Noticias frescas

Archivos Mensuales: octubre 2013

Buster Keaton Cooliflower Reutilizalo

Reutilízalo (¡regalamos de todo!)

24 de octubre de 2013

Buster Keaton Cooliflower ReutilizaloSe regala, casi sin usar, avanzado sistema multimedia que incorpora membrana multitáctil ultrafina, con sensor de temperatura y pluviómetro.

El dispositivo en cuestión tienen una memoria de 1 millón de gigabytes con capacidad, por ejemplo, para grabar tres siglos continuos de televisión. Entre otras características avanzadas, sobresale su cámara de 600 megapíxeles 3D, autofocus e IQ (detecta cualquier tipo de emoción). También es notable su GPS deductivo, sin necesidad de mapas.

Pero si destaca por un aspecto, dentro de su casi ilimitado rango de funcionalidades, es por la habilidad de auto-reparación y auto-programación, con multigestión adaptada en tiempo real. Es capaz de crear soluciones a cualquier problema que se presente en milisegundos off line. Y si se pulsan las teclas adecuadas, hasta despeja las incógnitas en las ecuaciones de la risa y el placer.

Para aprovechar esta ganga a coste cero, sigue los siguientes pasos: busca a la primera persona que veas y dile “hola”. Ahí lo tienes. La mayoría de seres humanos son avanzados sistemas a coste cero. El único problema es que son gratis, y lo que no cuesta, no se valora.

Omar Soaz y Yeray Montesdeoca, avanzados sistema multimedia y fans de Cooliflower (gracias), creen que lo gratuito puede ser valioso. Han empezado un raro, raro por bonito, (¡bonito!) proyecto. Pero mejor que presenten ellos Reutilízalo.com:

“Reutilízalo es un punto de encuentro online donde cualquiera de nosotros podrá publicar objetos que ya no necesita para que otra persona los pueda aprovechar. Desde nuestro buscador podrás ver las diferentes publicaciones, quizás encuentres algo que pueda ser útil para ti.

Somos un grupo de personas, cada vez más grande, que cree en un proyecto que puede revolucionar la forma de ver las cosas.”.

¿Y bien? ¿Te falta o te sobra algo? Producimos una media de 2 kg de basura… ¡Al día! Utiliza tu avanzado sistema digital (dedos) para dar una nueva vida a objetos que terminarían en el vertedero, con el perjuicio económico y medioambiental que conlleva. Ayuda a los emprendedores sin un céntimo o consigue lo que necesitas a precio cero. ¡Ecología, trabajo social y ahorro! ¿Quién da más? 🙂

 

Leer más
Mandamientos Cooliflower LOW

10 mandamientos de la moda (con derechos humanos)

16 de octubre de 2013

Mandamientos Cooliflower LOW

Quedaría feo decir que somos el blog de ecología y ética verde que más sabe sobre moda con derechos humanos. Quedemos feos, pues: Somos el blog de ecología y ética verde que más sabe de moda con derechos humanos. ¡Como para no saber! Fuimos la avanzadilla en la defensa de los tejidos naturales, los paladines de la ética surrealista tras las costuras… tenemos un bagaje algodonero y ecológico.

Hoy nos apuntamos al Blog Action Day reescribiendo los diez mandamientos “clásicos”dirigidos a las prendas de vestir. ¡Estos cosas sólo pasan aquí, en Cooliflower!

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA MODA CON DERECHOS HUMANOS

1 – Amarás a tu prójimo sobre todas las cosas. Dios nos queda un poco lejos, el prójimo está cerca, es tu hermana o tu primo. Si los amas, no dejes que lleven cualquier prenda a cualquier coste.

2 – No tomarás el nombre de un desconocido en vano. Compras una camiseta asiática por cuatro euros y no sabes quién está detrás, qué tipo de fábrica ni dónde… intenta averiguar un poco más.

3 – Santificarás a los que nunca tienen fiestas. Recuerda a esos desconocidos, a esas personas, en ocasiones niños, que trabajan sin descanso en condiciones precarias para que tú vistas ropa barata.

4 – Honrarás a otros padres y otras madres. A los tuyos ya los honras yendo a comer paella los domingos. Honra a los trabajadores locales permitiendo que vivan de una industria textil más justa y próxima.

5 – No matarás, directa o indirectamente. Si una fábrica se hunde en Bangladesh o un río entero es contaminado por tintes tóxicos en China, la responsabilidad última la tiene el consumidor final.

6 – No vestirás prendas impuras. Lleva escote o enseña la ropa interior, pero no caigas en la idiotez. No pagues una millonada por marcas que trabajan en países tercermundistas para sacar (aún) más beneficio sobre la miseria.

7 – No hurtarás (de bolsillos lejanos). Quizá pienses que comprar a cualquier precio no es robar, pero los comerciantes que bajan sus precios para competir contra otras empresas en la ruina quizá lo vean de otra manera.

8 – No reincidirás en falso testimonio ni mentiras corporativas. Algunas marcas, grandes marcas, siempre aparecen en escándalos de trabajadores hacinados y condiciones de semi-esclavitud. Salta la noticia y se olvida. ¿Olvidas o recuerdas?

9 – No consentirás modas ni deseos impuros.  La ropa se hizo para ser utilizada con frecuencia y los mínimos -exiguos- ciclos de la moda acaban con el derecho fundamental a una vida digna por poco salario que se gane. No caigas en la ingrata esclavitud de ir siempre “a la última”.

10 – No codiciarás las prendas ajenas. Y así, con menos ropa, de más calidad y origen conocido, contribuirás al equilibrio de tu bolsillo y a la presión sobre las fábricas que no respetan normas básicas ni derechos humanos.

Leer más
Forest_on_Barro_Colorado_Christian Ziegler

¿Qué significa “ser verde”?

10 de octubre de 2013

¿Qué es ser verde, aparte de tener más de setenta años y mirar colegialas con la baba colgando? Natalie Bennett, del Partido Verde de Inglaterra y Gales aporta muchas pistas en sus interesantes reflexiones en The Ecologist sobre “Qué hace a una buena sociedad”.

Forest_on_Barro_Colorado_Christian ZieglerAntes de extraer las bonitas palabras de esta activista te hablo a ti, lector sudamericano; no sabemos cómo funcionará el movimiento verde al otro lado del charco, aquí en la “madre patria”, bastante disgregado y poco ruidoso. La primera vez que fui a votar, allá por el año 1887… o quizá un poco antes, me topé con un montón de papeletas marcadas con nombres como “Verdes Progresistas”, “Verdes Ecologistas”, “Verdes auténticos” o “Verde Hulk”. Puede que alguno me lo haya inventado, pero te prometo que había como cinco o seis partidos “ecologistas” presentándose cada uno por su cuenta. Como había demasiadas opciones casi idénticas, y era joven, imberbe y aneuronado, voté a quien no debía. Si recuerdas la primera vez que escogiste pareja (mal, por supuesto) y te patearon el corazón, sabrás a lo que me refiero.

Actualmente asoman algunas propuestas políticas, demasiado tímidas, así que quizá los países latinos, con eso de tener la sangre caliente y ser proclives al caos vital y las repúblicas bananeras (aquí somos más bananeros que nadie), jamás tengamos una apuesta seria y estable, así que al menos nos podemos quedar con la individualidad de pensamiento, que sumada puede llevar a cambios notables como colectivo. Aquí hemos seleccionado y traducido algunas de las partes más interesantes y universales del artículo, que dejan muy claro en qué consiste (o debería consistir) ser “verde”. 🙂

El estudio y cuidado del suelo, como ejemplo de acciones de proximidad: “Hace treinta años, cuando estaba estudiando la ciencia del suelo, había poca conciencia (…), los suelos eran un tema para los químicos. Creo en el ejemplo de los rígidos límites de nuestro entendimiento siempre que algún defensor de ojos brillantes de geoingeniería aparece con un gran plan para resolver el cambio climático mediante la implantación de espejos reflectores espaciales, o limaduras de hierro en los océanos, como si la Tierra fuera una máquina predecible.”

Por qué ser “verde”: “Las motivaciones humanas son ricas y complejas, pero creo que una cosa que une (…) es la comprensión de que las cosas no pueden seguir como están, que nuestro modelo económico, ambiental y social se ha roto. La globalización, el neoliberalismo, la externalización, la privatización (serían necesario tres planetas para vivir), los motores de la toma de decisiones, promesas  y esperanzas políticas en las últimas décadas nos han puesto en el camino a la destrucción. No pueden seguir en sus propios términos; la economía ha fallado y no puede continuar así en materia medioambiental: el planeta no puede soportar el peso constante del exceso, de los residuos, de la destrucción.”.

Lógica, productos de consumo y moda: “No queremos un mundo en el que demos un paso atrás, sustituyendo la comodidad con sufrimiento, y los hogares con cuevas. Pero no necesitamos un nuevo teléfono móvil, que contiene minerales arrancados, terriblemente caros, de la tierra en el Congo cada dos años, cuando se puede actualizar simplemente el software cada seis meses, o conectar un nuevo chip de silicio cada pocos años. Y en lugar de comprar una camiseta de “moda semanal” hecha en una peligrosa fábrica de Bangladesh (la descartaremos un par de semanas más tarde), se puede optar por comprar una esmerada camisa local con tela de alta calidad, que durará años.”.

Vida laboral y vida real: “(…) nosotros como individuos, debemos reestructurar nuestra vida laboral, por lo que en lugar de pasar horas miserables en el trayecto, podamos hacer un corto paseo a pie o en bicicleta al trabajo. Debemos reemplazar el desalentador ‘presentismo’ de la oficina actual, los contratos de cero horas y la esclavitud de los “Call-center”, con trabajo decente con el que poder construir una vida futura, y en el que se pueda sentir que estás haciendo algo que vale la pena, siendo valorados.

 Y la calidad de vida también es vital. En lugar de nuestra cultura con un largo horario de trabajo (…) deberíamos estar pensando en reducir el trabajo (…) gradualmente hacia una semana laboral estándar muy atractiva de 21 horas. Como Caroline Lucas dice, nadie se encuentra en su lecho de muerte, diciendo: “Me hubiera gustado haber pasado más tiempo en la oficina.”.

 

 

Leer más
Fukushima Cooliflower

Fukushima no existe. Pásame otro puro.

3 de octubre de 2013

En Cooliflower, desde su inicio, nos planteamos lavar la cara de la ecología para hacerla más amena. Pensamos (seguimos pensando) que la gente la rehuía por el mismo motivo que se espanta con la Teoría de la Relatividad: forma parte de la vida, es necesaria, sumamente importante pero se ve lejana, abstracta, de documental de la 2. La ecología es bonita en la naturaleza, en los campos, en las zonas rurales en las que muy pocos residimos. Menos de la cuarta parte de los ciudadanos españoles vive en núcleos por debajo de 10.000 habitantes… ¿En plena naturaleza? ¡Quizá un 5%! Por tanto, en su inicio, nos reciclamos para recuperar a los verdes cosmopolitas. Y concienciar resultó más sencillo de lo que parecía, porque la gente de las ciudades, la que no distingue un pino de una higuera, es la que decide sobre la naturaleza.

Fukushima CooliflowerAsí, con los años, nos dimos cuenta de que todo lo relacionado con la ecología era un ladrillo más de una estructura piramidal, un ecosistema humano cuya cúspide era pura política. Cada decisión, o indecisión burocrática, interaccionaba y provocaba avalanchas  iniciadas con un par de firmas, que finalizaban con grandes problemas aplastando lo que se topaba por delante. Y así continúa. Da igual hablar sobre la destrucción del litoral, la carestía de las energías renovables, la tala amazónica, los alimentos de cultivo ecológico o el aumento de las temperaturas: casi todas las deficiencias han nacido de una decisión de despacho.

Sobre despachos han llegado los terremotos en el Delta del Ebro, uno de los ecosistemas más frágiles de la península. Se iniciaron hace años, con el anterior ejecutivo de marras y su “tirar pa´lante y ya veremos qué pasa”. “El gobierno fue advertido sobre la necesidad de analizar las consecuencias sísmicas de la puesta en marcha del proyecto Castor, el almacén marino de gas situado ante el Delta del Ebro. (…) el Ministerio de Industria desoyó las peticiones autonómicas, según ha explicado esta mañana el consejero de Territorio, Santi Vila.”. Las advertencias pasaron inadvertidas y hoy no hay responsables. Si caen un par de edificios tras los seísmos diremos oops!, y a otra cosa, politosa.

Desde este blog, tan urbanita y pinturero como la ecología real, solicitamos a los políticos (del color que les dé la gana) que confíen en los expertos que sólo airean cuando tratan de justificar decisiones de cromañón. Y que se limiten a hacer lo que saben, la parte legal y ética (si es que saben hacer algo legal y ético). No nos importa si son de izquierdas, derechas o de la esquina inferior según llegas a Cuenca; pedimos, por favor, un mínimo de coherencia y dignidad. La foto que incluimos es del diario El País de hoy. Y porque somos muy pacifistas, de otra manera la soberana colleja a Rajoy no se la quitaba nadie. Se puede ser urbanita, ecológico y político sin ser idiota. En serio.

Leer más

Compartir este artículo :

Fukushima no existe. Pásame otro puro.