Noticias frescas

Archivos Mensuales: diciembre 2011

Los Ganadores del sorteo Fox Fibre

21 de diciembre de 2011

Ya estan aquí los 5 ganadores del sorteo productos Fox Fibre

. Cada uno recibirá un lote de sus fantásticos productos naturales.

El reparto de premios es el siguiente:

  • Comentario 5 (Carmen Alonso García)
    pack 1: Tres calcetines de algodón orgánico certificado color crudo, verde y marrón de la talla 37-39
  • Comentario 2 (Águeda)
    pack 2: Tres calcetines de algodón orgánico certificado de color crudo, verde y marrón de la talla 40-42
  • Comentario 12 (Miguel Cazador)
    pack 3: Sales de baño relajantes, aceite corporal “Dulces Sueños”, jabón corporal de avena.
  • Comentario 18 (Sonia Alegre)
    pack 4: Ambientador natural, bolsa plegable para ir de compras de algodón orgánico certificado y jabón corporal de rosa mosqueta.
  • Comentario 1 (Silvia Cairol)
    pack 5: Sales de baño relajantes, Aceite corporal afrodisíaco y jabón corporal de naranja.

 

Enhorabuena a los afortunados, con los que nos pondremos en contacto ahora mismo. Y a todos los demás os damos las gracias por vuestra participación a través de vuestros comentarios y os recomendamos seguir conectados a Fox Fibre.

sorteo de productos naturales foxfibre

 

 

Leer más

Jardín interior, propósitos 2012

20 de diciembre de 2011

order cialis

height=”287″ />1-No dejar que se sequen los lagos del recuerdo.

2-Reírse del reflejo en cada charco de equivocación.

3-Caminar por las viejas sendas de la ilusión, olvidar los atajos de la impaciencia.

4-Mimar los brotes de nuevas amistades, desistir en el cultivo de malas hierbas.

5-Plantar nuevas semillas de esperanza sin esperar a que germinen fuera de temporada.

6-Convertir la baldía soledad en barbecho de sabiduría.

7-Abonar la rutina con dosis de buen humor.

8-Recolectar amor sin mezclar frutos de cariño y sexo (pueden ser indigestos).

9-Eliminar el monocultivo del prejuicio.

10-Reconocer en las peores tormentas, en cada pequeña gota de lluvia, una oportunidad de crecimiento.

 

Leer más

Juicio navideño

17 de diciembre de 2011

Érase una vez un hombre obsesionado con el sexo. Forzado a contraer matrimonio en la adolescencia, todas sus energías se consumían en el goce carnal. Para reconducir los libidinosos pensamientos, decidió hacerse asceta y dormir junto a jovencitas, pr

obando su insana castidad. Érase un hombre cuya salud mental hoy habría sido puesta en tela de juicio. Érase un enfermo llamado Ghandi.

Érase una vez un hombre equilibrado y sensible, aficionado a la música clásica y aplicado alumno con vocación de monje. Un sujeto que marchó a Viena para ser estudiante de bellas artes. Érase un hombre que fue rechazado por la academia de arte y la escuela de arquitectura y convirtió su frustración en ideología política. Érase un ser equilibrado llamado Hitler.

Érase una vez -sólo una, por irrepetibles- alcohólicos como Hemingway, esquizofrénicos como Forbes Nash, sordos como Beethoven… Érase una vez adictos como Poe, traumatizados como Frida Kahlo, discapacitados como Hawking. Éranse miles de personas que hicieron de la diferencia seña de identidad y de la debilidad, un don. Éranse hombres y mujeres raros que desmontaron lo establecido y ampliaron la estrecha visión de la sociedad.

Érase, muchas veces, cuentos perversamente rutinarios, con personajes equilibrados y en su sano juicio; ciudadanos ejemplares que en el universo de la normalidad tambalean y vuelven loco al mundo.

Érase una navidad para pensar cómo algunas falsas debilidades son regalos escondidos; fechas para aceptar al prójimo con sus ricas e inesperadas virtudes. Érase un tiempo para perder el juicio y, con la venia, señorías, ganar el pleito al conformismo con el testigo sorpresa de la rareza.

 

Leer más

Los pormenores de Durban

12 de diciembre de 2011

 

La cumbre de Durban ha finalizado. A continuación, explicamos de forma detallada los avances alcanzados para mejorar el planeta:

 

 

 

 

 

 

 

Esto…

 

 

Qué difícil. ¿No prefieres que te explique la teoría de cuerdas? ¿No?…

 

Mpfffhhh…

 

 

Espera…

 

Venga, ponemos un video explicativo de la cumbre mientras lo pensamos:

 

 

 

¿Ya estamos de vuelta?

 

 

…Vaya, ¿de qué estaba hablando? ¿Durban?

 

 

Sí… ehhhh… Los pingüinos pasarán menos frío y… en el 2020 se intentará llegar a un acuerdo sobre el desacuerdo… No, esto no funciona. ¿Y una parábola ejemplarizante?

Una pareja de cazadores se encuentra en el bosque y uno de ellos cae fulminado al suelo. El compañero se asusta y llama al servicio de emergencias: “¡Oiga! Mi amigo está inmóvil, parece muerto”. La operadora responde “Le ayudaré. Mantenga la calma y asegúrese antes de darle más instrucciones”. Se escucha un disparo y el cazador comenta “vale, ya estoy seguro. ¿Ahora qué hago?”.

 

Ya está resumido el acuerdo. ¿No te parece suficiente? A nosotros tampoco.

 

Para los/las que se han quedado con ganas de pormenores, resumen de política financiera-medioambiental tras el salto…

Leer más

El miembro fantasma vuelve por Navidad

6 de diciembre de 2011

Learn To Create Your Own Real Estate Investment Model In Excel

/2011/12/Christmas_Tree_WikiValen-Green2_low1.jpg” alt=”” width=”280″ height=”368″ />

“La cumbre del Clima de Durban afronta su final sin avances en la negociación de un acuerdo”

Si un brazo se amputa produce punzadas lacerantes. Es el dolor fantasma, fuera de toda comprensión científica. Algo irreal no debería incomodar pero lo hace, y con tenacidad masoquista. Es el comezón del alma, el prurito del pasado, el daño de lo inexistente.

Se conocen variados tipos de dolor fantasma, no sólo físicos. Ya es una pandemia crónica de esperanza anegada en inundaciones temerosas. Aparece la guillotina del calendario y cae un trozo de ilusión al cesto.

En Durban, el marco incomparable, que dirían los malos presentadores, del universal dolor fantasma, se someten al pensamiento espectral: hablar por hablar, lamentar lo que ya no se tiene, rebanar ilusión ajena con cuchillos de beneficio propio… Y los proyectos recortados, como Jacob Marley (toc,toc) regresan sazonados en polvo de guirnalda. El viento, demasiado cálido para las fechas, ulula su sibilino villancico: ¿dónde estabas entonces…? Al acecho, entre sombras de conciencia perdida, el miembro fantasma vuelve para besarte, para besarnos, bajo anodinos muérdagos de indiferencia.

¿Dónde estabas entonces?

 

 

Leer más

Compartir este artículo :

El miembro fantasma vuelve por Navidad