Noticias frescas

Archivo de etiquetas: Ahorro de CO2

Infografía-Amovens-2013

Del punto A al punto B, mejor con C y D

9 de enero de 2014

Infografía-Amovens-2013“Según Amovens, a la hora de compartir coche, el ahorro de un conductor que vive a 20 km de su trabajo sería de 1.500 euros al año. En la web también nos desvelan que una empresa de 1.000 empleados en la que sólo el 5% de ellos compartiera coche con otros dos compañeros a unos 20 km de casa, ahorraría 75.000 euros y 70 toneladas de CO2 enviadas a la atmósfera cada año.” Sostenibilidad.com

Un coche sale de Valladolid a Madrid, al lado del Pisuerga, a las 13:30. El conductor, alopécico de axilas, lleva un tupé que modifica el coeficiente aerodinámico un 0,27%. Desde Madrid parte un vehículo rosa chicle, manejado por un hobbit con zancos. El auto es parado, y multado tres veces, por atentar contra el buen gusto.

Si el primer vehículo circula a una velocidad de 95 km/h y el segundo a 108 leguas por minuto, y el padre de ambos conductores tiene un problema de frenill0, ¿en qué punto del trayecto se darán cuenta de lo idiota que es viajar solo?

(Fin del momento venganza contra los horribles problemas matemáticos de “en qué lugar se cruzan”).

Del punto A, al punto B, la distancia más corta no es la línea recta, ni el desdoblamiento espacio-temporal, la distancia más corta es la más rentable. Si en el trayecto ahorras dinero, podrás trazar otras líneas con lo ganado, llegarás más lejos. En asuntos viajeros el “divide y vencerás” lo es todo, en especial para las personas con recursos justos (el 90% de la población). Divides dinero, preocupaciones, soledad y CO2. El 63% de los automóviles lleva un único ocupante, lo que nos lleva a una conclusión muy sencilla: si el espacio fuera aprovechado debidamente, el número de vehículos en las carreteras se podría reducir a la mitad. Y eso significaría dsiminuir las emisiones globales hasta un 15%. 

Por eso, cooliflowerense, deberías aprovechar las ventajas de compartir coche y gastos, además de llegar a fin de mes contribuirás a conseguir lo que tantas cumbres medioambientales han intentado y fracasado, estarás mejorando la atmósfera y normalizando el uso compartido de los medios de locomoción. Por efecto contagio los puntos A y B  serán líneas de encuentro y desarrollo sostenible. Compartir es… (exacto. Acaba la rima).

(¡Amovens no nos paga nada, pero su infografía es genial!). 🙂

 

Leer más

La inocencia del volcán

19 de abril de 2010

Eyjafjallajokull revienta. Una ominosa masa de gas y cenizas de seis kilómetros de altura se extiende hacia Europa y los aPahoeoe_fountain_original_fuente wikipediaeropuertos se colapsan. En Polonia, llegan a plantearse la posibilidad de cancelar el funeral de estado por su presidente. Bajo ciertas estimaciones científicas, se anticipan posibles lluvias y un descenso de las temperaturas por las partículas emitidas a la atmósfera. Medio mundo paralizado por el volcán Islandés que despierta, vociferante y con mal aliento, de un profundo sueño: el conjunto, un material excelente para realizar un guión que mezcle vidas cruzadas y “efectos mariposa”.

Y ante la posible catástrofe natural, se desata la curiosidad: ¿Qué cantidad de CO2 emite Eyjafjallajokull a la atmósfera? Las imágenes vía satélite, habida cuenta de su visible magnitud -una gigantesca nube, inmensa y amenazadora, como las plagas bíblicas- anticipan el desastre… Y entonces, alabado sea internet, en la página Information is Beatiful, suman y restan datos y descubren que, indirectamente, el perverso volcán, al cerrar aeropuertos, ha ahorrado 206.465 toneladas de CO2. Esta es la cantidad correspondiente al 60% de vuelos europeos cancelados.

Son las diferencias entre desastres naturales y artificiales y/o cotidianos. Los primeros son espectaculares, ilustran telediarios y se viven en tiempo real. Un volcán, un tsunami, un terremoto… generan conflictos mediáticos. Los desastres escogidos, los que fabricamos nosotros, son tan lentos que sólo pueden verse a largo plazo… y, en ocasiones, demasiado tarde. Éste, nuestro planeta, es un mundo extraño. En las reuniones mundiales sobre el cambio climático algunos dirigentes y ponentes acuden en aviones privados (los vehículos más contaminantes de nuestra era) y se sientan a debatir sobre el futuro dando sorbos a botellas de agua envasada, (transparentes dosis de CO2 que saturan los oceános): Tan inmoral como una reunión de alcohólicos anónimos en la que regalen botellas de vodka.

Quizá sea innecesario esperar a que estalle otro volcán para ahorrar CO2.

Curiosidad: Página para calcular las emisiones por persona entre dos aeropuertos.


Leer más

Compartir este artículo :

La inocencia del volcán