Noticias frescas

Archivo de etiquetas: alimentación sana

Glutamátame lentamente

28 de mayo de 2013

El Glutamato Monosódico (GMS) como el aspartame, son una forma de excito-toxina. Las Excitotoxinas son los productos químicos que excitan a las neuronas, haciendo que se disparen rápidamente, y después mueren repentinamente. (…) El GSM trabaja magnificando el sabor del alimento estimulando las células en el cerebro y la lengua.”

La trama, digna de ser llevada a la gran pantalla, empezó en 1.973. La administración de alimentos y medicamentos estadounidense (FDA) tenía dudas razonables sobre la toxicidad de un nuevo edulcorante conocido como aspartamo. La “pequeña” traba eran los estudios que relacionaban la sustancia con tumores cerebrales. Se inició entonces una batalla por su comercialización entre pruebas manipuladas e intrigas políticas.

Aspartame-from-hydrate-xtal-2000-3D-balls

Así luce el aspartamo sin ropa

G.D. Searle and Co movía los hilos de la comercialización del edulcorante; el nombre puede decir poco, pero son los mismos que compraron Monsanto y nombraron en 1.977 al inefable Donald Rumsfeld como Jefe Ejecutivo. Donald fue parte del gobierno de Reagan y enchufó a un tal Hull Hayes como Comisionado de la FDA. El nombramiento no fue casualidad. Aunque se había conseguido el uso alimentario del aspartamo para alimentos secos, existía un empate de opiniones en la FDA que frenaba la utilización como dulcificante en bebidas. En 1.983 el voto de Hull dio vía libre a las bebidas sin calorías. Las pruebas independientes posteriores han concluido que el aspartamo es, incluso a la mitad diaria aconsejada (20 mg/kg), cancerígeno. También se señala el riesgo de los fetos por consumo materno. La ironía estriba en su uso en discreción para dietas, ya que a largo plazo puede aumentar el nivel de glucosa en sangre… y multiplicar el contorno de la cintura.

El aspartamo por sí solo es peligroso, pero acompañado lo es bastante más. En Cooliflower hemos hablado sobre las sinergias entre los productos químicos y la falta de información. Los laboratorios hacen pruebas de una determinada sustancia pero no comprueban la interacción con otras. El aspartamo hoy día está presente en numerosos productos dietéticos. El glutamato monosódico, un potenciador de sabor, forma parte de nuestra dieta diaria en salsas, aperitivos y todo tipo de alimentos procesados. Lo que tienen en común ambos es su mala prensa justificada, y la sospecha realista de que la suma de los dos produce tumores (ojo, ¡los tumores benignos no cuentan en las estadísticas!). También se cree que destruyen las neuronas por excitotoxicidad y provocan enfermedades como Parkinson, Alzheimer, esclerosis o fibromialgia.

Pasado el “momento pánico” pensemos: Lo bueno es que nadie nos obliga a tomar aspartamo ni glutamato monosódico… Y hay que ser realistas: un sobre de azúcar sólo tiene 18 calorías.  Para endulzar siempre queda la alternativa de la miel o la estevia natural, fantástica para las personas que sufren diabetes. La comida en general, si se cocina debidamente y con buenos productos, sabe por sí misma. ¿Glutamato aspartamado a las finas hierbas? No, no apetece demasiado…

Consulta aquí un interesante artículo.

Leer más

Compartir este artículo :

Glutamátame lentamente