Emisiones de CO2: todo se reduce a esto

26 de agosto de 2009

Sí, somos la primera marca de eco-tendencia que lucha contra el exceso de CO2. Cuando nacimos, decidimos que una de nuestras camisetas compensaría las emisiones de un automóvil durante un mes, pero la lucha no sería completa si no atajábamos el problema de raíz. <Modo sermón OFF>

Los problemas se cuantifican para crear estadísticas. Las hay positivas, negativas, inútiles y otras incomprensibles. Sobre estas últimas, se estima que el 80% de los contaminantes emitidos a la atmósfera proceden del transporte y, según una encuesta de Hogares y Medio Ambiente 2008 que ha publicado el INE este mes, el 76,9% de la población está muy preocupada por el medio ambiente. Aún así, sólo el 4,4% de los hogares tienen en cuenta las emisiones en la compra de un automóvil. (puedes descargar el informe AQUÍ.)

Está bien. Quizá un automóvil eléctrico, híbrido o de bajas emisiones sea caro, o quizá lo que preocupa y lo que nos ocupa sean cosas diferentes.

amapolas Cooliflower CO2Entonces, deberíamos apelar a la lírica. Hablaríamos de vida pausada y contemplativa, de nuestro querido Thoreau, de “lo importante del viaje que es el viaje en sí mismo”, de prados arbolados convertidos en toscos bocetos vistos desde una ventanilla, de las miles de personas y lugares que escapan a toda velocidad y de todo lo perdido en el camino de la premura.

Podríamos hablar de detener el tiempo, olvidar nuestro ombligo y mirar afuera. De las sonrisas que -deteniéndonos; sólo deteniéndonos- quizá volvamos a ver. Hablaríamos de tantas cosas… pero en realidad la lírica comprimida en 250 palabras de un post se reduce a esto:

Aparca el coche, respira (¡y vive!)

Leer más