Lo peor que puede pasar en Japón

La foto que incluimos es un recorte del servicio Dimensions de la BBC. Se escoge una zona del planeta y el software extrapola geográficamente el dato que deseemos añadir. La imagen que veis es el mapa, con la extensión real, de la nube radioactiva de Chernóbil si se hubiera producido sobre Japón, una nube radioactiva que abarcaría grandes zonas de China, Mongolia y Korea.

Hace dos días, el doctor en física nuclear Manuel Fernández Ordoñez declaraba, refiriéndose al desastre nuclear de Japón y a la pregunta “¿qué es lo peor que puede pasar en la central de Japón?”: “Que se quede sin agua y se funda el combustible del núcleo, que llegaría a 1.800 grados y se formaría una especie de amalgama metálica, como lava fría. Si el edificio de la contención está bien no tiene por qué haber un escape radiactivo”.

Y no, lo peor que puede pasar no es eso, lo peor que puede pasar es que todo un señor doctor responda semejante disparate a “¿qué es lo peor que puede pasar?” cuando una gran área de Japón podría quedar inhabitable, se podrían producir miles de fallecidos y extenderse una nube radioactiva a los países vecinos. Lo peor que puede pasar es que aún haya personas que se obcequen en vendernos la energía nuclear como energía “limpia y de futuro”. Lo peor que puede pasar es que un señor ministro diga que nuestras centrales son seguras, no como las de Japón. Como todo el mundo sabe, España es una potencia de las altas tecnologías, muy por delante del país nipón. No en vano, aquí se inventó la fregona y el futbolín. Y a Belén Esteban.

¿Sabéis qué es lo peor que puede pasar? Lo peor que puede pasar es que a la ciudadanía, cuando hay intereses económicos de por medio, nos tomen por imbéciles, nos digan que la única alternativa energética es caminar sobre una bomba de acción retardada y apenas se invierta en energías renovables eficientes.

Lo peor que puede pasar es que en este estado de estupidez acomodada, de circunloquios vacios y aborregados y política del “tú más”, todavía ladren que le energía nuclear es segura… lo que es seguro es que, como mucho, la energía nuclear aniquila. Y después, ¿qué es lo peor que puede pasar?.

(Aquí, una entrevista de visita obligada).

Compártelo:
Aquesta entrada s'ha publicat dins de Denuncias ecologicas, Desastres ecológicos 2011, Energías Renovables, Sostenibilidad i etiquetada amb central nuclear, chernóbil, chernobyl, fusion nucleo, sindrome de china, terremoto japón. Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

12 respuestas a Lo peor que puede pasar en Japón

  1. Retroenllaç: Bitacoras.com

  2. Sergi diu:

    Madre mía…

  3. Josep diu:

    ¿Lo peor que puede passar?
    ¿Lo peor con relación a què?
    ¿Lo peor que le puede pasar a quien?
    ¿Què deseas y què riesgos estas dispuesto a soportar?

    En este momento deberia dejar de tomar el coche cada dia para ir al trabajo ya que llevo 4 años utilizando este medio sin sufrir ningun accidente (otro coche que cometa un error, un jabalí que se cruce en la carretera (por suerte los veo a diario), …
    ¿Cual es mi riesgo acumulado? Estoy seguro que tengo más de un 50% de probabilidades de sufrir un acciedente a corto plazo. Y según la teoria del libro “El Tesoro” las he aumentado en un 50% más por el hecho de publicarlo en un blog.

    ¿Podemos hacer una apuesta?
    La central de Fukushima se cerrará porque los nucleos de alguno de sus reactores se ha fundido ya, pero no habrà ni un muerto por la radiación debida a la fusión del nucleo. Simplemente el nuecleo esta contenido y su radiación no puede salir al exterior. Por eso la alrma es de nivel 4: Destrucción de la central sin daños de radiación al exterior.
    Las radiaciones que se producen en este momento tienen una vida que ronda los 7 segundos.
    ¿Qué se puede decir de los millones de litros de combustibles vertidos al mar, miles de litros de productos químicos de las industrias del litoral japonés. ¿No había una refinaria en llamas por los alrededores? ¿Que pasa con los miles de coches aparcados que se han destruido y han ido al mar? Vamos a prohibir el estoc de coches en los muelles de carga de los puertos españoles por si viene un tsunami?
    No, nada de eso se va a hacer porqué és un riesgo que tenemos asumido y lo necesitamos para ir creciendo. Creciendo econòmicamente hablando, que despues se saca la lei del imposible crecimiento infinito en un mundo finito.
    La respuesta es sencilla, aquellos que van contra la energia nuclear deben hacerlo de forma positiva:
    -Nuevas fuentes de energia CONTINUADA: La mejor es la hidráulica, siempre que estemos dispuestos a vivir bajo una presa como la de Sau y Susqueda (como yo hago), que seguramente se vendrian abajo con un terremoto de fuerza 9. Por cierto ya ahora pido una subvención de todos aquellos que utilizan la electricidad generada por estas presas a los habitantes de los territorios inundables en caso de destrucción de las mismas…vamos a ser solidarios no?.
    - Soy cooperativista de SOM ENERGIA. Dime inconsecuente, pero es que creo que cada ciudad deberia producir su propia energia, eólica, solar, biomasa, gas de ciclo combinado,… Y digo cada ciudad porque es la forma de evitar el derroche de energia que perdemos en el transporte desde las centrales al consumo. Por la noche a chupar de las centrales hidáulicas o térmicas a gas de ciclo combinado ( sí, como la que quieren constrtuir en Bescanó). ¿O apagamos todos la luz y dejamos de conectarnos a internet a partir de las 8 de la tarde.?

    Mi reacción viene motivada, sobretodo, por el “TONO” del escrito que introduce este tema en el blog.

    Tengo pendiente la lectura de una artículo de ALEJO VIDAL CUADRAS, Físico nuclear, que según he oido no tiene desperdicio.

    Me queda tinta en el tintero, pero no vamos sacarlo todo aquí no?

    Saludos.

  4. cooliflower diu:

    Hola Josep.

    Gracias por molestarte en responder con un argumento tan extendido y razonado. La función de este blog, desde que fue concebido, era la de dar materia que pensar a la gente, alimentar la inteligencia y avivar los espíritus, a veces un poco dormidos, con respecto a la ecología. Y por ecología, entendemos miles de factores que afectan a nuestro entorno. Por eso hemos tocado cientos de temas; con mayor o menor sutileza, con mayor o menor acierto, pero siempre con mucha ilusión y la mejor intención. Estamos encantados de que que “El tono” te haya tocado la vena sensible… aunque quizá, como efecto colateral, también te haya hinchado la vena del cuello. Bueno, no somos perfectos.

    Bien, contestándote, no vamos a entrar a valorar todos los lamentables daños causados por el terremoto, porque esto es Cooliflower, no un instituto sismológico, ni los riesgos implícitos en vivir, porque -puesto que todos morimos- entraríamos en terrenos metafisícos que no llevan a ningún lado. Cada año mueren cien personas alcanzadas por un rayo y no por ello vamos a hacer campaña de “pararayos para todos”. Desconozco la estadística de “personas a las que le cae un tiesto en la cabeza”, pero seguro que haberlas hailas…

    No somos (y menos en el caso del redactor que lo escribe), poseedores de la verdad universal ni tampoco lo pretendemos. El día que pensemos que somos infalibles, que lo conocemos todo y podemos saber, sin errores, que es lo que nos deparará el futuro, habremos alcanzado la cota máxima de estupidez (no hay un mayor rasgo de tontería supina que creerse infalible. Por eso nos caen tan mal algunos científicos). Quizá por eso hemos utilizado este “tono” que tanto te ha molestado; lo hacemos porque pensamos que no se puede minimizar un riesgo brutal y catastrófico inherente a una forma de energía. No se puede decir “esto es lo máximo que puede pasar”, o “aquí no pasa porque esto es España”. Nos guste o no, el “incidente” no viene provocado por un terremoto, sino por el riesgo suplementario e implícito de utilizar energía nuclear. Y con la triste ironía de ocurrir en el único país que ha sufrido todo el potencial de la energía nuclear sobre su población.

    En Cooliflower apostamos por el uso de otras formas de energía y, por supuesto, apoyamos las cooperativas de energía, exactamente igual que tú. Sobre todo coincidimos contigo en “combinar para producir”… lo que no haremos jamás será apoyar, fomentar o animar el uso de una energía finita y cara (el uranio no es gratis), productora de residuos de los que no sabemos cómo deshacernos y generadora de una INMENSA capacidad de destrucción. Y por mi parte, lo siento, prefiero no jugar a las apuestas con “el final”. Ojala que no pase nada malo y la radioactividad, en vez de provocar cáncer de tiroides, metamorfosee a los japoneses en superhéroes.

    Un saludo.

    Valen Green

  5. manolo diu:

    Al final, desgraciadamente, a todos nos tocará esnifar parte del desastre japonés porque la atmósfera es común. Pero a toda esa gente que apoya y se maravilla de la energía nuclear, les pagaría de buena gana unas vacaciones en Japón con buenas vistas a tales maravillas tecnológicas. Menos mal que todavía quedan políticos como la Sra. Merkel, con visión de futuro. Lástima que no gobierne este pais.

  6. manolo diu:

    No pretendo ser catastrofista, pero este planeta “”es lo único”” que tenemos para ir tirando. Todavía dependemos de él para nuestra supervivencia. Por ello no podemos jugar con una tecnología que nos pueda destruir, a nosotros y a cualquier posibilidad de vida.
    Todos los políticos y muchos técnicos se olvidan que formamos parte de un universo al que estamos sometidos por sus fuerzas, radiaciones, etc.. Los factores para un posible desastre no dependen solamente de la geología de este planeta, por no hablar del terrorismo. No entiendo cómo elegimos ¿”representantes”? para que tomen decisiones en nombre de la sociedad cuando no apuestan por soluciones seguras de continuidad de la vida.

  7. Mónica diu:

    En el peor de los casos posibles ¿Podría llegar a Europa? ¿Podría llegar a España?

  8. manolo diu:

    Estimado Sr. moderador: ayer dejé dos mensajes. El primero permanece en su blog. El segundo fué eliminado. Por favor, el mensaje incluye a los dos, o bien aparecen aunque sea en el mismo o por favor elimine el primero.
    Comprenda que este tipo de manipulaciones contribuyen a crear confusiones en un tema que, para mí, no son admisibles.
    Gracias por su atención y servicio.

  9. cooliflower diu:

    Hola Manolo.

    Disculpa si ha habido algún tipo de demora u omisión en la publicación, pero nosotros nunca eliminamos los comentarios salvo que sean (muy) ofensivos, que se trate de “spam” o de búsqueda de publicidad (tipo: “Me encanta este blog y aprovecho para decir que vendo Vespino de segunda mano”). Si por error hemos eliminado alguno de tus mensajes, lo sentimos mucho. :-(

    Valen Green

  10. manolo diu:

    Estimada Mónica, me preocuparía más por Francia, sus 56 centrales nucleares y su política nuclear, con su presidente “”atómico””, que por los efectos (directa e indirectamente también los sufrirás) del desastre japonés.

  11. Jumanji diu:

    No me puedo resistir… Unos artículos espeluznantes sobre nucleares y Fukushima…

    1) Motivos por los que NO soy nuclear, más allá de Fukushima: http://jumanjisolar.com/2011/03/imaginabais-por-que-no-soy-nuclear.html
    2) Entrevista a uno de los mayores expertos en energía nuclear del planeta. ¡ESPELUZNANTE! http://jumanjisolar.com/2011/03/andreyev-industria-nuclear-no-hay-organismos-independientes.html
    3) La Noche Temática “Alarma Nuclear” http://jumanjisolar.com/2011/04/noche-tematica-alarma-nuclear.html
    4) La Verdad sobre el mercado eléctrico. Lo que de realmente nos oculta el lobby http://jumanjisolar.com/comunicacion/la-verdad-sobre-el-mercado-electrico

  12. cooliflower diu:

    ¡Gracias! ;-)

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>