Noticias frescas

Archivo de etiquetas: Calentamiento Global

El aguante de los seres menores

22 de julio de 2015

“Resiliencia” era una palabra casi desconocida hasta hace pocos años, lo que era una buena señal. Los padres de nuestros padres ya la llevaban de serie. En sus tiempo no había terapias, amigos cabroncetes, ni drogas con receta. O te sobreponías, o te sobreseían tus funciones vitales (p’al hoyo).

Leer más

Bajo el mar, bajo el mar…

15 de mayo de 2011

Conectamos con el servicio de la DGTS para saber cómo se encuentran los accesos a Barcelona: “Buenas tardes. Tarde tranquila en Barcelona. Los accesos al islote de Montjuic se encuentran despejados. La antigua ronda Litoral presenta ligeras retencion

es de medusas por una manifestación de percebes. El mar de L’Hospitalet está en calma; las corrientes submarinas que llegan a la playa de Gràcia no sufrirán variaciones. No olviden llevar el bañador si tienen que ir a la oficina. Esto es todo desde la Dirección General de Tráfico Submarino, les informa Silvia Calamar”.

Barcelona inundada forma parte de un futuro probable que –esperamos– no llegue a ser real. Los efectos del calentamiento global subirán el nivel del mar, dependiendo del optimismo del estudio, entre dos y sesenta metros en sólo cien años. Poniéndonos negativos y con cuarenta metros de elevación, la previsión de la DGTS en Barcelona sería la misma con la que empezábamos este artículo: los habitantes de San Andreu de la barca, una población de interior a 25 kilómetros de Barcelona, harían honor al nombre de su municipio.

En una previsión mucho menos catastrofista, con una inundación de 6 metros, Sevilla tendría su propia playa. Con sólo 2 metros de elevación el aeropuerto de Barcelona sería una marisma y el delta del Ebro desparecería por completo. Y si aquí pensamos que es un problema, los habitantes de los Países Bajos lo tienen bastante peor: un solo metro de subida (algo que no sólo es factible, sino casi inevitable) les quitaría medio país.

A nivel global, os ofrecemos un dato para pensar: la mitad de la población mundial vive a menos de 25 kilómetros de la costa y necesitará un nuevo lugar en el que vivir. Si piensas que la inmigración es un problema, ve cambiando de planeta… El consejo Cooliflower es simple: ahora que se acercan las elecciones, escoge con cuidado tu voto y presiona a la administración para frenar el cambio climático desde ya, antes de que no haya vuelta atrás. Eso, o si vives cerca de la costa, compra un buen bañador. Si te gusta el mar lo vas a pasar pirata.

Curiosidad malsana: comprueba aquí si seguirás teniendo casa.

Leer más

El cambio climático no existe.

31 de agosto de 2010

Me gusta mi vida. Tengo un buen trabajo, una esposa devota, un Audi todoterreno y un apartamento en la playa. Soy feliz y me siento orgulloso de decir esto bien alto: no creo en el cambio climático. Es un puñetero cuento, un negocio para quitarnos dinero. Antes creería en San Valentín o en Papá Noel bajando por una chimenea. Si hay cambio climático, ¿por qué estos días tenemos la temperatura de siempre? ¿Por qué hay más lluvia que de costumbre en el mundo?. Mira a tu alrededor y utiliza el sentido común; está claro: el cambio climático no existe. Y punto.

Tengo un hermano al que quiero pero yo diría que es adoptado, el muy desgraciado. Parece una mezcla entre el Che Guevara y Eduardo Punset. Siempre está dale que dale con el efecto invernadero, los osos polares y los gases. Bastantes gases sufro tras las comidas. El pobre iluso dice que no contrasto información, que lo mio es “onanismo mental”. No se lo tengan en cuenta; es un cumbayá sin oficio ni beneficio. Tiene cosas ridículas; se pone de los nervios cuando alguien tira un cigarro al suelo. No compra atún porque dice que se extingue y “afecta a los delfines” ¿Acaso ha visto algún delfín triste? ¿Extinguirse? ¿Pero es que no ve los estantes del super llenos de atún? Atún al natural, en aceite, con tomate… ¡Hay tantas cosas que desconoce! El muy apátrida se alegró cuando prohibieron las corridas de toros en Cataluña. Todos sabemos que los toros no sienten: han nacido para morir y son un símbolo patrio. Y punto.

Es cómo lo de los extranjeros, que vienen aquí a quitarnos el trabajo y se llevan todas las ayudas del gobierno. Mi hermano dice “¿pero tú conoces a algún extranjero que tenga ayudas?”. Y yo le contesto que directamente no, pero que tengo un amigo que conoce a alguien que conoce a un vigilante del ministerio del interior… Y además el otro día recibí un email que lo explicaba muy claro, con fotos y todo. También recibí otro email que decía que Elvis vivía en Torrelodones y que si no lo reenviaba veinte veces me iba a salir un herpes, pero esto no viene al caso. A mí que no me coman la cabeza: los extranjeros vienen aquí a robar, las chicas con tanga son unas busconas y el cambio climático no existe. Y punto.

Y además… ¡Claro que contrasto la información! El otro día escuché un debate plural en Interconomía en el que todos los invitados estaban de acuerdo: esta estupidez del exceso de CO2 es un invento de los verdes y los jipis emporrados para acabar con el mercado. No nos quieren dejar fumar tabaco, nos quitan el alcohol, matan a los niños antes de nacer y encima quieren que ahorremos energía, con lo que cuesta ganar el sueldo. ¡Y yo me gasto mi dinero en lo que me da la gana, faltaría más! ¿Para qué he comprado cuatro aparatos de aire acondicionado… para pasar calor? ¿Qué será lo próximo, prohibir los carajillos y el fútbol los domingos?

Los restaurantes chinos cocinan gatos, los rumanos son mafiosos, los marroquíes terroristas y el cambio climático no existe. Lo sé de buena tinta. Y punto.

Leer más

Camino a Copenhague (IV y último)

20 de diciembre de 2009

 

Teníamos ligeras sospechas, pero ya no queda ninguna duda: No es el clima. No es el hombre. No es la falta de compromiso. Es el mal uso de la gramática el que está acabando con el mundo.

 

TierraNos toca lidiar con frases psicopáticas que sortean la moral. Sirven tanto para hacer daño de forma elegante como para planchar arrugas. Hablamos de lo Politically Correct, de la hipocresía hecha palabra, un Champagne de doscientos euros la botella reservado para altas esferas. No lo olvidéis, nunca hagáis un “ataque preventivo que provoque daños colaterales“. La maldad, amparada en la gramática, se debe hacer a escala planetaria. Dañar a un hombre rápidamente es delito, asesinar lentamente a miles se denomina política.

 Copenhague ha sido un circo romano donde se han debatido nuestros eufemismos favoritos con un sorprendente vencedor, una pequeña frase que pasará a la historia de forma vergonzosa: “Acuerdo no vinculante“. Necesitábamos mucho más que otro protocolo de Kioto y nos vamos con algo peor, una acuerdo no vinculante a revisar en un año. Es decir, podemos firmar una cosa y hacer otra. Nada representa mejor a toda una época.

 ¿Qué nos queda ahora? Bukowski decía “nos dan amables palmaditas en la espalda y dicen que es “política” nuestro veneno“, y el poeta, con su sinceridad a flote -un tapón de corcho sobre alcohol- decía la verdad. Como hace poco comentaba una amiga muy sabia; “siempre me tengo a mí misma, mi mejor amiga y consejera”. Y esto es lo que nos queda, que no es poco. Mirémonos ante un espejo y sintámonos orgullosos del reflejo, de lo que representa. Dejemos a los burócratas consumir su alma entre papeles. Demos ejemplo haciendo de nuestra vida un acuerdo vinculante, el que nos unió con la tierra cuando nacimos.

Leer más

Un certificado que compensa compensar

6 de agosto de 2009

Somos buenos.

Buenos de los realmente buenos, de los que ceden el paso en las intersecciones, se acuerdan de los cumpleaños y sonríen al cartero. Tu también puede que seas tan bueno/a como nosotros, pero ¿a que te gustaría que te lo reconociesen con un poco más de ringorrango? Nos encantaría que recibieras galardones puntualmente con los que tapizar el salón (y un poquito, el alma). Imagina: “Premio a la mejor pareja del año”, “Medalla de oro al amigo constante”, “Diploma a la mujer que siempre llega puntual” o “Al hombre que sabe hacerse querer”. Mientras se crea la ONG que certifique tus acciones con aplausos, puedes sentirte orgulloso de pertenecer a Cooliflower, porque tenemos nuestro primer certificado (que también es tuyo) por la compensación de emisiones. Tenemos un diploma… por secuestrar.

certificado-accionatura-cooliflower-compensa-co2

¡Quién lo hubiese dicho!, algunos secuestros, sobre todo si son de CO2, resultan extraordinariamente positivos. Nuestra labor obtiene su primer certificado, que no será ni mucho menos el único, así que felicidades a los felicitados, homenajes a los homenajeados y sonrisas a los asonrisados. Esto nos alegra el día, tanto como 16,600 toneladas. Un gran brindis por nosotros, por ti y por el planeta.

Leer más

¡Participa!, Cooliflower te reclama

24 de julio de 2009

¡Esperamos tus respuestas al concurso!

Cooliflower needs you!

Cooliflower needs you!

¿Dónde está tu participación, ciudadano Cooliflower?

¡Ay! Toda la vida con quejas… que si esto está caro, que si nadie me regala nada, que si me gustaría ser más alta/o, que si este pantalón me hace gorda/o… ¿Y ahora qué? No señor, no tienes excusa. Lo puedes conseguir por la patilla, y sólo invirtiendo unos minutos.

Demuéstranos tu imaginación, ¡antes de que sea tarde… y no te lleves el premio!.

Luego dirás que no te avisamos… ¡Participa en el concurso!

Leer más

El largo y cálido verano II (Stop CO2)

21 de julio de 2009

incendio-verano-cooliflower

Se aproxima agosto y -otra vez- no hay quien duerma. Por la ventana abierta oímos a las Jennis y Vanessas locales pidiendo un fiti al Toni de turno, que acaba de instalar un subwoofer a su carro tuneado (Tatúntantún, tatúntantún…) Nos levantamos con ojeras.En la radio hablan de incendios forestales y de hectáreas quemadas. Otra vez. Todo se repite, como el verano pasado, y el anterior… Claro; es la época de quemar montes.

Y nos quedamos tan panchos, como si formara parte del ciclo de la vida. En realidad, apenas existen incendios de gravedad por causas no humanas. Vidrios, cigarros, quema de rastrojos… y la leyenda urbana –amparada en estadísticas– que destaca cómo los mayores incendios suelen coincidir con el apogeo de los “boom” urbanísticos. Curioso y lamentable. Y lo malo no es sólo la pérdida de fauna, flora o las víctimas humanas; el fuego libera toneladas de CO2 y ese mismo dióxido de carbono no puede ser absorbido por la vegetación carbonizada. Sumemos el calentamiento global y… Sí; pinta muy mal.

Vale, ¿Y cómo actuar?: En 2007 fue absuelto un incendiario que llevaba litros de gasolina, disolventes, mecheros, cerillas, mechas, piñas secas, bengalas y mapas de las zonas a quemar, además de ser reconocido por testigos… Así que, compañeros de Cooliflower, nos toca actuar a nosotros metiendo caña a la administración, siguiendo normas básicas y compensando CO2.

¡Juntos podemos lograrlo!

Actualización: Muy triste lo ocurrido en Els Ports. Las vidas humanas valen más que todo el oro del mundo, máxime cuando se arriesgaban por los demás. Lo lamentamos profundamente.

Leer más

El largo y cálido verano (bacteriano)

9 de julio de 2009

agua-cociendo-bacterias-cooliflower-2

Con 17 años, muchos cooliflowerenses estábamos preocupados por conjuntar camiseta y tejanos. El acné era nuestro mayor enemigo y -sinceramente- problemas como el calentamiento global o el agujero de la capa de ozono nos importaban bastante menos que atusarnos el flequillo o aprender a levantar una ceja para hacernos los interesantes.

Ahora que ya sabemos arquear la ceja -y que seguimos siendo tan poco interesantes como entonces, pero con un gracioso tic en el ojo- nos cuesta creer que con esa egocéntrica edad Oscar Santegoeds se aleje del espejo, el muy tunante, y tenga los redaños suficientes como para publicar un estudio llamado, ejém, tomamos aire:Estudio de la influencia de la temperatura sobre bacterias quimiotróficas de la costa del Alt Maresme.” ¡Cof!… me falta la respiración.

Leer más

Compartir este artículo :

El largo y cálido verano (bacteriano)