Sí, hoy es el día mundial más importante

22 de marzo de 2013

Water_droplet_blue_bg05_Visit Fir0002/Flagstaffotos

 

Hola:

Hoy quería saludarte. Se te ve bien, mejor cuando te quitas las legañas. Ay, disculpa. Sabes que no me callo nada, soy transparente. Como hoy es mi día y no te ibas a acordar de mí (son muchos años juntos, nos conocemos, canalla) me doy por felicitado.

Yo sigo aquí, a mi rollo, me tomo las cosas con calma. Soy de esos amigos que aparecen cuando se los necesita (¡cómo acudes a mí tras las resacas!). Sí, también soy algo rarito, de ideas radicales, pero fiel a mí mismo. Disculpa si estoy algo voluble, estos son días con cambios bruscos de temperatura; el trajín me deja helado… cuando no me da por irme hacia arriba.

Me dicen que soy complejo, pero en el fondo soy muy básico, se me ve venir. ¡Oye! Acuérdate: No debes malgastarme; te agradezco que me trates un poco mejor. Los amigos como yo son los que te dan la vida. Cuídame y yo te cuidaré.

En fin. Voy a continuar con mi labor, a llenar pantanos y cubiteras. Piensa en la suerte que tienes de tenerme cerca. 220 millones de personas las pasan canutas para echar un trago.

Todo tuyo, al 70%. Te quiere:

                                                               Agua

 

P.D.: Mira que llevo tiempo en la Tierra y nunca consigo acostumbrarme a que me cambien el género de singular a plural. A ver si los de la RAE se inventan algo neutro, me hace juego con las pantorrillas.

Hoy es el Día Mundial del Agua, la base de la vida. Visita aquí la web del Banco Mundial.

El mundo tiene sed, porque tenemos hambre.

Propina propinera tras el salto. Hop!

Curiosidades de tu amigo Agua

 

Es más fácil cocer un huevo en la playa que en la montaña. La temperatura de ebullición del agua decrece en altitud.

El agua se quiere a sí misma, un montón. El agua tiende a atraerse y por eso genera una “capa”, llamada tensión superficial (y es el motivo de que algunos insectos —¡milagro, veneremos al mosquito!— caminen sobre las aguas).

El agua es generosa, libera gran cantidad de energía calorífica con muy poca necesidad de energía aplicada. Mira los radiadores de casa y sabrás a qué me refiero.

Tu amigo es filosofía pura. Todo fluye: Eso decía Heráclito, que odiaba el agua y murió por ella. El agua cambia constantemente de forma porque los enlaces de hidrógeno se “reconstruyen”.

Las apariencias engañan. El agua es menos densa cuando se congela. Si te cae una barra de hielo en el pie, quizá pienses lo contrario.

Tu amigo está vivo sin estarlo. Se adapta, cambia, aísla, regula, disuelve, enfría…

A continuación: Video gamberro de chavales. Se puede tener conciencia y estar mal de la cabeza (¡Bien!). 🙂