Noticias frescas

Archivo de etiquetas: biogas

Divina Mierda

16 de abril de 2011

“Mucha mierda”: es la frase de los artistas para exorcizar el mal fario ante los estrenos y la que los japoneses dirían estos días, con otra connotación, si su sincrética educación se lo permitiera. Está en nuestra condición humana quitar hierro a lo feo o y reír de lo doloroso (u oloroso). Los anglosajones son menos escatológicos que los latinos, más traumáticos: “rómpete una pierna” augura porvenir de éxito, aunque también se use una expresión de asombro, holy shit!, que eleva a categoría de sagrado el estiércol de andar por casa.

Gene Logsdon (ver su blog aquí) es el granjero pragmático de Ohio que ha escrito Holy shit!, un tratado sobre mucha mierda desaprovechada de animales domésticos y/o humanos, para fabricar compost o reciclar el agua del inodoro para regar. Por ahora, no sabemos si por pudor, sólo se puede encontrar en inglés. Gene recupera una tradición absurdamente avergonzante porque el estiércol, amigos, es el origen de la vida, un bien sagrado. ¿Sabíais que en India las vacas son veneradas porque dan leche, pero también porque producen estiércol que es abono, ladrillo ecológico y combustible familiar? Como tantas tradiciones absurdas a los ojos del mundo aifonizado, lo místico proviene de lo lógico. Los desechos, como bien sabrá el que haya experimentado con una cerilla tras una copiosa fabada, encierran una poderosa fuente de energía. En ese principio se basan varios proyectos en todo el mundo que usan desechos animales para producir biogás… ¿Los pollos pueden salvar el mundo? Quizá. Y si seguimos el ejemplo de Oxfordshire, donde humanos sin complejos colaboran en producir su propia energía, también nosotros podremos hacerlo “en un abrir y cerrar de ojos” (efectivamente, esta frase es un divino chiste). 😉

Tras el salto, Dirty Science (en inglés)

Leer más

Som energia busca 350 valientes

5 de octubre de 2010

El gran Frank Miller puso de moda los espartanos con su cómic 300, Jack Snyder bordó la adaptación a la pantalla grande (¡ajú, ajú, ajú!) y el público se divirtió de lo lindo… ¿Todos? ¡No! Una aldea poblada de irreductibles críticos con gafas de pasta se defraudó: esperaban la segunda parte de Fanny y Alexander.

Nos guste más, menos -o nada- la historia de estos fornidos vigoréxicos guerreros, la historia de trescientos tipos conteniendo a pecho descubierto a todo un señor ejército persa, nos parece una introducción motivadora, sobre todo si (buenas tardes, le atiende fulanito) trabajas en atención al cliente en hora punta.

¿Y por qué en Cooliflower, ecológicos y pacifistas nosotros, os contamos esto? Lo contamos porque existe un paralelismo -cogido por los pelos- con los trescientos cincuenta seres humanos que se buscan para que Som energia se bata en las Termópilas de las multinacionales energéticas. La idea de Som energia es crear en Cataluña un novedoso proyecto de cooperativa energética que permita a sus usuarios el control total sobre la producción de energía 100% renovable (biogás, fotovoltaica, eólica y biomasa). Con total transparencia y democracia, sin cerrarse a ninguna propuesta o colaboración, cuando sus socios miren la factura de la luz sabrán con certeza que han contribuido a mejorar el planeta. Esperemos que Catalunya sea para Som Energia la puerta que de paso al resto de España y que proliferen este tipo de iniciatias.

Las cooperativas energéticas ecológicas, al igual que la jornada continua, los contratos decentes o la coherencia política, apenas han tenido difusión en España, mientras que en países como Francia y Holanda han subido como las fiestas de la espuma aportando, además de ventajas morales, pingües beneficios a sus socios.

Som energia busca cooperativistas/os valientes (va por Bibiana) que quieran mejorar el planeta y comenzar un proyecto de futuro exportable al resto de España. Podéis visitar su página (catalán o castellano) o el evento registrado en 350.org para el 10 de octubre.

¡Cooliflowerenses, la energía ni se crea ni se destruye, se escoge!

·

Publicidad Cooliflowerense:
·

La primera cooperativa de produccion y consumo de energias renovables

Leer más

La energía verde de Ascó

27 de enero de 2010

cerdito

Si se analizan partidos políticos conservadores, progresistas, nacionalistas, independientes y liberales se revela la energía verde que los impulsa. El verdadero combustible que mueve a gran parte de la clase política es altamente renovable… renovable cuando los nuevos billetes se imprimen. No hay nada más catártico y energético que el dinero, un elemento cuasi metafísico que nos reduce a nuestra verdadera esencia: La ameba fagocitadora.

Ascó (en realidad una parte mínima representativa) ha votado a favor de un cementerio nuclear. ¿Razones? 12 millones de (euros) razones anuales. Los depósitos almacenarán residuos que permanecerán activos 250.000 años. ¡Claro que pensar en milenios con lo corta que es la vida… ! ¡Ya se hará cargo otra generación, que yo me voy a esquiar a Chamonix!.

Así funciona. Dame pan y llámame corrupto tonto. Hablamos de Ascó pero podríamos hacerlo de otro peligro que, por común, no es noticia. La unión europea mantiene un expediente contra cataluña por la contaminación de sus aguas. Los desechos ganaderos y agrícolas -si no son debidamente tratados- generan nitratos, y estos multiplican los casos de cáncer, pero como muchas economías locales dependen de ello y la política se alimenta de su propia energía verde, la noticia no es exportable…

Es difícil no enfadarse cuando sabemos que con trabajo, respeto, imaginación y nuevas tecnologías, el mundo entero (y por ende Cataluña) avanzaría, pero de momento seguimos la senda equivocada, la del dinero; se aprueba un nuevo cementerio nuclear y el agua potable sigue contaminada. Y eso que, con practicidad y ganas, se puede llegar a la sostenibilidad rentable: Los purines de los cerdos son una nueva energía alternativa. Reciclando, el poder porcino será una increíble fuente de -oloroso, eso sí- gas natural (ver aquí).

 

Leer más

Agridulce retrato del retrete

12 de octubre de 2009

 

Los chistes escatológicos tienen carácter universal. Pobres y ricos, reyes y vasallos comparten el mismo tipo de trono de porcelana una vez al día (o más, rendidos al efecto Coronado-bífidus) Lo que resulta objeto de chanza para los -y avergüenza decirlo- países civilizados, contribuye a epidemias reales en el tercer mundo. Nada que ver con el cuento nuestro de cada día de la gripe “A”. Cada año mueren más de medio millón de niños por causa de los tratamientos de residuos y aguas fecales.

Bindeswhwar Pathak, el raro heroe de nuestro post, no se reía, precisamente, cuando con sólo seis años fue castigado por su abuela a ingerir boñiga y orina de vaca por tocar a un scavenger, uno de los millones que viven en India de lo que reciclan entre los desperdicios. Con 66 años, en un país en el que el 75% del agua está contaminada, no sólo toca a los parias si no que se empecina en darles una vida mejor. Ha dignificado el acceso y la función del retrete.

Toilet

Mientras queremos colonizar Marte o rezamos a dioses muy lejanos, hay quien piensa en objetos mundanos y de visita obligatoria. A través de Bindeswhar y su ONG se han diseñado y facilitado WCs de bajo coste para los más necesitados. Estas tazas, con un precio de fabricación de aproximadamente quince dólares, sólo utilizan 1,5 litros de agua por cada uso y permite reciclar los deshechos como abono. Ahora, se está perfeccionando un sistema que utiliza el bio-gas desprendido para generar electricidad y combustible. A Obama -pongamos el dedo en la llaga aprovechando que la herida está reciente- le han dado un Nobel por prometer ser bueno, ¿Cuantos premios le deberían dar a Bindeshwar por cambiar la vida de millones de personas?

¡Saludos cooliflowerenses de principio de semana! (Y curiosidades tras el salto)

Leer más

Compartir este artículo :

Agridulce retrato del retrete