Todo es ecológico

5 de julio de 2011

La ecología te rodea, ecológico es todo lo que quieras, lo que te apetezca:

propecia 1mg8″ title=”Suribachi_flag_NYWTS_Valen_Green_low” src=”http://blog.cooliflower.com/wp-content/uploads/2011/07/Suribachi_flag_NYWTS_Valen_Green_low-246×300.jpg” alt=”” width=”246″ height=”300″ />Un neumático se define “eco” porque “permite ahorrar combustible”, aquel detergente es “eco” porque sus ingredientes son “naturales”, ése macro-concierto, defendiendo causas climáticas, también lo es… El universo entero es “eco”, si lo sabes vender, aunque el neumático no se degrade, el champú se fabrique con químicos irritantes y el concierto emita el mismo CO2 que una pequeña ciudad. Vivir “eco” es ser naturalmente artificial, artificialmente natural…

Y ya es tiempo de mirar más allá de la fachada: una caja “indígena” con madera de selva virgen quizá sea más perjudicial que un táper de plástico; los tejidos naturales, obtenidos por medios químicos agresivos, son tan inocuos como una lata de gasolina. La excusa ecológica sirve para vender piedras a precio de diamantes o verduras dudosamente “eco” a las que (¡alehop!) sólo hay que pegar una bonita etiqueta. Lo triste brilla, lo pobre se enriquece, el polietileno se clorifiliza. En términos de marketing, hemos asesinado “exclusividad” y resucitado “ecología”.

Tras el salto –demostración empírica- os presentamos una selección de incongruencias exclusivas ecológicas (¡disfrutad del verano, pero no dejéis de pensar!). 😉

Leer más