Noticias frescas

Archivos Mensuales: agosto 2013

Cooliflower

Sabelotodo, Sabeloalgo, Sabelonada

29 de agosto de 2013

Cooliflower

Que no, que no es “quién no llora no mama”, porque el que más mama es el que llora. El mundo funciona al revés.

Las personas que más corren para tomar un asiento libre son las que menos lo necesitan. Los que nos han llevado a la ruina nos conminan al ahorro. Los amigos con más defectos nos aconsejan cómo ser menos defectuosos. En los departamentos de selección de personal suelen estar los que han trabajado poco, en el Congreso de los Diputados los que no han trabajado nada. Los primeros en darse prisa para tener niños, deberían ser los últimos en ser padres. Al profesor de gimnasia le sentaría bien ser profesor de historia, al de historia, matemático; los que enseñan matemáticas debería tomarse una vida sabática. Al que madruga, dios no le hace rico. Los que presumen de conducir muy bien, suelen conducir demasiado rápido; los que no presumen de nada, deberían presumir por su falta de presunción.  Las que dicen “todos los hombres son iguales”, escogen a todos los hombres iguales. Los que comentan que todas las mujeres son unas putas, salvo su madre y su hermana, son idiotas a los que sólo aguantan su madre y su hermana.

Los que actúan siempre por el bien común, obvian tanto lo bueno, como lo común. Los males menores en un par de días de olvido se hacen mayores.  El cincuenta por ciento de los “te quiero” son falsos, pero compensan los miles silenciados. La humanidad es buena por naturaleza, pero mala por tradición. Las convicciones son como las bebidas refrescantes, sólo saben bien en frío. Quién cree que nunca se equivoca, está cegado por las equivocaciones. Las palabras deberían ser patrimonio de la humanidad.

Y si crees que lo sabes todo, que todo está inventado y escrito, eres un sabelonada. Para esto trabajamos en Cooliflower: Fabrica tus propias ideas, tu propio listado original, que no te lo den todo mascado. Ninguna realidad es inamovible, ninguna causa está perdida. 🙂

Leer más
Lu-Guang-Pollution-in-China-07

Japón y China. En algo se parecen

23 de agosto de 2013

Japón y China son dos países del lejano oriente, y se parecen tanto como un rollito de primavera a una sopa de miso. Coinciden en que el idioma de ambos está basado en ideogramas (cada símbolo es una palabra). De hecho, el país de “el sol naciente” tomó su método se escritura de China. Y no fue lo único que tomó.

Las disputas de las dos naciones son legendarias, como sospechará cualquiera que haya visto películas clásicas de artes marciales. El argumento habitual de los filmes clásicos era: “han matado a mi maestro de kung-fu, y ha tenido algo que ver una escuela japonesa”. La mala prensa venía de largo; ambos países se llevan dando de tortas por cuestiones territoriales desde   que los nipones birlaron Taiwan a principios del siglo XX. Lo que se suele llamar “política expansionista” o “me lo quedo porque está aquí al lado y santa Rita-Rita”.

Sabemos, pues, que China y Japón comparten ideogramas parecidos, ojos rasgados y odio recíproco. Y poco más. A pesar de ello, en Españistán todavía hay humoristas, o sujetos que se llaman a sí mismos “humoristas”, que se ríen del acento y de las costumbres de China y Japón como si fueran una sola nación. Los graciosos que utilizan la ele imitando a japoneses deberían saber que los nipones no saben pronunciarla -el humor y la cultura son compatibles, Manolo Royo-. Si en Cooliflower incluimos a los dos países asiáticos en un mismo post es por su parecido en el peligro que suponen para la ecología.

Lu-Guang-Pollution-in-China-07China es un monstruo que consume recursos a una velocidad de vértigo. Es un país que se denomina comunista y se podría llamar super neo-liberal. En política los extremos se tocan, se acarician, yacen juntos y tienen hijos; el capitalismo salvaje y la política China se aman con locura. El gigante asiático es un país que no crece, revienta económicamente, y lo hace a cualquier ritmo, dejando residuos de violación de derechos humanos y carencia de ética. De la responsabilidad, para que nadie convierta estas líneas en odio xenófobo, habría que eliminar a los ciudadanos; son los máximos dirigentes los encargados de dar forma a la política. Y los occidentales tampoco ponemos barreras; en general la comunidad internacional permite prácticamente cualquier aberración si hay negocio, así poco importa si se lanzan niños por el retrete, cerdos en los ríos, o se cultivan productos orgánicos en tierras contaminadas. Los negocios con China seguirán.

“(…) Y he llegado a la conclusión de que lo “orgánico” de China es en gran parte un fraude. He aquí por qué… En primer lugar, se verá sorprendido al enterarse de que no hay límite a cuánto se permite de mercurio, plomo, cadmio, arsénico y aluminio en productos “orgánicos”. Es un hecho: el estándar USDA de normas orgánicas no tiene límites en los niveles de contaminación por metales pesados ​​de los alimentos orgánicos certificados. Aún más, no hay límite a la contaminación de PCB, BPA y otros productos químicos sintéticos que se permiten en alimentos orgánicos certificados, “superalimentos” y suplementos.”

Earthquake and Tsunami damage-Dai Ichi Power Plant, Japan

Japón, cuando no le da por meterse en guerras, es ejemplo de mesura y constancia. Después de que estallaran las bombas de Hiroshima y Nagasaki el país se declaró pacifista, aunque no renunció a la energía nuclear. El carácter estoico y sencillo de la población, es inherente al de una zona catastrófica natural. Es bastante habitual sobrepasar los 3.500 terremotos por año (el 20% mundial). Aproximadamente cada dos décadas se desencadena un temblor lo suficientemente grande como para producir numerosas víctimas. Vivir con la sombra de la muerte acechando en el calendario es bueno, porque te hace valiente, y es malo, porque te vuelve temerario. La central de Fukushima sigue funcionando, degradándose y perdiendo agua radioactiva. Y una cultura milenaria que vive de los productos del mar, los contamina.

La fuga de agua altamente radiactiva a la que se enfrenta la central nuclear de Fukushima es el peor incidente ocurrido desde que un terremoto y un tsunami provocaron en 2011 la mayor catástrofe nuclear desde Chernóbil. Lo que en un principio se clasificó como “anomalía”, según la escala internacional que mide los eventos nucleares, pasó este miércoles a ser considerado “incidente grave”.

Leer más
Dictador lelo

Consejos del buen tirano (segunda parte)

14 de agosto de 2013

Dictador CooliflowerFebrero de 2011, en Cooliflower publicábamos los “Consejos del buen tirano”, donde explicábamos, en seis pasos, cómo alcanzar la excelencia en el duro trabajo de los gobiernos unidireccionales.

Con el tiempo, y unas cañas, hicimos balance de nuestro curso gratuito y nos dimos cuenta de que faltaba una ampliación del máster para democracias dictatoriales y/o dictadores democratizados. Con este anexo los futuros tiranos podrán lavarse la cara y hasta parecer decentes ¡y ecológicos! Aquí está la segunda entrega de “Consejos del buen tirano”.

¡Arriba tú!

(VER LOS SEIS CONSEJOS ANTERIORES AQUÍ)

7 – Sé la voz del pueblo. Poco importa cómo has llegado al poder, debes erigirte en “su voz”. Si te ha tocado por herencia familiar, significa que estás por tradición ¡y al pueblo le engancha lo tradicional, por indigesto que sea! ¡Mira a los polvorones por navidad, inamovibles!

Si lo tuyo fue un golpe de estado, es que el país te estaba pidiendo a gritos. Gritaban y lo importante es que gritaban, no qué gritaban. En el caso de que votaran democráticamente, deja que el pueblo consulte con Garlic & Water y esperen a las próximas elecciones, si las hubiera (siempre se puede abolir la ley electoral, para eso eres tirano).

8 – Aprende a decir “No es cierto”. ¿Te acusan de hacer algo indebido, de apropiación de lo ajeno? ¿De maldad pura y dura? La solución es tan sencilla como decir: “No es cierto”. Si la oposición sigue viva, se desmanda y no es fácilmente aniquilable, devuelve la acusación. Sugerimos el uso del “tú lo hiciste peor”. Diálogo de ejemplo: -“¿No es cierto que ha acabado con la economía del país y eliminado la cultura? -No es cierto y tú lo hiciste peor”. (Se desaconseja la frase “rebota, rebota y en tu culo explota”). Si te cansan las réplicas grita “¡Demagogia!”. Esta palabra es, a las conversaciones, lo que el botón de reset a un ordenador.

9 – La verdad es todo aquello que se dice con ademán de ser verdad. Acudir ante los medios de comunicación y mentir como un bellaco es sencillo. Sólo debes interiorizar la sarta de idioteces que vas a pronunciar, ensayando delante del espejo sin que se te escape demasiado la risa o te entre un tic nervioso. Si no te creen sólo debes pasar al punto ocho e iniciar un peloteo (lingüístico) desde el fondo de la pista hasta que el tema muera de aburrimiento, o lleguen las vacaciones de agosto. Nadal ha ganado así muchos torneos, matando de sopor al contrario.

10 – Donde no llegue tu poder de convicción, que llegue tu dinero. No hay país pobre, sino territorio mal administrado. Si necesitas parné, mete mano en la caja, que para eso es tuya. Invierte y redistribuye como quieras, pero no olvides pagar a los que mueven el cotarro. Si tienes dinero todo serán sonrisas y parabienes. Mira el ejemplo de países como China, una de las naciones más contaminadas y explotadoras del mundo, capaz de vender a Europa productos orgánicos que carecen de las normas ecológicas más básicas* ¡y no pasa nada, todos tan felices! El que paga, manda. Y el que manda, cobra.

*(El asunto de China merece un post propio).

11 – Saca la democracia a relucir. Este punto sólo es válido para las tiranías ocultas. Se trata de aferrarse a viejas leyes para que nadie te toque un euro pelo, por mucho que extorsiones al personal con fórmulas legales (tú inventas lo que es legal y lo que no, ¡fantástico! ¿Verdad?). Si alguien se atreve a ir contra ti, lo acusas de antidemocrático, te inventas una nueva ley con la que multarlo y/o meter en chirona y te haces el indignado (insistimos: hay que practicar la contención de la risa en público).

12 – Cuando te falle el enemigo fuera, inventa uno en casa. ¿Para qué ir lejos a buscar gresca con la que ajustar desbarajustes? En esa región hablan raro. En aquella otra viven demasiado bien… Esos prefieren ser de otro país. Sabemos que un tirano no lee demasiado, salvo la propaganda útil para su propio beneficio, pero 1984 de Orwell es un libro incluso más útil que “El príncipe”, de Maquiavelo. Si hay varios problemas, consigue que la gente mire para otro lado regresando al punto 1.

Dictador lelo

Leer más
Henry_Scott_Tuke_-_A_standing_male_nude,_1914

La memoria de la espalda peluda

8 de agosto de 2013

Henry_Scott_Tuke_-_A_standing_male_nude,_1914Tengo un amigo que nació llorón y con cabellera, como el resto, pero la genética (esa humorista invisible que nos dejan en herencia) le quitó el pelo de la cabeza y se lo puso en la espalda. Mi amigo, o algo así, está convencido de que a todos los hombres de cierta edad nos crece una mata de pelo sobre el culo, pero nos hacemos la cera a escondidas avergonzados de nuestra pilosa virilidad. También cree que los hombres somos tan primarios que nuestras lágrimas están esperando para saltar cuando Messi hace un regate. Si nos gusta la poesía, como hombres que somos, dejamos de ser “tíos”, somos nenazas. Otro argumento para que nos depilemos la espalda a escondidas…

Mi amigo, o algo así, se olvida y duda de todo lo que no le ha dado placer o dinero. Se acuerda de su chalet en la playa y defiende la construcción en la costa como motor del empleo, pero olvida que casi la cuarta parte del litoral ha desaparecido en sólo 25 años. Defiende a los seres humanos (a los bien vestidos), porque los animales son tontos y han nacido para que los comamos, salvo los perros, que sirven para cazar y ser cazados de un tiro cobarde, cuando ya no pueden levantar perdices. “Los animales no piensan, no tienen sentimientos”, suele decir, sin pensarlo ni sentirlo.

A mi algo, o amigo, la noticia de que los delfines puedan recordar “la voz” (silbido) de compañeros suyos, por un periodo de 20 años seguro que le produce risa, como le pareció ridícula la noticia de hace un mes, en la que dos biólogos de la universidad de St Andrews demostraron fehacientemente cómo los delfines usaban nombre propio y llamaban a los amigos de su especie por el suyo, igual que nosotros.

Al tal algo, amigo de alguien, le fallan memoria y creencias porque le entristece su vida improductiva y, como decía Esquilo: “No hay dolor tan grande como el recuerdo de la alegría en dolor presente”

Ver:

El ladrillo se ha comido el 23% del litoral español desde 1987

– Greenpeace denuncia que se han estado construyendo dos hectáreas diarias en la costa

Los delfines tienen la memoria más duradera registrada en especies animales.

Leer más
Pie de esos que juguetean por debajo de las sábanas y dan gustillo

9 pasos para no andar hacia atrás

2 de agosto de 2013

Pie Cooliflower1-Deja de etiquetar

No somos hippies, hipsters, yuppies, perroflautas, yayos o niñatos, como diría el gran Jesús Lizano, sólo somos mamíferos (algunos más mamones que otros). Podrás encontrarte chavales “rastarizados” abandonando botellas de plástico en la playa y señoritas trajeadas que, como superheroínas, colaboran en secreto con ONG y cultivan conciencia. Y la conciencia no lleva etiqueta visible.

2-Investiga las etiquetas

Te dirán más de lo que piensas. Sabrás si un producto lleva aceite de palma, si contiene edulcorantes dañinos para la salud… Haz deducciones al estilo Sherlock, ¿Una camiseta, fabricada en China, puede venderse en tu país por cuatro euros con protocolos éticos y justos? ¿Podría ser hipoalergénica, ecológica? La respuesta se evidencia, si no te engañas a ti mismo.

3-Abandona el cinismo

Del desencanto a la ironía y de la ironía, al cinismo. Cada vez más personas defraudadas utilizan términos absolutos y derrotistas para pasarse al bando de aquello que odian. “No colaboro porque no creo en esas cosas”, “yo no puedo cambiar el mundo”, “todos son iguales”, “¿y qué se consigue con eso?”, “al final, no sirve de nada”. El mundo en blanco y negro es cínico, duro y egoísta. Los matices son el alimento de los justos y abiertos de mente.

4-Que el móvil no te inmovilice

Sal un día sin teléfono móvil. Mira a los que ignoran a quienes tienen al lado. Observa a las familias y grupos de amigos que prefieren fijarse en una pantalla antes que en la realidad. ¿Tú también lo haces? ¿Quieres un mundo mejor? Empieza por abandonar el soma digital cuando haya gente a tu alrededor. Ni dos mil guasap equivalen a una persona real. Sé valiente y mira a los ojos, no seas idiota.

5-Sé tú mismo/a

Todos los amigos vienen de serie con tres frases: “¿Te marchas tan pronto?”, “Es mejor así; no se merece a alguien como tú” y “sé tú mismo/a”. De acuerdo, la tercera frase es culpable de que personas horribles se reafirmen en su tontería, pero quédate con la parte buena. Intenta ser menos influenciable y potenciar las opiniones propias. “Ser tú mismo” no es ser cínico o maleducado, es tener convicciones elaboradas y apropiadas, por encima de modas.

6-Compra menos, aunque no sean productos “muy” ecológicos

Si compras cada dos días tofu natural, soja ecológica y ropa orgánica, estás ayudando poco a la Tierra y menos a tu economía. Intenta comprar lo justo, al comerciante que está al lado de casa y productos de temporada. ¿Presumes de reciclar mucho? Quizá consumes demasiado.

7-Dale una utilidad real a las redes sociales

Las redes sociales sirven para:

a)      Quejarse del estado anímico y añorar el fin de semana.

b)      Intercambiar ocurrencias, “memes”, memeces y parejas.

c)       Servir de altavoz a causas solidarias y ecológicas.

d)      Todas las anteriores, aunque lo bueno sería la “c”

Si tu respuesta no es la “d”, te has equivocado de blog, forastero.

8-Involúcrate

Un día de estos debería ponerme manos a la obra y hacer algo… Bien, hay conferencias, exposiciones, grupos de debate, movimientos vecinales, voluntariados, colaboraciones… Tienes manos, tienes obras y algo que hacer. Y tan pocas (o tantas) excusas como busques.

9-Crea tu blog

¿Y por qué no? Si tienes algo que contar, cuéntalo, difunde, expande tu visión. Cooliflowerense, desde Cooliflower te promocionaremos, estamos a tu servicio. Acabemos con las opiniones únicas. 🙂

Leer más

Compartir este artículo :

9 pasos para no andar hacia atrás