Noticias frescas

Archivos Mensuales: diciembre 2010

Resumen alternativo del 2010 (I)

28 de diciembre de 2010

¡No es una broma! (o sí) Hoy, día de los Santos Inocentes, perpetramos la primera parte de un balance alternativo y malalechero del 2010. ¿Te lo quieres creer… te atreves? ¡Allá tú!


Parte primera. Sobre Información-desinformación en el 2010

No podíamos terminar el año sin nombrarlo: ¡Wikileaks! Miles de confidencias del servicio secreto americano filtradas y, cosas de la vida moderna, la mayoría de los afectados directos son todos menos los supuestos perjudicados. Las noticias “escandalosas” comprenden miles de folios de “menganito me cae mal”.

Bradley Manning, soldado raso de 22 años, suertudo el tío, tiene acceso a miiiiiiles de documentos que son verdad-verdadera porque -claro- son tan secretos que los tiene el gachó ahí, archivaditos a su vista con un cartel de “¡Manning, no mires esto que te vas a quedar ciego!”. Y así nos cuentan lo deleznable que es todo el mundo y algunas maldades internas como por ejemplo, que ha habido más muertos civiles en Irak de lo que se decía en un principio, pero menos de lo que comentan las malas lenguas independientes… También se filtra la exclusiva de que en BP no eran santos antes del derrame de Luisiana. Sorprendidos nos dejan.

Wikileaks sufre un revés… bueno, un revés devuelto con banana-shot por el apoyo popular masivo, se enjuicia a los responsables de la filtración (o “filtración”) y las tortas se reparten globalmente, que aquí hay para todos. En definitiva: los medios sacan un buen filón y las naciones un manual gratuito de miles de páginas sobre cómo debe ser un buen gobierno pro-barras-y-estrellas. Y cómo en Cooliflower defendemos el derecho a la información veraz y libre y aquí uno no sabe por dónde andarse, porque no es lo mismo que te cale el vecino sin querer o que lo haga un energúmeno para que el seguro le pague la reforma, nos quedamos dudando con cara de tontos.

(Por cierto, hablando de “información” en el 2010, se anuncia el cierre de la magnífica cadena CNN+ en España. Para compensar se inaugura un nuevo canal “Gran Hermano”. Gracias, tito Berlusconi, por equilibrar nuestro exceso de neuronas.


Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

Un brindis por el 2011

26 de diciembre de 2010

Un brindis por los políticos que miran menos su ombligo y más su corazón. Por un 2011 con dirigentes conscientes, inteligentes (y sobre todo, decentes).

Un brindis porque todos aprendamos a usar la “sostenibilidad” en cualquier ámbito de la vida, además del ecológico. Un brindis para valorar a la personas que nos rodean.

Un brindis por la vuelta a lo natural, a lo sencillo. Por la independencia de tanto lujo innecesario y artificial que nunca consigue hacernos felices.

Un brindis para que haya muchas menos quejas y muchas más soluciones.

Un brindis para limitar la información destructiva y ampliar la difusión constructiva.

Un brindis para que las nuevas generaciones aprendan a pensar por sí mismas y dejen de memorizar errores pasados.

Un brindis para acabar con el exceso de redes sociales y el déficit de amigos reales.

Un brindis por aquellos a los que queremos, aunque a veces seamos tan estúpidos que olvidemos cuánto los queremos.

Un brindis por nuestro futuro compartido.

·
Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

Cooliflower te da las gracias

23 de diciembre de 2010

Porque llega nuestra segunda Navidad y por ti (y contigo), seguimos construyendo un mundo más verde y justo, difundiendo cada semana el blog Cooliflower con la máxima ilusión. Eres lo más importante: tu participación e ideas son fundamentales para que el proyecto esté más eco-vivo que nunca.

¡GRACIAS!

Porque ahora todos podemos compensar CO2 y luchar contra el cambio climático activamente. Con el apoyo obtenido y un gran esfuerzo hemos logrado bajar los precios de todas nuestras bolsas y camisetas sin renunciar al mejor algodón orgánico certificado con el sello de calidad FoxFibre.

Llega la Navidad más ecológica y rentable. Descubre los nuevos precios de nuestra tienda online y no te olvides de los vales regalo para repartir a domicilio amor, buenas intenciones y ecotendencia responsable.

Leer más

Fuiste ecologista (retrospectiva)

22 de diciembre de 2010

Era de noche, casi Navidad; el aire se congelaba alrededor de las farolas, la lluvia bailaba rítmicamente sobre el parabrisas. El coche se paró frente a mi bloque. Disertabas sobre cómo arreglar el mundo; abriste la ventanilla y vaciaste el cenicero sobre el asfalto. Me mirabas con deseo y las pupilas dilatadas. Bajabas la cremallera de tu abrigo y te quejaste sobre la inmigración. Dijiste “te quiero”.

El calor empañaba los cristales. El frío, que helaba hasta los minutos, había atravesado la chapa y se instalaba dentro, en mis manos, en tu pecho. Te reíste a carcajadas cuando te hablé de la biodiversidad y el equilibrio. Equilibrio era conseguir el éxito, tener el depósito lleno y el estante repleto… Me besaste.

Bajé del coche y te vi marchar en un segundo. Me detuve frente al portal. En la pared de ladrillo aún se leían nuestros nombres; fueron escritos con tiza hace más de veinte años. Sé que fuiste tú, te vi dibujarlos, aunque siempre lo hayas negado. En el colegio odiabas reconocer que yo te gustaba tanto como amabas coleccionar hojas de árboles, tanto como disfrutabas de aquellos paseos a ninguna parte. Pensé en cuánto tiempo se mantendrían esos nombres, apenas legibles, antes de que la lluvia y el tiempo los hicieran desaparecer. Sin esos nombres ya no recordaré quien eres, ya no sabré quien soy.

Haz clic aquí.
·

Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

El puerro sostenible llama a tu puerta

15 de diciembre de 2010

En 2008 el Diario de Cádiz recogía la indignación de los agricultores andaluces. La UPA (Unión de Pequeños agricultores y Ganaderos) había realizado un estudio sobre los precios de venta al consumidor. Los albaricoques, que apenas se pagaban en origen 0,30 céntimos el kilo, se vendían en el mercado a 3,20 euros: un incremento del 1067%.

El porcentaje abusivo no frena las paupérrimas condiciones de trabajo en el campo; todo lo contrario: los precios hinchados que benefician a distribuidores, intermediarios y supermercados destruyen la economía local. Lo que vieron con sus propios ojos en Cádiz era una imagen, una entre millones, de la paradoja del mercado globalizado; resulta más asequible comprar espárragos peruanos o cordero neozelandés que su equivalente nacional, aunque los locales estén a cinco kilómetros del punto de venta. Lo más triste es que ciertos productos, como las cerezas, pueden costar más caros que un pendrive (en la tecnológica “Era de la Información” 925 millones de personas sufren hambre).

Muchos artículos de prensa que hablan sobre productos orgánicos suelen subrayar ventajas nutritivas, frescura, falta de sustancias químicas, ciclos naturales… la justicia de mercado es menos obvia, aunque posiblemente sea lo más importante. Lo orgánico es sostenible, y lo sostenible es contrario a lo ruinoso. El precio hace justicia y economías locales, basadas en producción sana y no contaminante, sobreviven.

Hemos conocido Dr. Veg, una de las puntas de lanza de este nuevo (¡viejo!) tipo de agricultura que, además, innova llevando los vegetales de temporada directamente a casa. Desde la huerta orgánica situada en Siurana de l’Empordà, en Girona, Dr. Veg distribuye a domicilio en Barcelona, Hospitalet de Llobregat y Gerona. Para que la experiencia natural sea completa, también disponen de pan de leña y aceite ecológicos. ¡Nos ha gustado Dr. Veg! Que cunda el ejemplo y la cesta de la compra vuelve a ser una verdadera “cesta”.

Sobre la nueva (vieja) cultura agrícola te puede interesar:

¿Qué es la agricultura orgánica?

Soberanía alimentaria. La comida es un derecho (ETB)
·
Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

Cumbre de Cancún: Creer para ver

13 de diciembre de 2010

La negociación de Cancún ha terminado con una rara sensación de satisfacción adulterada. Recuerda al clásico regateo de mercadillo: el vendedor, listo y curtido como él solo, ofrece productos a un precio muy superior al real; el comprador consigue una rebaja sustancial tras un largo tira y afloja y se hace con su “ganga” (¡fíjate, lo he conseguido a mitad de precio!). El vendedor sabe que aún podía haber rebajado mucho más el precio, de hecho, prácticamente ha timado al feliz consumidor. La sensación compartida es la de haber hecho un buen negocio, pero sólo uno de ellos conoce verdaderamente el coste de la transacción. Para ser timado, uno debe de ser consciente del timo.

Finalizado el regateo de Cancún deberíamos alegramos de que se hayan alcanzado ciertos acuerdos (principios, más bien), reservándonos el derecho de ver para creer. De momento, la crédula euforia parte del deseo de reconducir el fiasco de Copenhague. Tan mala fue la experiencia que ahora todo, por muy abstracto o básico que se presente, resulta un gran avance. De lo que no queda ninguna duda es de que éste, aunque quizá difuso, es un paso hacia adelante… pero hay que ser realistas: la mayor parte de los acuerdos quedan aplazados hasta el 2011 en Sudáfrica.

Si queda una lectura positiva y objetiva, al margen de acuerdos, es el creciente número de asociaciones, eventos y movilizaciones ciudadanas para combatir el cambio climático en todo el mundo. Si los acuerdos no cambian el clima, siempre podrán actuar los “combatientes” de primera línea. Y sobre este ímprobo trabajo, nuestras más sinceras felicitaciones 350.org y Greenpeace por su buen hacer en Cancún. Aquí, en la península, deseamos suerte a Equo, el proyecto política ecologista y a som energia, la cooperativa de energía renovable que ya ha conseguido el número suficiente de socios para ser una realidad.


Lo más destacado de la cumbre (consulta y descarga aquí el borrador en inglés):

Bosques:

+ Algunos países, como Brasil, recibirán ayudas para no talar bosques.

En 2011 se decide si es un acuerdo vinculante o voluntario. Sin garantías y aún en el aire, la medida puede prosperar o quedarse en papel mojado.

Kioto:

+ Se ratifica el protocolo de Kioto. China y EEUU se comprometen.

El compromiso no está totalmente cerrado, Japón no lo acepta. El acuerdo podría ser desechado unilateralmente en el futuro. Ni siquiera la firma es una garantía: en España, país firmante y una de las naciones más contaminantes de la U.E., sólo la crisis económica ha reducido las emisiones.

Emisiones:

+ Se alcanza un compromiso mundial para reducir las emisiones.

El compromiso sólo supone el 60% de la cantidad necesaria para frenar las subidas de temperaturas.

Boicot de Bolivia:

+ Bolivia buscaba vetar la cumbre y los acuerdos alcanzados, pero la eficaz gestión de México consiguió que la oposición no prosperase.

Algunos de los motivos de Bolivia para ejercer el boicot eran lógicos, como las medidas insuficientes y la falta de un tribunal internacional de justicia climática.

Tras la tempestad… un poco de relax
·
Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

Invasores: Globalización con patas

9 de diciembre de 2010

1859, ¡qué gran año para los lagomorfos en Australia! El aficionado a la caza Thomas Austin liberó una docena de inocentes conejos -inexistentes en Oceanía hasta entonces- para que le sirvieran de tiro al blanco. Se le olvidó contar con el tórrido instinto sexual de estos calentitos peluches. Diez años más tarde, los aussies cazaban más de dos millones de conejos al año, pero nada evitaba que la plaga siguiese creciendo.

Para el ecosistema de “hacer la gracia” a “crear una plaga” sólo hay un paso. Liberar una especie no autóctona es jugar a la ruleta rusa con la naturaleza. Actualmente la importación de especies exóticas está mucho más controlada, pero no tanto la importación involuntaria, como la del mejillón o mosquito tigre, especies que comparten apellido y tienen tanto en común como un huevo y una castaña.

Pero no sólo “los tigres” son preocupantes; las plagas más peligrosas pueden ser las menos visibles porque el cambio climático trae otros invasores diminutos. Un estudio de la profesora de ecología Elena Litchman, de la universidad de Michigan, intenta resaltar la importancia de los gérmenes y partículas que se extienden por efecto del cambio de temperaturas: “El cambio global puede exacerbar las invasiones microbianas, por lo que es probable que aumenten en el futuro”.

Los nuevos nombres son más exóticos: cianobacterias, rizhobium… la profesora Litchman afirma “En la actualidad, no se han publicado ejemplos del impacto de los microbios no patógenos, pero hay una creciente evidencia de que podría cambiar los ecosistemas de manera igualmente dramática”.

En Cancún juegan despreocupadamente con nuestro futuro (en la próxima entrada daremos buena cuenta de este nuevo despropósito) y los pequeños invasores ya se están instalando…

De interes: excelente artículo de Consumer Eroski sobre especies invasoras. Por favor, no llevar a cabo el último consejo de modo literal (“Si viaja, no traiga consigo seres vivos. En su lugar de origen viven mejor y no causan problemas.”). Cuando regreses de vacaciones escoge volver con tus primos (vivos).

Para perder el miedo (inglés). Cómo fabricar un pacífico invasor:
·
Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

Dos cuentos de Navidad

6 de diciembre de 2010

Vudú haitiano


Era un precioso lugar, sin duda, cuando los muertos no afeaban sus calles. Llegaban los golpes de estado y los muertos, los terremotos y los muertos; las epidemias y los muertos… También, de vez en cuando, coincidían las elecciones y los muertos, porque los muertos en este país, los que se apilan en fosas comunes, resucitaban para votar. La opinión válida era la enterrada; el mejor voto era el que no tenía boca. Haití -daltonismo político- era un país negro que siempre votaba en blanco. Cada urna -simple en apariencia- era un complejo sistema que reordenaba los átomos del voto y las ideas de los votantes.

Un día la tierra tembló y los haitianos lloraron resignados, sin aspavientos ni carreras -poco podían hacer: los terremotos, como la muerte o el amor, son estúpidos, vagan al azar-. La tierra se abrió en dos y de ella surgieron los olvidados, los fallecidos de generaciones anteriores. Caminaron entre sus paisanos y tomaron la palabra. El gobierno de Haití, por primera vez en su historia, abandonó la estupidez de los vivos con los muertos y se convirtió en la primera democracia en la que muertos, muertos de cuerpo, que no de espíritu, cuidaron de los vivos.

(Cualquier parecido con la realidad es pura realidad)

72 pinos vírgenes


Érase una vez un país que nunca existió. Israel germinó de la vergüenza internacional, y de la vergüenza siguió nutriéndose. En Israel, la aterrada nación que exportaba su propio miedo, recibieron el más duro golpe nunca imaginado: su poderosa maquinaria de guerra desconocía cómo utilizar miras láser, misiles inteligentes y chalecos de kevlar para apagar un incendio. En una sociedad instruida para vivir conflictos bélicos, el fuego apareció en sus bosques como un irrefrenable yihadista. Todos los países, como era costumbre, se apiadaron de la situación de Israel, incluidos los susceptibles vecinos palestinos (haz lo que yo diga, no lo que yo haga).

La lucha dio sus frutos, y la extraña coalición que quería respetar la naturaleza salvó lo que ya era una catástrofe ecológica y humanitaria dantesca. Dos semanas más tarde, Israel envió a Palestina dos tanques adornados con guirnaldas y cargados con cestas de Navidad. Las cestas se vaciaron en dos minutos y los tanques permanecieron, por siempre, a las puertas de Gaza, para lo que fuera menester… y el fuego extinguido recibió, en el paraíso de las catástrofes naturales, 72 hermosos pinos vírgenes.

·

Publicidad cooliflowerense:
·

Leer más

Compartir este artículo :

Dos cuentos de Navidad