Una muy buena -y sorprendente- guía

19 de julio de 2012

De vez en cuando recibimos mails de felicitación de desconocidos. Los agradecimientos de allegados son más frecuentes, pero algo, un sentimiento muy Corleone, nos hace dudar de la familia. La desconfianza nació cuando éramos pequeños y en clase de manualidades fabricábamos aquellos horrendos dibujos decorados con alubias y arroz. Los maestros –es una sospecha- los mandaban para poner a prueba el amor parental: si regalas un cartón pringoso con garbanzos y judías pegados en él y te dicen, con los garbanzos rodando por el suelo, lo bonito que es, sabes que tus padres te quieren mucho… o tus progenitores son críticos de arte kitsch.

Este mail de felicitación fue diferente porque, encima, llegaba del “lado oscuro”… de un portal de venta de pisos. En verdad es un negocio lícito y honrado, pero con toda la caña que hemos dado al negocio del ladrillo te quedas un poco a cuadros, como si don Vito, con el ceño fruncido, te diera dos besos… en el email destacaban nuestra valentía, admiración recíproca porque no es habitual que nadie relacionado con negocios inmobiliarios lea Cooliflower, y menos aún que dediquen una página completa y muy trabajada sobre el ahorro de energía y el agua, con propuestas, coste económico y energético incluido.

 

Algunos de los consejos en su página, poco vistos, son: 

 

– El grifo termostático es que se caracteriza por integrar un selector de caudal y uno de temperatura. De esta manera no se deja correr el agua hasta que alcanza la temperatura deseada.

– Elije plantas autóctonas para tu jardín que puedan vivir con el agua de la lluvia. También puedes poner especies que necesiten poca agua como cactus, palmeras aloes, etc.

– El riego por exudación consiste en tuberías de material poroso que una vez llenas de agua empiezan a sudar el agua de su interior. Requiere un mantenimiento ya que la cal y las algas pueden atascar los poros, sin embargo es el método que supone un mayor ahorro de agua.

 

Pero no contamos más. Mejor si echáis un vistazo por vosotros mismos. Un apartado excelente, vaya… en un portal de compraventa de pisos. ¡Alegría! ¡Algo, muy positivo, está cambiando en la sociedad! 🙂