Cumbre de París (I): ¿Qué hacer con 45.000 millones?

4 de diciembre de 2015

El fundador de Facebook ha anunciado la donación de 45.000 millones de dólares (la mayor parte de su fortuna), “en la lucha por mejorar este mundo”. Esta cantidad, inmensa desde el punto de vista de cualquier persona común, representa una mínima parte de las riquezas acumuladas por el 1% de la población.

En la cumbre sobre el cambio climático de París (otra más donde las buenas intenciones se pierden con el paso de los días) intentan llegar a acuerdos para mejorar el mundo, pero las firmas están sujetas a un coste económico difícil de asumir. Una parte del PIB de cada país más rico daría para reajustar la ecología… y mucho más.

Ponemos como ejemplo los 45.000 millones de Zuckerberg; esta cantidad no es ni la mitad de dinero que mueve la prostitución –exenta de impuestos, en la mayor parte de los países del mundo-. Después de todo, si 45.000 millones pertenecen a una sola persona, quizá sean migajas en el orden mundial. ¿Qué se puede pensar de un mundo en que el capital se mueve, por este orden, en la industria armamentística, el petróleo y la banca? Antes de que finalice la cumbre nos gustaría compartir esta reflexión: Si con la cantidad que donará Mark Zuckerberg se pueden hacer tantas cosas, ¿qué se crearía reinvirtiendo la mitad de la economía de la guerra?

¿Qué se puede hacer con 45.000 millones de dólares?

Crear 25 “bosques” urbanos, 2 millones.

Receta de un mini-bosque urbano para alcaldes, del tamaño de seis campos de fútbol:

Tómese un terreno municipal vacío, sin propósito concreto, ni derecho de pernada urbanística. Póngale un buen precio (para algo tiene que servir ser EL JEFE). A ser posible, escoja una zona con buenas condiciones para repoblar con especies autóctonas. Consulte con los técnicos municipales (esos que ya tiene en plantilla, y ganan un buen sueldo). Consulte con las asociaciones ecologistas de la zona, tienen algo que decir. Planifique el espacio con vida vegetal, absteniéndose de fuentes, rotondas, monolitos absurdos y otras zarandajas municipales; mejor que parezca un bosque. Consiga a buen precio las especies escogidas. Utilice a operarios municipales. Contemple la obra. ¿Ha visto qué barato? Y quien dice 25 bosques, dice 40…

250 millones, energía limpia para medio millón de personas.

La nueva generación de parques eólicos marinos es limpia, eficiente y rentable. Ya existen proyectos en el Reino Unido que abastecen pueblos por completo, o islas como el Hierro, capaz de autogestionarse con energías renovables. 250 millones (sin sobres, comisiones, ni amiguetes) serían suficientes para abastecer a una ciudad de tamaño medio con aerogeneradores marinos.

Nota: Por la módica cantidad de 12.000-15.000 euros, un hogar aislado puede disponer de energías renovables suficientes para independizarse de las eléctricas. Esto sería real, si el PP no hubiera reventado el mercado de renovables, en favor de las multinacionales.

Facilitar la cura del cáncer, alzhéimer (y de cientos de enfermedades): 330 millones.

El CSIC solicitó la irrisoria cifra de 100 millones de euros para no desaparecer. Triplicar la cifra aumenta exponencialmente las posibilidades de mejorar la vida de millones de personas. Grandes investigadores nacionales deben emigrar para conseguir trabajo, por falta de fondos. El dinero invertido en investigación, en ciencia, es ridículo comparado con los beneficios obtenidos. 330 millones de euros es bastante menos de lo que planea gastarse el Manchester City en contratar a Messi y Guardiola. En el 2013 el titular de un artículo lo resumía así: “España deja escapar a algunos de los mejores científicos de Europa por un tercio de lo que cuesta un concejal en Madrid”. De vergüenza.

4.224 millones, acoger a unos pocos refugiados… un millón de personas.

El proceso de acogimiento de refugiados sirios que vendrán a Europa supondrá 4.000 euros por persona. Este precio sería el primer año, el más costoso. Para que se vea lo relativo que es el dinero: 4.200 millones de dólares es, al cambio, el precio de la paga extra de los funcionarios que el gobierno español birló en 2012. Un millón de refugiados, es igual a un año de pagas extra. Le economía es relativa.

30.000 millones, erradicar la pobreza del tercer mundo.

En 2005 Mark Anielski, cofundador de Genuine Wealth, estimó en 29,39 billones de dólares (¡billones americanos, ojo!) la inversión para elevar los ingresos de más de 5.000 millones de personas a 10 dólares al día. A nuestros ojos occidentales, esa ínfima cantidad de dinero nos daría para tomar unas cervezas; para países en vías de desarrollo, sería un sueldo algo más digno que les permitiría comer cada día.

10.194 millones de dólares, para lo que se te ocurra…

100 Refugios animales, 40 campos de cultivo orgánicos, 200 comedores sociales, 2.000 viviendas para personas desahuciadas, 500 agentes para luchar contra la corrupción, 300 guardas forestales… Todo esto, y aún sobraría dinero… Quizá no haría falta celebrar más cumbres climáticas, ni foros por la desigualdad social. Con la gasolina del dinero, el motor del activismo no tiene fin.

¿Y tú, en qué lo gastarías?

Morgue Files Jason Guillman