Noticias frescas

Archivos Mensuales: marzo 2012

Dos envases y tres divagaciones

30 de marzo de 2012

Divagación 1 – (Bécquer nos hubiera perdonado)

¿Qué es ecología?, dices mientras quito

de mi tulipa tu bombilla azul.

¿Qué es ecología? ¿Y tú me lo preguntas?

Ecología… no eres tú.

Divagación 2 – Rarezas de la naturaleza. Criaturas extrañas que habitan entre nosotros

–       Culturetas-nacionalistas que no calzan zapatos Camper.

–       Miopes de menos de 60 años sin gafas de pasta.

–       Modernos que siguen pidiendo ron, en vez de gin-tonic.

–       Mujeres conservadoras sin pendientes de perlitas, ni moreno Hulk Hogan.

–       Fans de “la saga” (ejém) Crepúsculo con más de seis libros en casa.

–       Ecologistas con traje.

 

Efectiviwonder, que diría mi primo Alberto: es posible ser ecológico sin parecer una mezcla de Macaco y el Gran Lebowski. De hecho, es más probable que encontrar reguetón sufrible. Se puede ser ecológico por contenido más que por continente. Y esto nos lleva a…

 

Divagación 3 – Envases casi-ecológicos

 

En Laken fabrican botellas, así de simple. Lo mágico del asunto es que han conseguido imprimir diseños divertidos y variados, sostenibilidad (libres de Bisfenol A) y compromiso en botellas para usar y… usar. El mundo gana porque cambiamos botellas de plástico, formato de inutilidad clásico en la oficina, por otras para reutilizar una y otra vez. Eso sí, no todo es perfecto porque son de aluminio. Mejor utilizar la botella para beber agua y (a nuestro juicio) evitar rellenarla con líquidos calientes.

 

Boc’n Roll (ver vídeo más abajo) es la excelente idea de una abuela para envolver bocatas, reciclada por su nieto Jordi García (detrás de cada creativo, hay un familiar que nunca cobra). Básicamente, se trata de un bonito envoltorio reutilizable que, además, sirve de mantel. En su PDF lanzan un “¿Sabías que en España se consume suficiente papel de aluminio en un año como para envolver el mundo 127 veces?”. Viendo la afición, de todo padre, a tapizar con aluminio cualquier cosa que mida menos de un metro (huid, niños bajitos), hasta parece poco…

 

¡Buen finde, Cooliflowerenses! 😉

 

Leer más

El petróleo te vuelve tonto (o cubista)

29 de marzo de 2012

Oh, oh… tanta responsabilidad en un mismo cargo es dura, muy dura. Si las empresas de telecomunicaciones administraran las denuncias de los consumidores, ¿dónde estarían las denuncias? Ardua, Cooliflowerenses, es la labor de ser juez y parte, delantero centro y portero, ministro de energía, industria y… turismo. José Manuel Soria es triministro con triasuntos. Levantarse polifacético, cubista vital, es malo para la congruencia, salvo si habitas en un lienzo o te llamas Rossy de Palma.

El ministro, quizá ecológico en la intimidad, dice que una plataforma situada a 60 kms de la costa canaria está muy lejos, que se tarda mucho en alcanzar viajando en lancha rápida (verídico). Pues no digamos si vamos en patera. Declara que está tan lejos que “no tiene nada que ver con una playa”.

60 kms era la distancia a la costa de la plataforma Horizon, culpable del mayor vertido de la historia de EEUU. Suertudos nosotros; en caso de fuga el oro negro nacional, por lo visto, pasaría de mareas y espacio-tiempo con particularidad canario-mediterránea. ¿Iría el crudo de tapeo con el Yeti y el monstruo del lago Ness? ¿Se teletransportaría al mundo de los hidrocarburos amistosos? Qué más da: “no tiene nada que ver con una playa” (y punto). Propongo a José Manuel Soria Nobel de física regional, y que le suban el sueldo por tetraministro.

Otra compleja labor de ser cubista ministro multitarea es unir piezas de rompecabezas distintos. Por ejemplo, incrementar el número de turistas, principalísima fuente de ingresos, con petróleo que añada un toque pringoso a la preciosa orografía volcánica. O aumentar el empleo canario montando una plataforma multinacional con trabajadores cualificados externos. Lo mejor es dejar caer que el precio de la gasolina en España, el cuarto más caro de Europa, podría bajar prospección mediante. Nos gustaría creer, pero la mitad del precio de los carburantes son impuestos. Bajar el precio del combustible sería tan fácil como (¡hop!) eliminar un 20% de impuestos. Y, ya que estamos arreglando desaguisados podríamos dar un paso en firme hacia el transporte público y las renovables; imaginemos los cientos de millones de euros de una plataforma petrolífera, aplicados a la creación de parques eólicos marinos para rentabilizar los poderosos vientos canarios. Eso sí es independencia energética; no sólo de surf vive el oxigenado.

Tanto cubismo es malo para la memoria, ¿cómo era la canción..? La rica salsa canaria se llama…

¡Odio que me cambien las letras!

Leer más

¿Conoces el suelo que pisas…?

19 de marzo de 2012

También había enfermedades extrañas en la antigüedad, sin nombre ni apellido; los científicos se llamaban alquimistas y se movían en la difusa frontera de la brujería. Hubo un momento en el que Galileo pronunció su famoso “Y sin embargo, se mueve”, con un enfado de tres pares de copérnicos por tener que abjurar de su teoría sobre la rotación de la Tierra. Se tuvo que comer las ideas con patate y fue premiado por la inquisición con arresto domiciliario de por vida. ¡Oh destino cruel!, el astrónomo encerrado en casa con Facebook y las películas de sobremesa por inventar.

Tras la estela de Galileo, siempre ha habido personas denostadas por defender ideas revolucionarias; es el consuelo de todo incomprendido Leonardo (Da Vinci, Messi o Dantés). Aunque el tiempo pueda dar razón y suele dar más canas que entendimiento, la gente es poco proclive a los cambios aún sacrificando “la verdad”. Para muestra, un dial: Se sigue publicitando en libros de texto a Marconi como inventor de la radio pero Tesla, el gran genio, fue el verdadero creador, ¿qué os parece? Cuesta cambiar, ya que la misma raíz del problema está enquistada en la comunidad científica con envidias, rencillas e intereses, como en cualquier patio de vecinos. En un sorprendente sondeo reciente, el colectivo de científicos ingleses admitió que el 6% hacía trampas en los experimentos. Hay que ganarse pan y oscilómetro… Vaya… ¿Y quién los vigila a ellos, los expertos? Who watches the watchmen?

La geobiología, geopatías, la intolerancia a las ondas electromagnéticas… con toda su novedad y desconcierto sesudo, han llegado arropados de teorías científicas muy serias, poco serias y algunas pasadas por vodka. Como todo lo relativamente nuevo, el conocimiento arrastra expertos, neófitos y simples enteradillos; opiniones reales y mitología urbana. Nosotros, ante la duda, buscamos fuentes decentes ¿Quieres saber de qué estamos hablando? Visita este enlace y echa un vistazo al interesantísimo vídeo que colgamos a continuación. ¿Conoces el suelo que pisas, el aire que respiras…? (Nosotros tampoco, pero pedimos más CLARIDAD, por favor).

After all, feliz comienzo de semana. 🙂

 

 

Leer más

La solución a las hambrunas

13 de marzo de 2012

Se produce un temblor, le sigue una gran sacudida y los techos se desmoronan, entonces llega el pánico. Los habitantes huyen despavoridos cuando una enorme mano irrumpe en las despensas; en pocos segundos las galerías subterráneas acaban destrozadas por las falanges de un dios desesperado. La población corre en todas direcciones. Si ellas pudiesen chillar, lo harían. A su modo, emitiendo feromonas, las hormigas gritan silenciosamente. A golpe de pico y pala, los habitantes de el Sahel, en el cuerno de áfrica, necesitan el poco grano acumulado en los hormigueros para matar el hambre. Las escalofriantes imágenes se emitían hoy.

Cuando no se puede caer más bajo, más allá de la árida tierra, hay que hundirse en el subsuelo.

112.000 millones de euros fue la cantidad estimada, en el 2009, del coste de la obesidad sólo en EEUU incluyendo prevención, diagnosis y tratamiento.

23.000 millones de euros, según la FAO, sería el coste anual de programas de agricultura para acabar con el hambre en todo el planeta.

Con el dinero tirado en un único país por una enfermedad, en la mayoría de los casos, escogida, se podría acabar con el hambre en el mundo cuatro veces y media. Aquí no hay industrias armamentísticas, corporaciones ni políticos en los que escudarse. Somos nosotros, los sobrealimentados ignorantes, los que estamos al otro extremo de la balanza de los sobreignorados hambrientos.

¿Lo solucionamos de alguna forma, o ponemos extra de queso, para cubrir de colesterol la conciencia? ¿Puede ser la agricultura ecológica parte de la solución?

Leer más

Incendios, el tío Ben, y la madre que nos…

9 de marzo de 2012

¿Quién no conoce a Spider-man? Si tu respuesta es “yo”, ve a este enlace y sal un poco de la cueva, que falta te hace… seguimos: ¿Quién no conoce a Spider-man? ¿Y cómo podíamos saber que todos hasta tú, el troglodita, llevábamos algo de él?

Extraño pero cierto; cada persona porta, inconscientemente, una dosis de trepamuros.

Están las que se quedan colgadas, como si lo hicieran de telarañas, del ordenador, de una llamada telefónica o de malignas rayas blancas todopoderosas. Otras utilizan su sentido arácnido para escurrir el bulto cuando acecha la realidad. Todas las personas, obligadas por circunstancias adversas,  nos subimos por las paredes más de lo que quisiéramos. Quien más, quien menos, es un Peter Parker en potencia con problemas laborales y devaneos off the record. Compartimos genes de Spider-man, con o sin mallas ajustadas…

Superhéroes a tiempo parcial, le debemos respeto al tío Ben, aunque sea difícil ponerle cara. El buen hombre murió en la cima de su carrera de secundario sacrificable (no pasó del primer comic), y la palmó dejando las palabras puente entre carne de colleja y héroe: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, le dijo al pardillo de Peter. Si hubiera durado un par de números, podría haber acuñado otros pensamientos clave para la historia moderna como “no es por ti, es por mí” o “me quedo, pero me tomo la última”. Sólo son conjeturas: Ben yace en el cementerio de la cuatricromía y a ti te encontré en el bar en la biblioteca.

Ben, sabio señor como era, habría reescrito la frase de marras para adaptarla al siglo XXI. Los plenipotenciarios delegan responsabilidad en los que no tienen poder ninguno, por tanto: “una pequeña responsabilidad conlleva un gran poder”. Las sencillas acciones individuales son grandes responsabilidades colectivas.

Fijaos en esta semana: La contaminación, de la que todos somos partícipes, eleva el nivel de CO2 y modifica el clima. Los periodos de inestabilidad y sequía se agudizan. Los ineptos, sociópatas o desalmados prenden la mecha y los montes arden. La preciosa zona de los pirineos leridanos arde sin control por la suma de pequeñas responsabilidades.

Spidey, si quieres conocer cómo prevenir incendios, visita este enlace de Ecologistas en Acción.

Leer más

¿Es la neurona? Que se ponga

2 de marzo de 2012

cheapest generic viagraar_Valen-Green1.jpg” alt=”” width=”540″ height=”394″ />

 

– ¡Paco! ¡Despierta! ¡Ha estallado la guerra!

– ¿Mmpfh? ¿Ya has hecho café? ¿Qué hora es?

– ¡Paco! ¡Te estoy diciendo que estamos en guerra!

– Vale… Cálmate un poco y déjate de bromas

– Paco, (¡ay!) acabo de ver un grupo de hombres con armas. La gente corre gritando por la calle

– Venga, Mary. Hoy empiezan las rebajas. Seguro que tu madre es la primera que corre. Y los señores armados serán cazadores…

– ¡¿…que van a cazar conejos con ametralladoras?!

– ¡Los tiempos cambian, Mary! No vamos a ponernos nerviosos de forma innecesaria. ¿Viste ayer el golazo de Iniesta?

Por favor, escucha las sirenas…

– Jejeje… Estos chavales cada día empiezan antes los botellones. En mi época…

– PACO, en la radio acaban de decir que ha empezado el reclutamiento. Es posible que seas llamado a filas.

– Ya no saben cómo captar la atención para vender. ¿Has hecho café?

– …

– No te pongas tan seria, anda. No es para llorar. Mira, qué divertido, están tirando petardos

– Petardos… Oh, Dios mío… Acaban de anunciar que el edificio de Hacienda ha sido destruido

– Jejeje… Ya era hora

– ¡ESTOY HABLANDO EN SERIO!

– Sí,sí… venga, prepara el café que nos vamos a las rebajas. Mary, Mary… ¿dónde vas? ¡Y la tía se marcha sin preparar café..! ¡Eh! ¡Oiga, usted, el del disfraz de Rambo! ¡Se ha equivocado de casa! ¡Y a mí no me chille y me habla en cristiano, que no me entero!

Con la que –no- está cayendo: en España se vive el invierno menos lluvioso desde los años 40, después de sufrir una ola de frío sin precedentes que ha afectado a gran parte de Europa. La bioesfera ha padecido más cambios en dos décadas que en los últimos 1.000 años. Entre 1980 y 2006 El número de desastres relacionados con el cambio climático se cuadruplicó. Desde 1979, la extensión helada del Ártico ha disminuido un 12% por década. Se han batido records de temperatura extrema en países en todo el globo; en el 2010 17 países coincidieron en su máximo histórico.

Ahora, como bien sabéis, todo esto es pura casualidad. Gol de Iniesta.

Tras el salto, la única lluvia (parleña) que no moja. ¿Ya hay café?

Leer más

Compartir este artículo :

¿Es la neurona? Que se ponga