Noticias frescas

Archivo de etiquetas: ahorro energético

Una muy buena -y sorprendente- guía

19 de julio de 2012

De vez en cuando recibimos mails de felicitación de desconocidos. Los agradecimientos de allegados son más frecuentes, pero algo, un sentimiento muy Corleone, nos hace dudar de la familia. La desconfianza nació cuando éramos pequeños y en clase de manualidades fabricábamos aquellos horrendos dibujos decorados con alubias y arroz. Los maestros –es una sospecha- los mandaban para poner a prueba el amor parental: si regalas un cartón pringoso con garbanzos y judías pegados en él y te dicen, con los garbanzos rodando por el suelo, lo bonito que es, sabes que tus padres te quieren mucho… o tus progenitores son críticos de arte kitsch.

Este mail de felicitación fue diferente porque, encima, llegaba del “lado oscuro”… de un portal de venta de pisos. En verdad es un negocio lícito y honrado, pero con toda la caña que hemos dado al negocio del ladrillo te quedas un poco a cuadros, como si don Vito, con el ceño fruncido, te diera dos besos… en el email destacaban nuestra valentía, admiración recíproca porque no es habitual que nadie relacionado con negocios inmobiliarios lea Cooliflower, y menos aún que dediquen una página completa y muy trabajada sobre el ahorro de energía y el agua, con propuestas, coste económico y energético incluido.

 

Algunos de los consejos en su página, poco vistos, son: 

 

– El grifo termostático es que se caracteriza por integrar un selector de caudal y uno de temperatura. De esta manera no se deja correr el agua hasta que alcanza la temperatura deseada.

– Elije plantas autóctonas para tu jardín que puedan vivir con el agua de la lluvia. También puedes poner especies que necesiten poca agua como cactus, palmeras aloes, etc.

– El riego por exudación consiste en tuberías de material poroso que una vez llenas de agua empiezan a sudar el agua de su interior. Requiere un mantenimiento ya que la cal y las algas pueden atascar los poros, sin embargo es el método que supone un mayor ahorro de agua.

 

Pero no contamos más. Mejor si echáis un vistazo por vosotros mismos. Un apartado excelente, vaya… en un portal de compraventa de pisos. ¡Alegría! ¡Algo, muy positivo, está cambiando en la sociedad! 🙂

Leer más

Sé una tortuga y gana dinero

20 de noviembre de 2010

He conseguido ahorrar 12 euros; lo puedo decir bien alto (¡12!, ¡sí! ¿Qué pasa?). Supongo que querréis saber cómo… enseguida lo explico, pero antes dejad que os hable de un cuento. De pequeños nos aburrieron con la fábula de Esopo sobre la tortuga y la liebre. En una hipotética carrera, la tortuga (chino-chano) ganaba a la liebre cristianoronáldica que se echaba una siesta, de sobrada que iba la muy orejuda.

Al volante del automóvil te enseñan a ser liebre. Y de las tontas. Los treintaysomething-añeros aprendimos conceptos vetustos. Nos enseñaron a apurar las marchas virilmente para (¡perdonad la odiosa expresión!) no “amariconar” el motor. Nos explicaron lo bueno que era dar unos acelerones antes de arrancar para “calentar” el coche… También estaba aquello de las ventanillas bajadas y el punto muerto en las cuestas como remedio para ahorrar gasolina. El colmo de la sabiduría popular: no apagar el motor y mantenerlo al ralentí. Por lo visto volver a encenderlo consumía mucho combustible, como si en vez de un automóvil conectáramos una central nuclear.

Y ahora, que preferimos ser menos liebres para llegar a fin de mes, nos enteramos que se consume mucho menos sin tanta “virilidad castrense” aplicada a las marchas, utilizando las ventanillas abiertas sólo a bajas velocidades, no poniendo el punto muerto en marcha JAMÁS y apagando el motor si estamos parados… Y el cooliflowerense que escribe esta entrada puede dar fe de que es posible ahorrar combustible, porque -y ahora ya entro en materia- me ahorro aproximadamente 12 euros de gasolina al mes (900 kilómetros de media). Os preguntaréis, ¿cual es mi truco? Os lo diré: intento no sobrepasar las 2.500-2600 revoluciones por minuto con mi pequeño Renault Clio. Ya está. Es lo único que hago.

Es un remedio simple. Nada de acelerones innecesarios y conduciendo cual tortuga… una tortuga relativa, porque en un recorrido de 25 kilómetros, sólo he “perdido” dos minutos respecto a mi anterior etapa de liebre; de hecho: el coche se fuerza lo justo y emite menos CO2 a la atmósfera. Soy una tortuga feliz que ahorra 12 euros al mes. 12 euros para tomarme unas cañas mientras las liebres repostan.

Si te interesa la eco-conducción:

PDF de la agencia andaluza de energía

Curso de eco-conducción

MSN Motor. Consejos

·

Publicidad cooliflowerense:


Leer más

Superar el calor sin aire acondicionado

6 de julio de 2010

Bullimos de calor y gozo: Hoy se esperan más de 95 grados en algunos puntos de la geografía española*

*Letra pequeña: temperatura en grados farenheit salvo que viva encima de una vitrocerámica. Lo de ignorar la escala celsius está hecho adrede, mayormente, para captar la atención. Si está leyendo esta miniatura, lo hemos conseguido. En caso de úlcera gastroduodenal, deje de tomar aspirinas, por dios, que se lo han dicho mil veces.

Con semejantes calorías, se puede ir a la playa, al río o a la lucha libre acuática (piscina municipal). La otra opción es refugiarse en el fresquito del aire acondicionado preso en un salón, protegido por brisas programadas. Esta reclusión voluntaria es habitual; paulatinamente, se ha ido invirtiendo el consumo eléctrico por fechas: el aire acondicionado veraniego ha desbancado a la calefacción invernal aunque, por mucho calor que haga, en vista de como está el patio ecológico, sería mejor utilizarlo mínimamente. Se pueden escoger otras alternativas por el bien de la atmósfera, del planeta o por la terrible descarga eléctrica de la factura -el rayo que no cesa-. Así que, ¡escucha, primo, esto que te cuento!:

  • El uso de aire acondicionado eleva las temperaturas. Así, como suena. Consume mucha energía, contribuye al cambio climático y expulsa calor al exterior. Cuanto más lo utilices en el presente, más calor hará en el futuro.
  • Muchas enfermedades están ligadas o se agravan con el aire acondicionado. Sequedad de ojos, irritaciones cutáneas, asma, legionela… No se trata de alarmar, pero sí de prevenir.
  • ¡Ventiladores de toda la vida! Busca un ventilador eficiente, de bajo consumo. Especialmente para solteros/as, pensad en el derroche energético que supone el aire acondicionado cuando puede que sólo necesitemos un silencioso ventilador de techo (mmmhh… mucho más sensual, por otro lado).
  • ¡Más plantas!, la vegetación es nuestra aliada. La evaporación de un solo árbol puede refrescar tanto como diez aparatos de aire acondicionado. Hay estudios que demuestran que los bosques tropicales son gigantescos sistemas de aire acondicionado. Además, a veces olvidamos, por obvio, que la sombra de los árboles es un gran aislante.
  • Ventilación natural. Si vives en una zona en la que refresque al atardecer, abre las ventanas por la noche… pero ciérralas durante el día. Recuerda: por la mañana, cuando la casa ya está bien ventilada, baja las persianas y cierra las ventanas. Se creará un micro-clima que aguantará más tiempo.
  • Aisla las ventanas. Para el consejo anterior, el correcto aislamiento es primordial. No dejes que el calor se filtre a través de las rendijas.
  • Sentido común. Agosto, Sevilla, tres de la tarde: Usar el horno, una antigua bombilla incandescente o planchar es de juzgado de guardia. Come una ensalada fría, utiliza bombillas eficientes y plancha -si no queda más remedio- por la noche. El cocido madrileño tampoco es recomendable. Ni encender un brasero…

¡Un saludo! 🙂

Leer más

Stand by (without me)

29 de junio de 2010

Ahora me pillas en stand by”: la expresión se ha castellanizado. Estamos en espera, pero nunca apagados. A la espera -interminable espera- de resolución. Esperamos a que se conceda un crédito, a que nos llamen para un trabajo. Esperamos que se resuelva una situación sentimental complicada o que finalice el barbecho sentimental para que el corazón sea cultivado. El stand by humano quema. El pequeño LED del alma sigue encendido, y eso, consume. La espera, una forma de humillación en algunas culturas, gasta energía. Todos lo sabemos: “El que espera, desespera” (versión 2.0: “todos nuestros operadores están ocupados”).

hal_9000-lowAhora, que invertimos términos y los ciudadanos somos reflejos de perecederos electrodomésticos (nos apagan cuando hacemos ruido, nos cambian por aburrimiento o pequeños defectos), podemos sentir aquello de que la energía “ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”. Hay ejemplos de grave impaciencia energética no humana, como el de las impresoras, que consumen dos tercios de su energía en espera. La suma de la energía de todos los aparatos en “vigilia eléctrica”, puede llegar al 16% por ciento del total de un hogar. ¿Cómo es posible? Entre otros motivos, porque, como es el caso de los routers ADSL o los cargadores de móvil, algunos aparatos se conectan a la corriente a través de pequeños transformadores que siempre consumen, salvo que no estén enchufados. Pero no sólo se trata de eficiencia energética, sino de prolongar la vida útil de los componentes. El calor continuado que genera el modo de espera termina por quemar los circuitos -si habéis llamado a un servicio de atención al cliente, sabéis a que me refiero-. 😉

Nuestros consejos para ahorrar:

  • Utiliza el botón de apagado REAL. Si un piloto está encendido, lo más probable es que no esté realmente desconectado.

  • No utilices el salvapantallas. Además -desengáñate- nadie quiere ver un “slide show” con las fotos de tus vacaciones.

  • Compra electrodomésticos clase “A”. Te lo agradecerá el medio ambiente y la factura de la luz.

  • Miccionando un poco fuera de tiesto: El stand by de la carretera, el motor al ralentí del coche, es una ignominia energética. Aunque vayas a aparcar 5 minutos en doble fila, apaga el motor (¿para qué lo quieres encendido? ¿Vas a atracar la tienda? Ah… En ese caso, déjalo encendido).

  • Lo más importante: Utiliza regletas con interruptor. Cuando pulses el botón todo lo que esté conectado dejará de consumir, incluidos los recalcitrantes cargadores.

Cooliflowerenses, sí queréis conocer el mejor Stand by, ved el clip a continuación. 🙂

Leer más

Compartir este artículo :

Stand by (without me)