Carreteras de vidrio. Si tú te lo crees, yo me lo creo*

21 de octubre de 2009

El 12 de febrero de 2010 llega el primer prototipo, y si todo sigue el plan previsto, el asfalto podría tener sus días contados. Imaginad una carretera de vidrio con paneles solares bajo su superficie y LEDs que se encienden para dar mensajes, dibujar lineas y establecer limitaciones de velocidad acorde con el tráfico, todo en en tiempo real.

Carretera vidrio 2Las carreteras estarían compuestas por paneles de 3,6×3,6 metros, que costarían 10.000 dólares. Seis de estos placas producirían la totalidad de energía de un hogar medio estadounidense. El inventor e impulsor de esta iniciativa, Scott Brusaw, afirma “Basado en mis cálculos, al 15 por ciento de eficiencia producimos más de tres veces la electricidad que nunca habíamos logrado. Creemos que podemos conseguir energía suficiente como para alcanzar la demanda de toda la nación”.

Cooliflowerenses, si esto se hiciese realidad las centrales solares abarcarían cientos de miles de kilómetros, circularíamos sobre placas solares con la la posibilidad de cargar vehículos eléctricos con energía fresca, recibida diréctamente del ex-afalto. El CO2 sería una preocupación menor y los monjes budistas ampliarían su negocio.

De momento, aunque el concepto sea alentador, aún quedan muchas trabas para alcanzar el objetivo. Se tendría que construir un tipo de vidrio altamente resistente, que no hiciese resbalar a los vehículos y -posiblemente lo más complicado- que tuviese alguna forma de autolimpiado para que pudiese captar los rayos solares a plena capacidad.

Pero nosotros nos lo creemos. Más difícil era aquello de fabricar café soluble y mira…

*Frase original del mítico Rana

Leer más