Noticias frescas

Archivo de etiquetas: compensación de co2

Un brindis por el descorche

8 de enero de 2010

La mitad de los alcornoques de todo el mundo se encuentran en la península ibérica. Y no nos referimos al adjetivo calificativo, ese otro tipo de “alcornoques” de naturaleza simple, está más extendido pero menos cuantificado.

 

Quercus_suber_JPG1Deberíamos dar las gracias a estos robustos árboles. Multitud de especies animales y vegetales están asociados a ellos, generando ecosistemas estables y ricos. Los alcornoques son representativos vegetales fénix de la naturaleza; amigos que nunca fallan y perdonan nuestras faltas, siempre firmes contra fuego, viento o incompetencia. Su gruesa corteza les salva de incendios y es cedida altruistamente para uso industrial. Este majestuoso gigante está profundamente enraizado a nuestra historia. Entre España y Portugal, se abarca la mitad de los alcornocales de todo el mundo y más del 80% de la producción del corcho mundial.

La tala indiscriminada, los incendios y la especulación inmobiliaria merman nuestros bosques, pero cuando las políticas medioambientales no salvaguardan el entorno, lo puede hacer la industria, la misma que en ocasiones es responsable de la deforestación.

El corcho está siendo sustituido tristemente por materiales no sostenibles (ver AQUÍ). Cada día es más frecuente encontrar botellas de vino y cava con tapones de plástico. Si otros medios fallan -el óxigeno que liberan los árboles no se mide en euros, por lo tanto no siempre despierta interés comercial- hay que convencer a empresarios e instituciones de que la superficie forestal, además de “ornamental” es rentable. Nuestro mensaje es claro y directo: La naturaleza, salvo contadísimas excepciones, no suele ser mejorable. El corcho debe seguir siendo nuestro gran aliado, ya sea en forma de tapón o como aislante natural.

Cooliflowerenses, si queremos corresponder al alcornoque sin ser tocayos, brindemos con conocimiento. Utilicemos corcho y salvaremos bosques.

Leer más

Planta tu árbol

16 de agosto de 2009

Hace tres post -es fantástico poder medir el tiempo en palabras- hablábamos sobre El poder de muchos. Explicábamos la capacidad que tenemos, como colectivo, para lograr grandes objetivos sumando esfuerzos.

Cooliflower colabora con CeroCO2, formada por las ONG’s (sin ánimo de lucro) Fundación Ecología y Desarrollo y acciónatura… y de esta última asociación, nació plantatuarbol.com.

Ampliando la idea de El poder de muchos, hemos decido dedicar un espacio a este proyecto; uno de los más cercanos, bonitos e innovadores que hemos encontrado. A través de la página Planta tu árbol, llena de consejos y bosques virtuales, Acciónatura ha creado un espacio ideal para que niños (y no tan niños, me incluyo) aprendan a cuidar el medioambiente y a plantar y hacer crecer un árbol.

En nosotros está que el árbol crezca sano o se quede seco como la mojama… Afortunadamente, el cuidado es virtual, porque Acciónatura ya se encarga de gestionar nuestros cuatro euros -que cuesta un apadrinamiento- extrapolando código binario a tangibilidad, creando paisajes y plantas savias de verdad.

plantatuarbol-cooliflower-accionatura

Si pincháis en la imagen, veréis la ficha de nuestro pequeño brote “Hope”, al que todavía le queda bastante para ser un roble adulto, como su padre (por lo de adulto, no por lo de roble). Con este pequeñín -que aún no es más que unos pocos píxeles- colaboramos en la reforestación y recuperación de bosques en Galicia.

Regístrate en plantatuarbol.com, elige tu proyecto y convierte lo virtual en real -y queda estupendamente, dedicando un árbol a esa persona que aprecias-

Leer más

El poder de muchos

7 de agosto de 2009

 

 sierra-gorda-vista-general-cooliflower-low1

¿Y si todos los chinos saltasen a la vez? ¿cambiaría el mundo, se produciría un terremoto, la tierra variaría su órbita? ¡Qué va! Esos son cuentos chinos. Pero, ¿Y si cada uno de ellos plantase un árbol?

De acuerdo: no existe un número oficial de árboles para que sea considerado “bosque”, entonces, creemos nuestro propio mini-bosque de 50×50 unidades, lo suficientemente grande como para que ese conjunto generoso, de sombras tenues y hojas cargadas de clorofila, se reproduzca y nos oxigene.

Si multiplicamos 50×50 obtendríamos un entorno verde de 2500 árboles. Así que, si 1.330.044.605 chinos censados plantasen un árbol, se generarían más de medio millón de bosques. Por supuesto, esta divagación medioambiental no deja de ser la elucubración de un cooliflowerense a treinta grados a la sombra, pero, no discutiréis que a veces el calor tiene efectos positivos en el cerebro: Sólo con la voluntad de 2500 personas se puede fabricar un (pequeño) bosque.

Y lo mejor es que, además de poder hacerlo in situ, con pico y pala, también podemos trabajar con unos pocos clics. Ya sabéis que Cooliflower compensa el CO2 pero odiaríamos ser los únicos. Por poner algunos ejemplos, las empresas ichapter y Timberland fomentan la plantación gratuita de árboles a través de dos iniciativas en Facebook (ichapters), (earthkeepers). Otra página de gran interés es Tree-nation, en la que realizan un trabajo excelente favoreciendo la plantación a nivel global y de forma localizada.

Todas las iniciativas reales son positivas. Debemos aprovechar el verdadero poder que nos brinda internet: El poder de ser muchos.

Leer más

Un certificado que compensa compensar

6 de agosto de 2009

Somos buenos.

Buenos de los realmente buenos, de los que ceden el paso en las intersecciones, se acuerdan de los cumpleaños y sonríen al cartero. Tu también puede que seas tan bueno/a como nosotros, pero ¿a que te gustaría que te lo reconociesen con un poco más de ringorrango? Nos encantaría que recibieras galardones puntualmente con los que tapizar el salón (y un poquito, el alma). Imagina: “Premio a la mejor pareja del año”, “Medalla de oro al amigo constante”, “Diploma a la mujer que siempre llega puntual” o “Al hombre que sabe hacerse querer”. Mientras se crea la ONG que certifique tus acciones con aplausos, puedes sentirte orgulloso de pertenecer a Cooliflower, porque tenemos nuestro primer certificado (que también es tuyo) por la compensación de emisiones. Tenemos un diploma… por secuestrar.

certificado-accionatura-cooliflower-compensa-co2

¡Quién lo hubiese dicho!, algunos secuestros, sobre todo si son de CO2, resultan extraordinariamente positivos. Nuestra labor obtiene su primer certificado, que no será ni mucho menos el único, así que felicidades a los felicitados, homenajes a los homenajeados y sonrisas a los asonrisados. Esto nos alegra el día, tanto como 16,600 toneladas. Un gran brindis por nosotros, por ti y por el planeta.

Leer más

Cooliflower, una moda “paisajera”

29 de julio de 2009

Cada vez que compras Cooliflower nuevos árboles nacen y mejoras el planeta. El mundo es más   habicaja-cooliflower-mercado1table y te sientes mejor. Esto es la ecotendencia, una moda verde y “paisajera”, una moda que a todos sienta bien.

Cooliflower llega hacia ti directamente de la eco-tienda, de manera cómoda, rápida y directa, pero también convive junto a hortalizas y barras de pan. La ecotendencia se mueve por donde tú te mueves, se mimetiza con coliflores y baguettes para que dispongas de nuestros productos en el momento justo y lugar adecuado. ¿Sorprendente, distinto, original…? En realidad es pura eco – lógica puesta al día.

Las fotos que ilustran esta entrada son ejemplos reales de la influencia Cooliflower y del trabajo de reforestación que realiza CeroCO2 en Sierra Gorda, México.

sierra-gorda-cultivo-cooliflower

Esta iniciativa conjunta de la Fundación Ecología y Desarrollo y la ONG Acciónatura dirigida a la compensación de CO2 se traduce en acciones inmediatas contra el calentamiento global del planeta, ofreciendo soluciones viables y realistas.

¿Tú también quieres ser Cooliflower?

Leer más

¡Participa!, Cooliflower te reclama

24 de julio de 2009

¡Esperamos tus respuestas al concurso!

Cooliflower needs you!

Cooliflower needs you!

¿Dónde está tu participación, ciudadano Cooliflower?

¡Ay! Toda la vida con quejas… que si esto está caro, que si nadie me regala nada, que si me gustaría ser más alta/o, que si este pantalón me hace gorda/o… ¿Y ahora qué? No señor, no tienes excusa. Lo puedes conseguir por la patilla, y sólo invirtiendo unos minutos.

Demuéstranos tu imaginación, ¡antes de que sea tarde… y no te lleves el premio!.

Luego dirás que no te avisamos… ¡Participa en el concurso!

Leer más

El largo y cálido verano II (Stop CO2)

21 de julio de 2009

incendio-verano-cooliflower

Se aproxima agosto y -otra vez- no hay quien duerma. Por la ventana abierta oímos a las Jennis y Vanessas locales pidiendo un fiti al Toni de turno, que acaba de instalar un subwoofer a su carro tuneado (Tatúntantún, tatúntantún…) Nos levantamos con ojeras.En la radio hablan de incendios forestales y de hectáreas quemadas. Otra vez. Todo se repite, como el verano pasado, y el anterior… Claro; es la época de quemar montes.

Y nos quedamos tan panchos, como si formara parte del ciclo de la vida. En realidad, apenas existen incendios de gravedad por causas no humanas. Vidrios, cigarros, quema de rastrojos… y la leyenda urbana –amparada en estadísticas– que destaca cómo los mayores incendios suelen coincidir con el apogeo de los “boom” urbanísticos. Curioso y lamentable. Y lo malo no es sólo la pérdida de fauna, flora o las víctimas humanas; el fuego libera toneladas de CO2 y ese mismo dióxido de carbono no puede ser absorbido por la vegetación carbonizada. Sumemos el calentamiento global y… Sí; pinta muy mal.

Vale, ¿Y cómo actuar?: En 2007 fue absuelto un incendiario que llevaba litros de gasolina, disolventes, mecheros, cerillas, mechas, piñas secas, bengalas y mapas de las zonas a quemar, además de ser reconocido por testigos… Así que, compañeros de Cooliflower, nos toca actuar a nosotros metiendo caña a la administración, siguiendo normas básicas y compensando CO2.

¡Juntos podemos lograrlo!

Actualización: Muy triste lo ocurrido en Els Ports. Las vidas humanas valen más que todo el oro del mundo, máxime cuando se arriesgaban por los demás. Lo lamentamos profundamente.

Leer más

¡Muerte a la bolsa! (de plástico)

16 de julio de 2009

¿Qué cabe en una bolsa?. Regalos, ilusión o la pragmática compra de la semana. En la bolsa del cabezoncete Sport Billy -que nos hubiera gustado más si hubiera sido tan ecológico como futbolero- cabía cualquier cosa, incluso una lancha o un grupo de samba. Pero no es de esta bicoca de la que tenemos que hablar. Hemos leído un interesante artículo de El País sobre el ocaso de otro tipo de bolsas, las de plástico.

Según El País, en España utilizamos al año una media de 238 por habitante, con su correspondiente coste energético y medioambiental. Ahí es nada… Lo que son las cosas, antiguamente algunas personas enterraban pequeños cofres con objetos y anotaciones para generaciones futuras. En este siglo, en cambio, somos más gamberros y directos en el mensaje: “Nos importáis cero coma”, decimos, depositando bolsas que tardan cien años en descomponerse, latas que duran cinco siglos o vidrios que seguirán bajo la arena dentro de mil años. Nuestra memoria permanecerá, ¡vaya que si lo hará!, pero en el más allá nos pitarán los oídos ectoplásmicos. Así que mejor aplicarnos ahora porque reciclar es importante, pero reutilizar la misma bolsa, -que si es Cooliflower además compensa el CO2-, es mejor todavía.

Las nuestras son bonitas,  marcan ecotendencia y estarán llenas de lo que tú quieras, pero sobre todo, rebosan intenciones positivas.

Por lo tanto, -¡Preparáos!- se aproxima la era Cooliflower! (y de bolsa en bolsa, os dejamos con un video (¡lágrima!) de nuestra otra bolsa favorita para treintañeros nostágicos y curiosos)

Leer más

Compartir este artículo :

¡Muerte a la bolsa! (de plástico)