Noticias frescas

Archivo de etiquetas: algodón ecológico

Préstanos 5 minutos para Fox Fibre

4 de diciembre de 2013

¿Qué puedes hacer en cinco minutos? Un sándwich, una infusión, un fregado rápido… Ver un video idiota en Youtube. Cinco minutos te dan para unos preliminares sensuales o un comentario sobre las jugadas más interesantes postcoitales. Cinco minutos no van a ningún lado, salvo que elijas que vayan a algún sitio, porque trescientos segundos son suficientes para romper con lo establecido o establecer sobre lo fracturado.

En la doceava parte de una hora cabe una llamada de teléfono de reconciliación, un esbozo de vida futura, un “ahí os quedáis” laboral, un “hasta mañana” de buena fortuna. Cinco minutos dan para mucho, para tanto que puedes girar 180 grados.

Hoy te pedimos cinco minutos que cambiarán un poco tu vida (bastante, si lo necesitas de verdad), un tiempo que no te hará ningún mal y a nosotros mucho bien. De tanto en tanto (de muy tanto en tanto) os hablamos de este blog, que lleva varios cientos de entradas intentando ser, y estar, para todo Cooliflowerense que se precie. El blog de Cooliflower es un escaparate a disposición de toda buena acción: prueba a contactar con nosotros; cualquier buen proyecto contará con el post gratuito y sincero que se merece. Y disfrutamos escribiendo para otros; total, supone el mismo esfuerzo crear un mundo mejor que echarlo a perder.

Necesitamos cinco minutos porque Cooliflower se creó, y vive, gracias a Fox Fibre, la marca pionera en el uso de algodón orgánico con color de origen (¡sí, con color!). Sus productos naturales ayudan a hacer la vida llevadera a personas con dolencias tan graves como el SQM, y son un lujo en comodidad para los que los utilizan por puro gusto. Como bien sabrás si nos sigues, estamos totalmente en contra de comprar por comprar, pero bien merece la pena utilizar cinco minutos de tu tiempo en echar un vistazo. En cinco minutos conocerás grandes opciones naturales (este redactor es fan de su crema de manos) y nos financiarás el blog. ¿Te parece poco? 😉

Visita la nueva tienda online de Fox Fibre.

Fox Fibre

Leer más

Sally Fox y el algodón para personas de colores

24 de febrero de 2011

Siglos antes de que Sally Fox decidiera utilizar semillas de algodón marrón, se cultivaban diferentes tonalidades en el planeta. Hubo un tiempo muy cercano con docenas de especies, un tiempo en el que el algodón lucía con color sin necesidad de tintes.

Quedan evidencias arqueológicas de que hace 12.000 años, en el alto Nilo, ya se utilizaba algodón, un tejido que tuvo que esperar a Alejandro Magno para llegar a Europa. Con los siglos y ya extendido el cultivo en todo el mundo, la selección de fibras más resistentes y fáciles de teñir unificaron el algodón. La blancura llegó a ser un asunto racial, elitista. Aproximadamente dos millones de esclavos americanos utilizaban bonitas variedades que crecían coloreadas para confeccionar su propia ropa, ya que el algodón nacido “sin mácula” era exclusivo para gente de piel blanca. El tono níveo del cultivo debía ser puro, hasta el extremo que una hoja seca en el capazo de la recolección significaba sufrir veinticinco latigazos, un sanción considerada “menor” en las plantaciones.

Tras la guerra de secesión americana los esclavos obtuvieron la libertad y el algodón la esclavitud del monocultivo: el blanco, de una forma u otra, ganaba. Otros tonos, más difíciles de teñir y tejer a máquina, se perdieron en parte por las complicaciones implícitas, pero también por las ayudas gubernamentales al monocultivo. Hubo que esperar hasta los años ochenta para que Sally Fox reinventase el algodón coloreado al cruzar semillas de modo natural para que se volvieran fuertes y productivas.

Existe una leyenda según la cual las semillas fueron entregadas a Sally por los incas; otra versión explica que se topó un saquito de semillas “antiguas” por casualidad. Sea como fuere Sally -en realidad, entomóloga de profesión-, se dedicó en cuerpo y alma a recuperar los colores y crear nuevos tonos. Actualmente ha conseguido, de la mano de la ecología y con paciencia infinita (obtener un nuevo color puede llevar diez años) una gran variedad de tonos orgánicos. Sin pesticidas, usando insectos como obreros ecológicos antiplagas, Fox Fibre, la marca de Sally, sigue vistiendo de manera natural a quien escoge su tejidos. Tonos diversos para un mundo de belleza diversificada.

En Cooliflower nos enamoramos de Sally, la ecología y la biodiversidad, por eso nosotros diseñamos con Fox Fibre. Tras el salto, una mini propina…

Leer más

Con tu ayuda, 2010 será diferente

3 de enero de 2010

 

Poco rescatamos del ecofiasco 2009, poco, pero muy positivo. La progresiva concienciación da sus frutos; ya somos millones los que buscamos activamente un mundo mejor. Y como tenemos claro que será la suma de todos los pequeños detalles la que cambie el planeta, hemos creado una sencilla lista con propósitos para el 2010.

 Baobob_tree

  • Bombillas de bajo consumo. ¡Ya! …Estáis saturados de escucharlo: Diez veces más duración, entre un 50% y un 80% de ahorro energético. Bien, insistimos ¿Aún queda alguna bombilla convencional en casa? Estás perdiendo mucho dinero y valiosa energía.

  • Saquemos partido a la tecnología. Existen electrodomésticos eficientes que aportan un ahorro considerable. ¿Por qué no ordenadores de bajo consumo? El Cooliflowerense que escribe estas palabras se enorgullece de usar un ordenador barato que consume menos que una bombilla.

  • Saquemos partido a la tecnología… pero no tanto. ¿Necesitamos cambiar cada seis meses de teléfono móvil? Las nuevas tecnologías no siempre facilitan la vida. Millones de personas mueren tanto en las minas de coltán como en las guerras vinculadas a la extracción de este raro mineral. Si tu móvil funciona, no es un ladrillo y no necesitas más… ¿Para qué quieres otro?.

  • Si no lo utilizas, ¡desconecta!. Un cargador de teléfono móvil conectado SIEMPRE consume energía (no deja de ser un transformador). Una televisión en Stand by (apagada con el mando a distancia) consume energía aunque no lo aparente. Apagar es un gran cambio.

  • Si realmente no necesitas el avión, no lo utilices, Rockefeller. No dejamos de insistir: Los vuelos domésticos son los principales aliados del CO2.

  • Busca comercio justo y ecológico. Compra -siempre que sea posible- con econciencia. Gaia y sus pobladores te lo agradecerán. Nosotros, Cooliflowerenses, os queremos en nuestras verdes filas. Compensamos el CO2 y utilizamos algodón orgánico, pero no somos los únicos que creemos en un mundo mejor. ¡Busca en el mercado!.

  • Y lo más importante: ¡Piensa!. No te conformes, no creas todo lo que dicen. Compara cifras y datos. Lee desde “Inteligencia ecológica” hasta “Las Mentiras del Cambio Climático”. Concédete el don de la autoindulgencia para rectificar sin miedo. La suma de diferentes e insospechadas realidades te dará respuestas coherentes. Toma la iniciativa y la responsabilidad, ningún político ni ONG decidirá sobre tus actos cotidianos.

Y ante todo, ¡sé feliz! Lo maravilloso de la ecología es que la vida, pese a todo, siempre se abre paso 🙂

Leer más

¡Te damos el poder! ¡Úsalo!

14 de diciembre de 2009

Coolifowerenses, ¿queréis ser superhéroes? Ahora podréis, hacedme caso.. Y no todos los días uno tiene la posibilidad de serlo. Ahora yo soy un campeón. Lo dice Charles Atlas y mi madre.

Fue sencillo. No me tuve que poner los calzoncillos por fuera ni utilizar un látigo (para estas cosas, alguien inventó la noche de los sábados) Hace un mes tuve que viajar de Madrid a Barcelona. Descartada la opción del automóvil, me quedaron dos opciones: Volar o utilizar el tren de alta velocidad.

Lo confieso, no tengo poderes y como superhéroe dejo bastante que desear… Por bemoles, tenía que volar con una aerolínea de bajo coste. Ahora bien, recordé mi última experiencia: Asientos incomodos, espacios estrechos, largas esperas, las horteras tómbolas volantes de Ryan Air… y lo peor de todo, soportar en mi conciencia la caída de un oso polar, es decir, los casi 400kg de emisiones de CO2 que se iban a escupir en la atmósfera por mi billete (Ver: “los osos no vuelan”).

Así que utilicé la onda vital megainteligencia y me decanté por el AVE. Llegué a Barcelona en menos de tres horas y, sin mover un músculo -es lo que tenemos los héroes-. En definitiva, se emitieron 5 veces menos gases de efecto invernadero que si hubiera tomado el avión. Yo solito, sin mallas ajustadas.

Hay muchas formas de frenar el cambio climático, tú puede ser el supermán/supergirl de turno usando tu megainteligencia y también ahora, compensando el CO2 con los productos Cooliflower. Ahora que se acerca la Navidad, a todos los cooliflowerenses os REGALAMOS UN IMPRESIONANTE DESCUENTO DEL 25%.

¡Sed superhéroes! -¡pero sin pantis de licra fluorescentes, por lo que más queráis!-

Vale descuento

*OS RECORDAMOS QUE SÓLO LOS VERDADEROS Y VERDADERAS COOLIFLOWERENSES PODRÁN ACCEDER A LOS SUCULENTOS DESCUENTOS Y PROMOCIONES.

.

QUE AUN NO LO ERES?

.

Escoge la red que más te guste y súmate a la eco-tendencia:


Apúntate a la NEWSLETTER

Subscríbete al RSS

Follow us in… TWITTER

Házte FAN en FACEBOOK

Síguenos desde FRIENDFEED

.

Leer más

Tienda Cooliflower de Diciembre

9 de diciembre de 2009

Ecomercats UFANA

Abiertamente ecológicos, encontramos una frase reveladora en su web: “Creemos en una nueva economía ascendente basada en la responsabilidad de las empresas y en el talento de nuestro consumidor para conseguir un mundo más justo”. La afirmación concuerda plenamente con los valores de Cooliflower, así, Ufana Ecomercats ha de ser tienda (tiendas, en este caso) del mes.

Ufana 1La frase tiene más miga de lo aparenta en una primera lectura. La tendencia de mercado en el mundo globalizado de abaratar arruina al pequeño/mediano productor. Destruir economía para generar economía tiene el efecto de un veneno lento sobre nosotros mismos. “¡Qué mal que está todo!” es la frase hecha de moda, pero no todo estaría “tan mal” si no hubiéramos estado cruzados de brazos. Ese es el talento y la responsabilidad del que hablan los amigos de Ufana: La habilidad del consumidor para decidir y escoger, la libertad para encontrar congruencia moral entre pensamientos y actos. ¿Queremos un mundo mejor? Una buena forma de mejorarlo es comprar mejor.

.

Estamos dando la bienvenida al renacer de la ancestral eco-ciencia del equilibrio. Se crea un consumidor eco-inteligente que necesita llenar la bolsa de la compra -si es Cooliflower mejor todavía- con buenos productos ecológicos y justos, considerando la “producción que respeta los ciclos de la naturaleza, el bienestar de los animales y de las plantas y la salud de las personas “.

Come sano para vivir mejor” dicen en los siete ecomercados de Ufana, que serán más en breve, con cientos de productos y todas las garantías ecológicas. Nos gusta, y mucho, estar en los cooliflowerenses mercados de Ufana.

Visita la web de Ufana Ecomercats aquí

Leer más

Tienda Cooliflower de Noviembre

13 de noviembre de 2009

Tienda ecologica

Rodeados de manjares, a nuestras cabezas Cooliflower los ojos les harían chiribitas y saltarían como posesas del estante si tuvieran ojos -¡y piernas!-

La tienda Cooliflower de septiembre,  más que una tienda es una franquicia en potencia con dos locales en el centro de  Barcelona y uno en Girona (por el momento), y pertenece a Bonàpat. Los que aún no conozcan esta marca catalana (que esperamos sea exportada en breve al resto del planeta) pueden entrar en su página web y descubrir una nueva forma de comer tan antigua como el hombre. Es la máxima tendencia actual, volver a los orígenes… con matices.

Esta podría ser una tienda “de toda la vida” si no fuera porque en una tienda de toda la vida no te servirían un bacalao con samfaina o un crema BIO de coliflor 😉 y almendras ni mucho menos podrías pedirlo por teléfono o a través de su web y te lo traerían a casa…  Sí, sería una tienda de toda la vida con verdaderas delicatessen tipo vinagre a la pulpa de higos, suculenta comida para llevar y productos ecológicos… ¿He dicho que sería como una tienda de toda la vida? Pues no, la verdad es que es cualquier cosa menos una tienda de toda la vida, pero Cooliflower se siente aquí como en casa y por algo será…

Leer más

Gone With The Wind

12 de noviembre de 2009

El pasado día 8 de noviembre, aún con la legaña puesta, descubrimos una noticia tan extraña que había que leerla dos veces para creerla. Las centrales eólicas españolas, debido a la tempestad que estaba afectando al país, habían producido por si solas más de la mitad de la energía total nacional, sobrepasando incluso a las todopoderosas centrales nucleares.

Don quijote DoreFue un auténtico soplo de aire fresco (me refiero a la noticia, el vendaval fue algo más que un soplo), pero con tintes irreales, primero, porque a Dios gracias no todos los días tenemos tempestades, de otro modo el único turismo posible sería el escatológico de María Sarmiento. Segundo, porque la gran asignatura pendiente de la energía eólica no es la producción, sino la acumulación. ¿Qué ocurre con los excedentes?.

La energía eólica presenta grandes ventajas y algunos inconvenientes, sobre todo de índole técnico. Los molinos del Quijote, en cuanto a diseño básico y a falta de que algún ingeniero nos parta las piernas, no se diferenciaban demasiado de las turbinas actuales. Hace ya unos años fui sorprendido con un genial invento español (link) que creí cambiaría el concepto de energía eólica. Recuerdo pensar -como sólo ocurre con las grandes ideas- “¡Esto es muy sencillo, maldita sea!, ¿Cómo no se me ha ocurrido a mí?”. El concepto era una turbina horizontal que aprovechaba cualquier corriente de aire, por mínima o monstruosa que fuera. El aparato en cuestión apenas hacía “daño a la vista” y era respetuoso con la fauna. Era un invento fantástico, tan ingenioso que lo veía transformando el panorama internacional. Ya imaginaba cada casa con el tejado cubierto con placas solares y uno de estos molin… Perdón, aerogeneradores. Con todo ese poder combinado, decíamos adiós a la dependencia energética… Pero como el motor de agua, el coche eléctrico y mi paso por la NBA, todo quedó en un sueño. ¿Qué demonios ocurrió? Quizá con vuestra ayuda y el boca a boca (o mail a mail) podamos reavivar sueños como el de la autosuficiencia energética (el de la NBA no, ya estoy mayor y jamás llegaré al 1,80).

Para más info pincha aquí

Leer más

¿El algodón orgánico consume mucha agua?

2 de noviembre de 2009

¿Es verdad que el algodón orgánico consume mucha más agua? ¿Qué ventajas e inconvenientes presenta? Aquí estamos nosotros para contaros lo bueno y lo menos bueno del algodón. ¡Empecemos la semana con polémica!.

algodón-orgánicoLo primero que deberías saber es que el algodón tradicional no es algodón tradicional. La progresiva industrialización y fuerte demanda de tejidos (casi la mitad de los tejidos mundiales se fabrican con algodón) fomentó la creación de variedades modificadas genéticamente para obtener un producto resistente y de cultivo más rápido añadiendo su buena dosis de fertilizantes, herbicidas y pesticidas tóxicos. Como ejemplo, el algodón llamado convencional usa casi el 25% de los insecticidas agrícolas de todo el mundo. Así que el algodón orgánico (o ecológico) es el regreso a los orígenes. La suma de diversos elementos tradicionales, como la utilización de insectos para controlar las plagas, hacen innecesaria la química. Ningún trabajador ni consumidor final sufre efectos secundarios nocivos. Eso sí, hay que admitirlo, el producto final es más caro.

Hablemos ahora sobre la ingeniería genética, la que antaño aspiraba a ser la panacea del siglo XXI. Nos prometieron todas las ventajas de la madre naturaleza y ninguno de sus inconvenientes. La realidad es que, al menos en lo que agricultura se refiere, ha terminado siendo un fiasco. ¡Millones de años de evolución no se pueden tomar a la ligera, doctor Frankenstein!. Gran variedad de especies, incluida el algodón, fueron creadas para ser fortalezas ante las inclemencias medioambientales o biológicas. Al hacerlas resistentes a ciertas plagas, amén de favorecer la aparición de alergias en seres humanos, contribuyeron a la aparición de otras plagas y problemas no previstos. La solución: Echar mano de la química. ¡Con mamá Gaia no se juega!.

Llega la gran duda. El punto más caliente. ¿Es verdad que el algodón orgánico consume mucha más agua? Y la respuesta, real, es que sí… pero en realidad no. Expliquémoslo: Para crear un campo orgánico certificado es necesario utilizar, en principio, más agua, cantidad que disminuye progresivamente y se estabiliza cuando la tierra recupera su equilibrio natural. Por otro lado, la química vertida sobre los cultivos de algodón no orgánico contamina el agua potable y daña tanto al ecosistema como al ser humano; de hecho, algunas graves enfermedades como “El síndrome del niño azul”, están asociadas al exceso de nitratos. Contaminar agua NO es ahorrar agua.

Y una indudable ventaja para los que tenemos la suerte de poder vestir algodón orgánico: Además de evitar alergias, ser sostenible y justo, es mucho más suave, cómodo y resistente. . . ¡Sí!, nos gusta Cooliflower y nuestro algodón orgánico certificado!.

¡Saludos!

Leer más

Compartir este artículo :

¿El algodón orgánico consume mucha agua?