Dignos indignados vs Dignos indignos

21 de mayo de 2011

Esta es la historia de un texto escrito desde hacía semanas que se negó a ser publicado. El título de la entrada contestataria era “El gen del borrego”, basado en el término de Marshall MacLuhan “Aldea global”. El relevante pensador predijo un pensam

iento unitario solidario y constructivo a través de la tecnología. En Coooliflower (ya sabéis cómo nos agrada dar la vuelta a las cosas) jugábamos con la idea de que las opiniones son tan contagiosas como voluble la inteligencia colectiva. Y el tiempo, sin ni siquiera haber publicado la entrada, nos ha quitado la razón.

Hay una sensación más gratificante que saberse conocedor de un verdad difícilmente cuestionable, y es la de equivocarse del todo por obra de una realidad solidaria, una realidad con el efecto de restaurar la fe. Los manifestantes indignados que campan por toda la península consensuan aquello que dirigentes (altivos, lejanos… Dignos indignos) destrozan en las antípodas de la ciudadanía. Pone la carne de gallina ver bosques humanos surgidos de un brote de clamor popular.

Cooliflower es un blog sobre ecología, no lo olvidamos, pero la ecología empieza por nosotros, simios guapos con una vida sostenible por fabricar. Para cuidar de los ecosistemas primero debemos reconstruir el ajado ecosistema humano, refundar las bases de la participación y hacer tópico un mundo utópico, en el que seamos capaces de construir sin reproches, dejando el ego aparcado en casa. Esta semana, sin descalificaciones ni muestras de bajeza, hemos escuchado más ideas productivas y coherentes que en los últimos diez años de democracia. Vista la sensata dignidad de los indignados, es normal que prohíban las manifestaciones. Con semejante ciudadanía ejemplar pronto alguien se hará esta pregunta: Políticos, dirigentes… ¿En verdad os necesitamos?

Nota: Algunos de los puntos de la reivindicación son: Reducción del gasto militar, favorecer el transporte público y alternativo al coche, restringir el acceso a los automóviles en el centro de las ciudades, crear redes de carril bici, subvencionar el abono transporte a los parados. Ecología es dignidad e inteligencia.

Alguien que sí fue educado para pensar:

Leer más