Noticias frescas

Archivos Mensuales: octubre 2010

Mandril Rossi News

28 de octubre de 2010

El primer eco-periódico escrito por animales para animales cooliflowerenses


Cultura: Confirmados los rumores, la cultura ya no es patrimonio exclusivamente humano. Los hermanos delfines realizan su famoso ejercicio acrobático -en el que se sostienen nadando en vertical- para divertirse. En Australia ha quedado demostrado que esta acción se transmite de una generación a otra por simple disfrute. En estudio también el comportamiento de la elefanta Madhuri, que fue vista jugando con un lagarto vivo durante días aunque el lagarto -visiblemente mareado- declinó hacer declaraciones. Algunos científicos humanos, decepcionados al descubrir que ciertos animales son capaces de hacer cosas “porque sí”, lo que les lleva a plantearse que algunos actos lúdicos se puedan considerar… ¡cultura no humana!, avivando el incómodo debate moral sobre la matanza de especies altamente evolucionadas (¡que no antropomorfizadas!).


Leyendas animales: Nuestra pregunta de hoy: ¿Es cierto que los cocodrilos lloran? (Solución en el próximo número).

Leyenda del número anterior, “El rinoceronte bombero”: Todos hemos escuchado hablar del rinoceronte, nuestro grandote primo miope, cazado por las supuestas propiedades afrodisíacas de su cuerno, pero no todo el mundo ha escuchado la leyenda que sitúa al rinoceronte como genuino bombero de la sabana. Se dice que cada vez que se declara un pequeño incendio, si un rinoceronte está próximo, llega raudo para pisotear las llamas hasta extinguirlas. Parece ser que esta es una historia real; existen muchos testimonios que lo atestiguan a lo largo de los siglos. Y los rinocerontes no cobran ni un euro, mirusté.

Sociedad: Los elefantes, acusados en muchas ocasiones de ser destructores de la sabana, también son auténticos ingenieros ecológicos. Se descubre la estrecha relación entre los actos de los paquidermos, que contribuyen a la creación de nuevos hábitats para especies en extinción, especialmente anfibias. “Los elefantes, junto con otras especies, se consideran cómo ingenieros ecológicos debido a que sus actividades modifican el hábitat de una forma que afecta a muchas otras especies”, explicó Bruce Schulte, uno de los científicos norteamericanos encargado del estudio. El equilibrio natural de nuestra venerada madre Gaia se sigue demostrando día a día, aunque aún no hayamos encontrado la función de los seres humanos. En Mandril Rossi News seguiremos investigando para saber si la creación de los primates pelados fue un error de cálculo, o realmente están con nosotros por algún motivo.

.
Publicidad Cooliflowerense:
 

Leer más

¡Tanta luz y tan pocas luces!

26 de octubre de 2010

Desde tiempos inmemoriales (modo de decir “hace mogollón, pero no sé desde cuando”) el ser humano ha temido a la oscuridad. El miedo venía dado por la falta de adaptación a la noche y los peligros inherentes a lo oculto, como la posibilidad de rozar una roca afilada con el dedo gordo del pie. Los humanos lo pasábamos mal, ciertamente; más de un primate se dejó la espinilla por el camino hasta que algún/a osado/a aprendió a hacer fuego a conveniencia. Con los años le cogimos el puntillo a esto de la decoración brillante: empezamos por pequeñas hogueras y siglos después iluminamos comercios, fachadas, la tierra, el cielo, espadas láser de plástico y las gafas de Chimo Bayo, máximo exponente de cómo iluminación y buen gusto pueden ser divergentes.

El exceso de luz actual es patente: España brilla por falta de luces medioambientales. Si no fuera porque algunos astrónomos se tiran de los pelos -con tanta contaminación lumínica, apenas ven el firmamento en zonas urbanas-, quizá ni siquiera tuviéramos en cuenta lo ridículo que es “encender” lugares desiertos. Un estudio reciente llegó a la conclusión de que España consumía el doble de electricidad en alumbrado público que Alemania, a pesar de que el censo refleja casi la mitad de habitantes. No es sorprendente: en España se alumbran parques cerrados al tránsito nocturno, zonas sin habitantes, carreteras sin tráfico, polígonos industriales sin industria, zonas ornamentales sin turistas, programas televisivos sin cerebro… se utilizan los recursos de modo ineficiente. Además, todavía muchas farolas utilizan lámparas de alto consumo y están diseñadas proyectando la luz hacia arriba, al espacio (¡saludos, amigos marcianos!).

La situación ya está cambiando, al menos en el exterior. Mientras aquí se nos pide ahorrar energía a domicilio y los noctámbulos copean, con tanto deslumbramiento y cual malote de barrio, con gafas de sol, en ciudades como Los Ángeles han instalado 30.000 puestos LED de bajo consumo. Una gran ventaja del muy en boga LED, es el reducidísimo consumo energético (hasta una sexta parte). En la ciudad Saskatoon, en Canada, van a instalar 800 farolas LED con las que ahorrarán 350.000 Kilowatios y 156 toneladas de gases de efecto invernadero.

Las clásicas farolas pierden gran parte de su energía, el 90%, en generar calor (como algunas personas, ron mediante). Si quieres saber si en tu comunidad se está haciendo algo al respecto, consulta en tu ayuntamiento. Descubre las ventajas de tecnologías ideales para combinar con energía solar o aerogeneradores. Si la contribución que tienes que pagar es un disparate, quéjate en verde y movilízate localmente. Menos luces y más eficientes; tú puedes.

·

Publicidad Cooliflowerense:
·

Leer más

Recordando a Haití

25 de octubre de 2010

Estimado Forges:

Hace tiempo que me pides que recuerde. Incluyes en tus viñetas de El País un pequeño espacio para los cortos de memoria, como yo. Me pides que no olvide a Haití. Te prometo que lo intento y el esfuerzo es ímprobo.

Parece poca cosa: no olvidar, que es distinto a recordar. Decía Salvador Dalí que la diferencia entre los recuerdos verdaderos y falsos, es similar a la que hay entre una joya de pega y otra genuina: lo falso suele ser mucho más brillante y real… El problema es que cuando recuerdo, sin querer, hago clic en la carpeta de favoritos del cerebro, esa materia gris algo obtusa y bastante desfragmentada por tanto zapping y desengaño. En la vitrina de la memoria, por recomendación clínica o cínica, hay espacio de sobra para lustrosos trofeos pasados o para la madre de algunas personas, pero muy poca para la vergüenza. Los recuerdos de “Haití triste”, lo reconozco, cohabitan en algún cajón neuronal con parejas desparejadas, sueños de barro cocido y tornillos que nunca encontraron rosca.

Haití (o el Congo, o Luisiana, o Aznalcóllar, o Etiopía o aquella señora que ayer lloraba en el parque, no sé el porqué) me duelen. Y lo doloroso tiende a la omisión voluntaria.

Ayer, leyendo un artículo, descubrí que Haití todavía existía y abrí el oscuro cajón de lo olvidado. Recordaba tu cruzada de ácidos bocadillos y hombres narigudos cuando ojeaba el diccionario para encontrar qué era exactamente el cólera: en masculino, es una enfermedad similar a una fuerte gastroenteritis. Suele estar causada por falta de higiene y agua potable contaminada. En femenino -claro- es ira; enfado desmesurado provocado, por ejemplo, al ignorar las enfermedades que causan la falta de higiene y el agua potable contaminada. Ambos problemas, como tú ya sabes, insistente Forges, se dan ahora en Haiti; el primero ya ha sumado 253 víctimas y el segundo, que empezó como un lejano y tenue zumbido, es un molesto pitido de oídos en la conciencia internacional.

Sólo quería darte las gracias porque tú no has olvidado y yo he vuelto a recordar, a pesar de que en todos los telediarios insistan en ocupar mis neuronas con los cuatro goles de Cristiano.

Un abrazo.

(Adjunto aquí un enlace para el recuerdo)

.

Publicidad Cooliflowerense:


Leer más

Aznalcóllar, que pague el último

20 de octubre de 2010

Toca mostrar indignación, que es similar a cabrearse pero enfadándose por lo bajini, sin perder los papeles. Mostrar indignación es un estado de ánimo tan sutil que debe de ser explicado para evitar equívocos. Prueba a quedarte serio cuando te cuentan un chiste y explica “es muy gracioso, pero yo me río por dentro; estoy mostrando mis carcajadas”. Luego nos dices si esto de las emociones contenidas funciona, o te queda un amigo menos… a lo que íbamos: Cuando alguien dice que “muestra su indignación”, suele hacerlo porque:

A)    Está atado de pies y manos y, aunque quisiera, no puede hacer nada.

B)    Es demasiado fino como para soltar cuatro improperios, y aunque pudiera, no haría nada.

C)    Es político, no busca quedar mal con nadie y A y B son correctas (en un pelea de bar sería el equivalente a “¡porque me sujetan, que si no…!”)

Resulta que estos días, entre tanto minero –reflexión: ¿dónde está la solidaridad de los rescatados que venden exclusivas con sus compañeros en paro?- apenas ha trascendido la elección de Pia Lindstrom como asesora del desastre del vertido de Hungría. La susodicha es conocida en España por ser una de las responsables de la mayor barra libre de la historia en el vertido de Aznalcóllar. Por esta noticia toca “mostrar indignación”, porque diez días más tarde, Pia tiene trabajo financiado por la Unión Europea. Sobre el nombramiento, Miguel Ferrer, investigador del Consejo Superior de Investigaciones, dijo: “menudo sarcasmo. Boliden solo puede enseñar a irse sin pagar de los sitios”.

Gracias a su nombramiento nos hemos percatado de que la empresa Boliden, después del accidente de 1998, se fue de España por patas y de rositas, dejando una factura de 240 millones de euros. Esto pasa cuando debes mucho dinero; confunde las etiquetas de la declaración de la renta y verás qué risa.

Como nosotros somos así, de naturaleza simple y verde, nos hacemos una pregunta que quizá algún cooliflowerense bien informado pueda contestar:

– Si alguien se marcha de un bar sin pagar sería perseguido por un camarero furioso; si dejas a deber 50 céntimos en telefonía móvil, la cantidad aumentará mágicamente y un bufete de abogados amenazará con cortarte las uñas con una motosierra, ¿qué medidas tomó/ha tomado España contra Boliden cuando hicieron el sinpa del siglo? ¿Es tan barato cometer un atentado ecológico? ¿Es verdad que además de conseguirte un empleo, te invitan a chupitos?

·

Publicidad Cooliflowerense:
·

Leer más

Cómo ser buen periodista (Danubio rojo)

8 de octubre de 2010

Ponme un ron con coca. Mira, si quieres ser periodista, déjate de “periodismo de investigación” y asume aquella vieja frase: “Si un perro muerde a un hombre no es noticia, si un hombre muerde a un perro, sí lo es”. Por eso, no te molestes en perder el tiempo anticipándote; la noticia sólo se produce cuando se produce, no antes. ¿O crees que somos una oficina de atención al consumidor?

Fíjate bien: un hombre de Texas que compra un lanzagranadas y un par de subfusiles está dentro de la ley, como cualquier pacífico adolescente que pinta una esvástica en la pared. ¿Entiendes? Una torre en medio del mar que extrae petróleo o un estanque lleno de líquidos tóxicos, mediáticamente, está muy por debajo de Lady Gaga con un vestido de chuletas.

Yo te quiero ayudar para hacer de ti un buen profesional, si te dejas. Tú, intentando extraer jugo de algo que “quizá” suceda, siempre serás becario. Hay miles de pozos petrolíferos y zonas tóxicas en todo el globo. Sí, evidentemente, contaminan, pero mientras están… eh… en su sitio, son invisibles. El derrame de petróleo de Luisiana o la contaminación del coto de Doñana fueron un escándalo no sólo porque sucedieron, sino porque fueron visibles. ¿Entiendes? Esto es lo más importante. Para que un hecho se produzca tiene que ser visible, tiene que haber cámaras que lo graben y vendan prime time. Fíjate, las guerras del Congo son horribles, un desastre total. Casi seis millones de muertos para nada. Si fuera por el Congo me moriría de hambre, apenas consigo vender un artículo, a nadie le interesa.

Por eso, si de verdad quieres ganar dinero, da igual que un loco llene su piscina con ácido sulfúrico o haga puenting con gomas para el pelo… Hay que apuntarse a la moda, lo llamativo… escribe sobre “La princesa del pueblo” o la riada tóxica de Hungría, que ahora son noticia. ¿Has visto qué imágenes tan espectaculares? Con un poco de suerte, el Danubio se contaminará por completo y tendremos un filón. ¿Qué te parece el titular “La vida en Marte”? ¿O mejor, “El Danubio rojo”? ¡Acojonante! ¿Eh? Bien, ya vas entendiendo qué es el periodismo actual: un lugar donde vender morbo o poner el grito en el cielo cuando algo ya no tiene remedio.


“Según ha indicado el portavoz de los equipos de emergencia, Tibor Dobson, por el momento no hay datos de peces muertos en los río Raba y Mosoni-Danubio afectados previamente por el vertido, pero ha reconocido que en el primer río afectado, el Marcal, han muerto todos los peces.” Fuente: Reuters (Cincodias.com)

Publicidad Cooliflowerense:


Leer más

Som energia busca 350 valientes

5 de octubre de 2010

El gran Frank Miller puso de moda los espartanos con su cómic 300, Jack Snyder bordó la adaptación a la pantalla grande (¡ajú, ajú, ajú!) y el público se divirtió de lo lindo… ¿Todos? ¡No! Una aldea poblada de irreductibles críticos con gafas de pasta se defraudó: esperaban la segunda parte de Fanny y Alexander.

Nos guste más, menos -o nada- la historia de estos fornidos vigoréxicos guerreros, la historia de trescientos tipos conteniendo a pecho descubierto a todo un señor ejército persa, nos parece una introducción motivadora, sobre todo si (buenas tardes, le atiende fulanito) trabajas en atención al cliente en hora punta.

¿Y por qué en Cooliflower, ecológicos y pacifistas nosotros, os contamos esto? Lo contamos porque existe un paralelismo -cogido por los pelos- con los trescientos cincuenta seres humanos que se buscan para que Som energia se bata en las Termópilas de las multinacionales energéticas. La idea de Som energia es crear en Cataluña un novedoso proyecto de cooperativa energética que permita a sus usuarios el control total sobre la producción de energía 100% renovable (biogás, fotovoltaica, eólica y biomasa). Con total transparencia y democracia, sin cerrarse a ninguna propuesta o colaboración, cuando sus socios miren la factura de la luz sabrán con certeza que han contribuido a mejorar el planeta. Esperemos que Catalunya sea para Som Energia la puerta que de paso al resto de España y que proliferen este tipo de iniciatias.

Las cooperativas energéticas ecológicas, al igual que la jornada continua, los contratos decentes o la coherencia política, apenas han tenido difusión en España, mientras que en países como Francia y Holanda han subido como las fiestas de la espuma aportando, además de ventajas morales, pingües beneficios a sus socios.

Som energia busca cooperativistas/os valientes (va por Bibiana) que quieran mejorar el planeta y comenzar un proyecto de futuro exportable al resto de España. Podéis visitar su página (catalán o castellano) o el evento registrado en 350.org para el 10 de octubre.

¡Cooliflowerenses, la energía ni se crea ni se destruye, se escoge!

·

Publicidad Cooliflowerense:
·

La primera cooperativa de produccion y consumo de energias renovables

Leer más

Compartir este artículo :

Som energia busca 350 valientes