La créme de la crema por Montse Bradford

7 de octubre de 2009

Ecología debería ser YA sinónimo de inteligencia. “Pensar en verde” (otro verde sin vidrio ni cerveza: Verde hierba, verde hiedra) es tan sencillo y noblemente egoísta como pensar en nosotros mismos. Nos queremos y nos cuidamos a la par que a este inmenso y azul jardín compartido -Sí, es La Tierra. Metáfora cooliflowerense nº 87-.

Una de las personas que nos dan la razón en esto de la equidad entre inteligencia y ecología es Montse Bradford. En 2008 fMontse Bradfordue galardonada en la primera edición de Los Premios Verdes por su obra a favor de la alimentación responsable y desarrollo sostenible. El problemilla, vecinillo, que diría Net Flanders, es que con aquello de que los post deben ser concisos, que si más de un minuto en internet es una eternidad y la relatividad del espacio-tiempo blogero, nos costaba escoger un sólo aspecto entre escritora, experta en nutrición natural y energética, terapeuta de Psicología Transpersonal y del arte de la curación vibracional.

Como somos Cooliflower, felices de ser un poco raritos y ecotendenciosos, nos hemos decantado por sus cremas anti-estrés de Stop Fresc Bio. Nos han parecido la re-pera (expresión ecológica donde las haya) porque son cremas nutritivas, pero no de las que te-nutren-la-cara-borja-mari-osea. De hecho, son cremas nutritivas y deliciosas de día, de tarde, de noche y de tentempié, porque están cocinadas para curar el estrés comiendo -¡fuera pastillazos!-.

Gastronomía natural, ecológica y apta para todos los públicos -incluidos vegetarianos y tele-vegetativos-.

Para Cooliflower, es toda una eco-tendencia.

Leer más