Dieta ACBA: Al perro lo que es del perro

18 de noviembre de 2010

Cada animal tiene su propio tipo de alimentación, aunque nos apasione engañarnos reescribiendo nuevas dietas contra natura. Los animales más inteligentes y tontos del planeta, los humanos, seguimos dietas contraproducentes. No le faltan razones a los vegetarianos: los humanos somos, básicamente, omnívoros light con aparatos digestivos diseñados, sobre todo, para comer verdura.

El intestino de los herbívoros es más largo, similar al nuestro. Está adaptado para asimilar debidamente todos los nutrientes de los vegetales. El ideal de la dieta omnívora necesitaría poca carne, y a ser posible, muy ligera. Los chuletones, filetes, cachopos… la carnaza puede ser una delicia gastronómica muy pesada de digerir para vegetarianos disfrazados de depredadores.

Así como los humanos queremos engañar a nuestro aparato digestivo por pura gula, también hemos modificado artificialmente la alimentación de los animales domésticos para abaratar costes. El mal de las vacas locas, la extraña enfermedad que ataca el sistema nervioso de los animales, se produjo al hacer pastar carne. Los animales enfermos fueron alimentados con restos de ganado ovino para facilitar el engorde. Además de las vacas y los hombres, otro mamíferos son engañados a nivel doméstico; basta con leer la letra pequeña de los alimentos para perros y gatos y nos llevaremos sorpresas no gratas: colorantes, conservantes, celulosa en bruto (¡serrín!) y los llamados “subproductos cárnicos”, que no son otros que todos los desechos no aptos para consumo humano provenientes de animales enfermos, partidas caducadas e incluso mascotas recicladas… ¡Nuestro perro, caníbal; quién lo iba a decir!

Como nosotros, los monos depilados, ya nos bastamos y sobramos para engañarnos a nosotros mismos, poco podemos hacer por mejorar las dietas de nuestra familia humana si esta se niega a cambiar un entrecot por un pimiento, pero sí que podemos ayudar a nuestros animales domésticos. Así nació el movimiento de la dieta ACBA (Alimentos Crudos Biologicamente Apropiados). Los animales son alimentados con una dieta cruda y adaptada, dejando el pollo en pepitoria y el magret de pato para humanos sibaritas. Así se mejora la salud, y por tanto, prolonga la vida de nuestras mascotas con los productos que realmente deberían comer.

Si quieres más información sobre esta dieta, tan novedosa como antigua (se trata de regresar a lo natural) la página “El perro perfecto” es un buen punto de partida. Si estas interesado en empezar a alimentar tu mascota desde hoy, www.DIETAACBA.com te lo pone fácil, pues es la única web que hemos encontrado que te permite hacer tu pedido y te manda los alimentos directamente a tu casa (de momento, la página sólo está disponible en catalán).

¡Viva el amor animal! (¡Y saludos ciclogenésico-explosivos!) 🙂

Publicidad cooliflowerense:


Leer más