10 mandamientos de la moda (con derechos humanos)

16 de octubre de 2013

Mandamientos Cooliflower LOW

Quedaría feo decir que somos el blog de ecología y ética verde que más sabe sobre moda con derechos humanos. Quedemos feos, pues: Somos el blog de ecología y ética verde que más sabe de moda con derechos humanos. ¡Como para no saber! Fuimos la avanzadilla en la defensa de los tejidos naturales, los paladines de la ética surrealista tras las costuras… tenemos un bagaje algodonero y ecológico.

Hoy nos apuntamos al Blog Action Day reescribiendo los diez mandamientos “clásicos”dirigidos a las prendas de vestir. ¡Estos cosas sólo pasan aquí, en Cooliflower!

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA MODA CON DERECHOS HUMANOS

1 – Amarás a tu prójimo sobre todas las cosas. Dios nos queda un poco lejos, el prójimo está cerca, es tu hermana o tu primo. Si los amas, no dejes que lleven cualquier prenda a cualquier coste.

2 – No tomarás el nombre de un desconocido en vano. Compras una camiseta asiática por cuatro euros y no sabes quién está detrás, qué tipo de fábrica ni dónde… intenta averiguar un poco más.

3 – Santificarás a los que nunca tienen fiestas. Recuerda a esos desconocidos, a esas personas, en ocasiones niños, que trabajan sin descanso en condiciones precarias para que tú vistas ropa barata.

4 – Honrarás a otros padres y otras madres. A los tuyos ya los honras yendo a comer paella los domingos. Honra a los trabajadores locales permitiendo que vivan de una industria textil más justa y próxima.

5 – No matarás, directa o indirectamente. Si una fábrica se hunde en Bangladesh o un río entero es contaminado por tintes tóxicos en China, la responsabilidad última la tiene el consumidor final.

6 – No vestirás prendas impuras. Lleva escote o enseña la ropa interior, pero no caigas en la idiotez. No pagues una millonada por marcas que trabajan en países tercermundistas para sacar (aún) más beneficio sobre la miseria.

7 – No hurtarás (de bolsillos lejanos). Quizá pienses que comprar a cualquier precio no es robar, pero los comerciantes que bajan sus precios para competir contra otras empresas en la ruina quizá lo vean de otra manera.

8 – No reincidirás en falso testimonio ni mentiras corporativas. Algunas marcas, grandes marcas, siempre aparecen en escándalos de trabajadores hacinados y condiciones de semi-esclavitud. Salta la noticia y se olvida. ¿Olvidas o recuerdas?

9 – No consentirás modas ni deseos impuros.  La ropa se hizo para ser utilizada con frecuencia y los mínimos -exiguos- ciclos de la moda acaban con el derecho fundamental a una vida digna por poco salario que se gane. No caigas en la ingrata esclavitud de ir siempre “a la última”.

10 – No codiciarás las prendas ajenas. Y así, con menos ropa, de más calidad y origen conocido, contribuirás al equilibrio de tu bolsillo y a la presión sobre las fábricas que no respetan normas básicas ni derechos humanos.