espejo. Sí, justo como un niño. Somos una filosofía (paso de decir “marca”) muy joven. Somos como un bebé, pero con control (casi) total sobre el esfínter.

¿Qué se aprende tras un trienio? ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿Por qué Cooliflower y no “Coliflor guay”? Tanto para recién llegados, como para seguidores prehistóricos, os explicamos de qué va Cooliflower, Are you ready? Preparats? ¿Preparados?

<Fundido en afro-americano>

 

Cooliflower 3. Terceras partes sí pueden ser buenas (Véase El Padrino y Toy Story)

 

Año 2009. The Black Eyed Peas están a punto de lanzar “I Gotta Feeling”, el single con el que dominarán las caderas de la próxima década (tú también lo sigues bailando, te hemos visto). Es el año de Darwin y del gorila. Es el año en el que dos submarinos nucleares, uno británico y otro francés, chocan a gran profundidad ¿cómo narices se las apañaron? ¿Se saltaron un ceda, o es que no miraban el retrovisor? ¿Les faltaba espacio? ¿Hicieron parte amistoso…? ¡Perdón! Continuamos: 2009 también es el año de las fibras naturales, la situación perfecta para que surja Cooliflower, una filosofía ecológica -recalco- más que marca, envuelta en algodón orgánico Fox Fibre, firma que terminaría hermanada a la nuestra. Y en medio de todo este tinglado, apareció vuestro blog. Yeah!

Desde el principio de los principios, Cooliflower brotó para una nueva especie que iría creciendo con nosotros, los cooliflowerenses, personas de todo sexo, género, edad y condición con espíritu crítico, irónico y realista, pero sobre todo con sentido del humor. Aunque en Cooliflower de vez en cuando nos pongamos serios, somos optimistas. ¿Crees que esta época es un asco? Prueba a ser clase media en la edad ídem, ¡ya verás las becas que te conceden! Nos gusta divertirnos y ser felices con lo que hacemos. Es la razón de ser de la ecotendencia, el término con el que bautizamos un modo de entender la ecología (termino que nos han fusilado a eco-discreción, por cierto).

 

Y llegados a este punto (no confundir con punto y final), gritamos a los cuatro vientos que inventar otra forma de ver la ecología, nos llena de orgullo (y satisfacción 😉 ), y por eso os prometemos que:

–       Seguiremos siendo igual de irreverentes… o más. De nada sirve la libertad proclamada y no ejercida.

–       No os machacaremos con “spam”, tonterías varias, ni Powerpoints de “amistad” (¡esperamos reciprocidad!).

–       Continuaremos apostando por concursos de blogs en los que jamás valorarán la calidad ni la originalidad, y en los que salvo que se vuelvan locos, no nos darán un premio, aunque haya medios de renombre más planos que Planín y que aburren a un reloj de arena.

–       Insistiremos en que no hay nada más democrático que disfrutar de la naturaleza. Y nada más realista que aceptarnos como eco-urbanitas (si no fuera así, no estarías leyendo estas líneas en un ordenador).

–       Y prometemos que seguiremos creando e imaginando, todo para fomentar la ecotendencia y el pensamiento plural. Vivan las mentes ricas e inquietas.

 

Os queremos, Cooliflowerenses. Y os animamos a que descubráis nuestras entradas con más solera; algunas, poco conocidas, son nuestras favoritas. 😉 También os animamos a que conozcáis nuestros productos aquí. Celébralo con algo muy “cool” tras el salto…

Leer más