Noticias frescas

Archivos Mensuales: marzo 2013

Honor ecológico de todo a un euro

30 de marzo de 2013

Cospedal demandará a Greenpeace: “Greenpeace apunta que de la reforma de la ley de Costas salen beneficiadas empresas constructoras en las que había participado su esposo.” La Vanguardia.

Bee_Gees_1977Si John Travolta bailaba como un monguer a cámara lenta. Si se llevaban los pantalones de pata de elefante. Si los semi-calvos Bee Gees eran tipos sexy. ¡Oh, vamos! ¡Si hasta se decía “demasié para el body” y se bailaba “Saca el güisqui, cheli”! ¡1.978 pasó hace demasiado tiempo! Mirad una foto de los Bee Gees: ¿Qué más se necesita para reformar la Constitución Española?

Nuestra decrépita carta magna garantiza algo llamado “Derecho al Honor”. Todos los ciudadanos tenemos derecho a que se nos respete. El honor (buena reputación, honestidad, “amor” al prójimo) es una cualidad garantizada, aunque se pisoteen cabezas. Se es honorable por ley.

(Exijamos un decreto para que todos hablemos cinco idiomas).

La ley asegura que somos buenas personas. Por ejemplo, si alguien decide crear leyes que apoyan construcciones ilegales en la costa. Imaginemos a ONG y periodistas que investigan el asunto y encuentran vínculos con personas, las mismas que están detrás de las leyes, beneficiadas por las medidas. Si esto sucede y se alza la voz, el “infractor” puede demandar a quien denuncia, como hará Cospedal con Greenpeace, por vulnerar el derecho al honor. María Dolores, diferida en sí misma, la mujer que persigue la privatización de montes para uso privado, la que ha inspirado el chiste “se abre el telón. Aparece Cospedal y privatiza el telón”, luchará por su honor en los tribunales. Se inaugura un nuevo capítulo en materia de honor: el derecho al honor de la madrasta persiguiendo a Blancanieves, el Coyote, que denuncia al Correcaminos y Judas, demandando a Jesús.

Por nuestro honor, que el honor está de saldo en un clima borrascoso de corrupción y ecolorisa. Se ha presentado un borrador de Ley de Montes (María Dolores de Cospedal también ha solicitado informes sobre terrenos de utilidad pública para privatizar). La sorpresa en el artículo 50 es que “con carácter excepcional las comunidades autónomas podrán acordar cambio de uso forestal cuando concurra un interés general prevalente”. La ley permitiría, por ejemplo, quemar (por descuido) un bosque y edificar una urbanización, “siempre que se trate de terrenos de titularidad pública y que se adopten las medidas compensatorias necesarias que permitan recuperar una superficie forestal equivalente a la quemada”.

Acabáramos. Un monte quemado podría ser urbanización con zonas ajardinadas y campos de golf. Lo decimos con un susurro, no sea que nos demanden por decir la verdad y faltar al honor de los que desconocen la palabra. Chitón.

Leer más

Sí, hoy es el día mundial más importante

22 de marzo de 2013

Water_droplet_blue_bg05_Visit Fir0002/Flagstaffotos

 

Hola:

Hoy quería saludarte. Se te ve bien, mejor cuando te quitas las legañas. Ay, disculpa. Sabes que no me callo nada, soy transparente. Como hoy es mi día y no te ibas a acordar de mí (son muchos años juntos, nos conocemos, canalla) me doy por felicitado.

Yo sigo aquí, a mi rollo, me tomo las cosas con calma. Soy de esos amigos que aparecen cuando se los necesita (¡cómo acudes a mí tras las resacas!). Sí, también soy algo rarito, de ideas radicales, pero fiel a mí mismo. Disculpa si estoy algo voluble, estos son días con cambios bruscos de temperatura; el trajín me deja helado… cuando no me da por irme hacia arriba.

Me dicen que soy complejo, pero en el fondo soy muy básico, se me ve venir. ¡Oye! Acuérdate: No debes malgastarme; te agradezco que me trates un poco mejor. Los amigos como yo son los que te dan la vida. Cuídame y yo te cuidaré.

En fin. Voy a continuar con mi labor, a llenar pantanos y cubiteras. Piensa en la suerte que tienes de tenerme cerca. 220 millones de personas las pasan canutas para echar un trago.

Todo tuyo, al 70%. Te quiere:

                                                               Agua

 

P.D.: Mira que llevo tiempo en la Tierra y nunca consigo acostumbrarme a que me cambien el género de singular a plural. A ver si los de la RAE se inventan algo neutro, me hace juego con las pantorrillas.

Hoy es el Día Mundial del Agua, la base de la vida. Visita aquí la web del Banco Mundial.

El mundo tiene sed, porque tenemos hambre.

Propina propinera tras el salto. Hop!

Leer más

Menos valium, Bella Durmiente

14 de marzo de 2013

La vida es sueño. Lo escribió Calderón de la Barca y lo dice cualquiera que escuche el despertador a las seis de la mañana. Dame tristeza, un motivo de melancólica queja, y te daré poesía.

 Princesa Bella Durmiente CooliflowerEl sueño, el de estar en las nubes, en la luna de Valencia, en Babia, en tu mundo y pensando en musarañas, se parece bastante al que el cerebro inventa cuando duermes, ambos preparan tu realidad. Cada especialista mantiene su propia teoría sobre la utilidad de soñar; en este blog, expertos en hablar por hablar (como buenos especialistas) concluimos que soñar (dormidos) es la forma que tu cuerpo usa para hacer limpieza de registro y desfragmentar el disco duro del cerebro. Prueba a aprender-comprender cualquier materia un par de horas antes de acostarte. Verás como, abracadabra, cuando despiertes por la mañana lo verás todo mucho más claro.

 Cada persona necesita diferentes horas de sueño, lo más importante no son tantos los minutos sino el aprovechamiento. Casi la mitad de las horas de descanso son “superficiales”, el resto (fase REM y sueño profundo) es lo que  de verdad nos hace descansar. Por eso hay personas que, más que dormir, caen en coma y se levantan como una rosa a las seis horas; y otras, después de nueve horas de sueño superficial, despiertan con cara de actor expresionista alemán.

 En Cooliflower hemos pensado, ahora que se acerca el estúpido cambio de horario, que quizá te gustaría conocer métodos naturales para dormir mejor, a la espera de que las ojeras se pongan de moda.

Duérmete, viejo niño

  • Intenta mantener una rutina de sueño. Quizá duermas mejor de madrugada, o sigas el ciclo natural del sol. Lo importante es no variar tus biorritmos.
  • Sigue tus propios ritos antes de dormir, los que mejor te funcionan a ti. No hay dos personas iguales. Hay quien se duerme con música clásica y otros necesitan ver Teletienda.
  • Acaba tus tareas. El dejar para mañana lo que puedas hacer hoy inquieta, produce desasosiego. Llévate a la cama la conciencia aseadita.
  • Si el espacio te lo permite, intenta situar la cama con el cabecero hacia el norte. No es hechicería. Somos sensibles a los campos magnéticos y se descansa mejor.
  • Intenta evitar aparatos y cables que emitan radiaciones en el lugar de descanso. Los teléfonos fijos inalámbricos emiten una cantidad de radiación enorme.
  • No comas en exceso y prueba a tomar alimentos que ayudan a fabricar serotonina de modo natural, como la miel y la leche.
  • Si necesitas ayuda farmacológica, prueba a consultar en tu herbolario. Hay remedios naturales eficaces, baratos y con muchos menos efectos secundarios. Por ejemplo cuece unas hojas de lechuga y bebe una taza de esa “sopa”. Funciona muy bien… y cuesta muy poco.
Leer más

Testado en personas con sentimientos

12 de marzo de 2013

“En principio, y estrictamente hablando, los animales no tendrían derechos, a la par que tampoco tendrían obligaciones  ya que al carecer de libre albedrío y capacidad de decisión, no podríamos considerarlos sujetos éticos capaces de discernir entre el bien y el mal”.

(…) “ni los toros ni el resto de los animales tienen dos de los que son nuestros derechos fundamentales, el derecho a la libertad (…) y el derecho a la vida”.

Toni Cantó, el día que su cerebro cortocircuitó y su apellido fue verbo.

Canis_lupus_pup_closeup Cooliflower

 Los animales no piensan.

 Hasta hace muy poco se creía que los elefantes se comunicaban gestualmente. El característico sonido de trompeta de los paquidermos (barritar) era lo más parecido a una forma de comunicación, simples advertencias territoriales. Así fue hasta que algunos investigadores, perplejos por la capacidad casi telepática de entendimiento en la manada, colocaron micrófonos que captaban sonidos de baja frecuencia. Descubrieron que estos grandes mamíferos usaban un “lenguaje” inaudible para los humanos.

Las sorpresas derivadas del estudio zoológico nunca se acaban: los delfines se llaman entre sí por su nombre propio, “despiadados” animales como lobos, chacales y aves rapaces cuidan de su pareja y sus crías, las hormigas se comunican mediante olores (feromonas) y son capaces de sentir miedo… a su modo. Cada especie vive, siente y padece dentro de las limitaciones de su propio cuerpo. Al igual que el umbral del dolor (y la inteligencia) es distinto en cada persona, los sentimientos por familias difieren de los nuestros. Por eso los animales no piensan… como nosotros: son distintos, que no peores.

 Imaginemos a una especie que hubiese evolucionado cien mil veces por encima de nuestra capacidad intelectual. Imaginemos a seres, invisibles a nuestros ojos, mirándonos a nosotros, humanos, como si fuéramos peces bobos en una pecera. ¿Qué pensarían de nosotros? ¿Nos pondríamos en su lugar, entenderíamos sus razones y razonamientos, con las neuronas que nos ha dado la naturaleza? Sería imposible. El entendimiento humano también tiene fin. Somos tan inteligentes porque nuestra inteligencia se compara y limita con nuestra inteligencia. Somos el tuerto del país de los ciegos.

 Ayer, tras una década desde que se aprobó, la Unión Europea prohibía definitivamente la venta de cosméticos en los que, durante su proceso, se haya experimentado con animales. El libre albedrío humano, similar al animal (nacimos y morimos, lo que hay en medio depende en gran medida de nuestras decisiones) ha dado un paso adelante en la lucha por un mundo más animal. Bien hecho: sigamos trabajando la empatía salvaje, a ver si además de listeza, demostramos sentimientos.

 Nota publicitaria: En Cooliflower somos primos hermanos de Fox Fibre. Este blog vive gracias a sus productos, entre los que se encuentra su sección de cosmética que jamás fue probada en animales (impresionante su crema de manos, testado en este redactor, algo animal). Si te apetece, echa un vistazo aquí. 😉

Leer más

Carne de burro

4 de marzo de 2013

a.baa-computer-lovers“hoy todo son ordenadores y más ordenadores

Y pronto todo el mundo tendrá uno,

los niños de tres años tendrán ordenadores

y todo el mundo conocerá todo

lo relacionado con los demás

mucho antes de que lleguen a conocerse

y por eso nadie querrá conocerse.

nadie querrá conocer a nadie

nunca jamás

y todos serán

unos solitarios

como lo soy yo hoy”

6, Charles Bukowski, “El padecimiento continuo”.

En EEUU nace el término deportivo “los minutos de la basura” para destacar cuándo todos (jugadores, árbitro y público) saben quién va a ganar un partido. Sin interés, el encuentro se mira sin ver y se juega sin jugar. Sólo resta esperar el desenlace ya desvelado.

whatsapp_2Los minutos volaban y vuelan, y se estrellan. Para ahorrar euros, o salvar las cuerdas vocales, el tiempo va directo a la crono-papelera. Servicios de mensajería, tipo Whatsapp, son idóneos para que tiempo real —y educación— sean basura. Bonitas conversaciones de dos horas, muñequito a muñequito, que podrían resolverse en dos minutos de llamada; conversaciones eternas para quedar en directo, ignorar a quien está enfrente y atender, de nuevo, al que no está. En el ciclo del mensaje iconizado se invierte ausencia y presencia. La expectativa es un regalo, lo real es material de desecho.

Para que el tiempo se conserve en su jugo hay servicios de pareja, o de sexo rápido. Los futuros novios pueden iniciar el cortejo por nivel cultural y afinidades. Se estudia la compatibilidad mediante pruebas sicológicas y algoritmos y un tanto por ciento determina la posibilidad de éxito de la cita. Puro amor.

—Creo que tu porcentaje de mí mismo rentabilizará la inversión.

—Yo también te quiero.

En los servicios de polvo rápido el contacto es más natural, zoológico, de “la dos”: “Ke tal?”, “Vien”. Foto de pechos, foto de abdominales. Imagen de culo, imagen de pene. “Kedamo?” “Bale”. Como aquel programa de televisión, “Follow me”, pero con pronunciación castellana. Perfecciona tu inglés francés en pocas horas.

Para evitar minutos de la basura, los procesos de selección de (im) personal son gloriosos, con conversaciones al límite del absurdo.

—¿Cómo se definiría en dos palabras?

—Humano parado.*

 —¿Qué cree que podrá aportar a la empresa?

—Ni idea. Mire, si no empiezo a trabajar ni usted ni yo lo sabremos nunca.*

*(Ojalá se pudiera responder así).

 Tantos minutos perdidos en basura e idiotez. Y llega la carne de caballo, minutos y minutos de titulares, y el escándalo es tan grande como el Big-Ben, por pijismo. ¡Más de un uno por ciento de caballo! Carne más sana que la de ternera y la de cerdo, la que los pediatras recetaban antaño para niños faltos de hierro. ¡Qué horror! Y las horas mueren y los minutos de la basura, como gusanos, vuelven detritus alimento perfectamente comestible para estómagos vacíos que podrían alimentarse del fraude alimentario. Qué maldad, decimos en España, dar carne de caballo a los pobres.

Con 870 millones de seres humanos hambrientos se permite que toneladas de alimento, listos para comer, se pudran. Tememos lo equino quizá por consanguinidad; vivimos inmersos en la burrocracia.

Leer más

Compartir este artículo :

Carne de burro