Noticias frescas

Archivos Mensuales: septiembre 2010

Decrebilidad o globalismo

30 de septiembre de 2010

El artículo “Localism vs globalism: two world views collide” (Localismo frente a globalización: dos visiones del mundo chocan) de The Independent, confronta las ideas de Paul Ariès, un conocido activista anti-globalización y Peter Ainsworth ex – secretario de medio ambiente británico, ambos, ponentes de unas jornadas medioambientales en la ciudad de Lion.

“Si todo el mundo en nuestro planeta viviese como un europeo medio, necesitaríamos tres planetas para vivir; si todo el mundo tuviera el estilo de vida de un ciudadano medio de los Estados Unidos, necesitaríamos cinco planetas para vivir”, afirmaba Peter Ainsworth, defensor del desarrollo sostenible sin renunciar al crecimiento económico. Paul Ariès, más racial, menos comedido, no le quitaba razón pero discrepaba en la forma de combatir las desigualdades. Paul Ariès piensa que el desarrollo es incompatible con la sostenibilidad. Cree que el mundo debe dejar de consumir, frenar la producción y compartir los recursos trabajando a nivel local. Ambas visiones (sostenibilidad tecnológica y localismo y decrecimiento) confluyen en que el mundo, tal y cómo está, necesita alguna modificación para garantizar la supervivencia de la raza humana. Las dos visiones, defendidas por millones de personas, han tomado rumbos divergentes.

La Tierra, según Peter Ainsworth, no puede dejar de crecer porque el ser humano siempre aspira a más. El político inglés basa su teoría en la codicia humana (aspiraciones, dice él) y propone a las nuevas tecnologías como solución… aunque la ciencia aún no ha creado la tecnología que compense las ansias de poder.

La Tierra, según Paul Ariès, no puede seguir creciendo económicamente porque lleva a la desigualdad. Se renuncia, en parte, a la inventiva del ser humano volviendo a lo básico. El problema es que sólo pueden permitirse la opción de decrecer los países que ya son ricos.

Ambas hombres pasan por alto otra visión, aún por inventar, decrebible o globalista, en el que las ideas se complementen y mezclen apoyando economías locales, limitando el mercado y utilizando nuevas tecnologías sostenibles como soporte. No han caído en la cuenta de que cabe la posibilidad de decrecer sin retroceder, tecnificarse sin deshumanizarse, globalizar sin hundir mercados.

Porque ni ellos, ni sus millones de seguidores, han hecho autocrítica teniendo en cuenta aquello que dijo Oscar Wilde: “Siempre que la gente está de acuerdo conmigo, siento que debo de estar equivocado”.

Publicidad Cooliflowerense:


Leer más

Repite conmigo: Bucky Fuller era un genio

28 de septiembre de 2010

La diferencia entre la excentricidad o el genio la marcan los años. Las ideas inusuales maduran utilizando el tiempo  como una gran barrica en la que envejecer para alcanzar el verdadero cuerpo. Buckiminster Fuller murió siendo, en la misma medida, un filósofo, arquitecto e inventor tan genial como extraño. En el siglo XXI sólo nos queda su genial cordura.

Entender la verdadera dimensión de un diseñador que se refería a la Tierra como “nave espacial” y rendía culto a la  ecología y sostenibilidad antes de que fueran inventadas -todo en pleno auge del american way of life más consumista- era imposible. Estos días, en Madrid, se rememora su figura -la de un auténtico Julio Verne de las ciencias- hasta el 30 de octubre en Ivory Press (Madrid, Comandante Zurita 48). Se pueden contemplar maquetas, fotografías, esculturas, planos… incluso el diseño en vivo de su famoso automóvil con forma de gota de agua.

Se dice de Bucky, como le conocian sus amistades, que tras sobreponerse al duro golpe de la muerte de su hija en 1927 –le causó una depresión que casi acaba con su vida- decidió volcar todo su potencial creativo en proyectos visionarios con los que mejorar el mundo. Uno de sus diseños, la cúpula geodésica, que permite elevar una estructura con la base de un icosaedro, revolucionó la arquitectura. Fue uno de sus máximos logros, la mayoría demasiado avanzados para las mentes de la época. Se encontraba tantos años por delante del mundo, que el mundo freno su progresión. Con su desaparición, se perdió a un hombre que soñaba con inventar para una humanidad más equitativa y ecológica desde un punto de vista racional, mejoras que él aplicaba en las creaciones denominadas Dymaxion.

Nos toca elevar a los altares un genio indiscutible. Y si aún queda alguna duda sobre su relevancia, sólo resta añadir que uno de los comisarios de la exposición es un tal Norman Foster, discípulo suyo.

¡Ah! Cooliflowerenses; esto es importante: la exposición es GRATIS.

¡Sed felices! (no es obligatorio) 🙂

Antiguo anuncio de Apple que recuerda a los “inadaptados”
·
Publicidad Cooliflowerense:
·

Leer más

Más ovejas que toros

24 de septiembre de 2010

El 25 de diciembre de 2009, hablábamos sobre política y hooligans. Ese hooliganismo, que ha llevado a numerosos países a la miseria, generó el poderoso debate en torno a la tauromaquia. ¿Debían estar prohibidas las corridas de toros? Indudablemente, porque un espectáculo basado en el sufrimiento de un animal nos rebaja a nuestros instintos más primarios por debajo del resto de los animales; el refinado sadismo es exclusivo de los seres humanos. Como explicamos en aquel post, había otros intereses muchos más retorcidos (“todos juntos y en modo ovino, se apuntan a su uso político”).

Esta semana nos llevamos la sorpresa desagradable del año. El parlamento catalán, que fue valiente en su momento, se llena de ovejas balando incongruencias al aprobar el resto de “festejos” taurinos en los que el animal, a priori, no muere. A partir de ahora será legal infligir graves quemaduras a un toro, desgarrar sus músculos o ahogarlo en el mar. Aterrorizar a un toro será ético y el colmo del patriotismo.

La postura incongruente de estos políticos no es nueva. El locutor estadounidense Paul Harvey dejó muy clara la razón por la cual el hombre sólo piensa en el hombre: “porque los animales no votan”. Hay muchos votos que recolectar en las tierras del Ebro catalanas y lo que ayer era salvajada, hoy es cultura popular. En pleno siglo XXI parece imposible defender los derechos de los humanos, tanto menos de los animales porque, cuando de rapiñar electores se trata, el nivel de inteligencia de un político se divide entre todo un parlamento.

Frases célebres para pensar:

“Cuando dejemos de colonizar a los animales y de apropiarnos de ellos, podremos tender la mano hacia nuestros primos evolutivos.”

Cuando lloran los elefantes, 1995

La pregunta no es “¿pueden razonar”, ni tampoco, “¿pueden hablar?”, sino más bien, “¿Pueden sufrir?”.

Jeremy Bentham

La caza no es un deporte. En un deporte, ambas partes deben de saber que están jugando.

Pablo Rodríguez

Pregunta a los experimentadores porqué experimentan con animales, y la respuesta será: “porque los animales son como nosotros.” Pregunta a los experimentadores por qué es moralmente aceptable experimentar con animales, y la respuesta será: “porque que los animales no son como nosotros.”. La experimentación animal se basa en una contradicción lógica.

Charles R. Magel

Pregunto a la gente por qué tienen cabezas de venados en sus paredes. Siempre dicen “porque es un animal muy hermoso”. Ahí lo tienes. Creo que mi madre es atractiva, pero yo tengo fotos de ella.

Ellen DeGeneres

¿Alguna vez has pensado por qué algunos de nosotros pueden preocuparse por los animales que sufren y el gobierno no? ¿Por qué no? Los animales no votan.

Paul Harvey

La ardilla que matas de broma, muere de verdad.

Henry David Thoreau

Si un grupo de seres de otro planeta aterrizaran en la Tierra –seres que se considerasen así mismos tan superiores a ti como tú te sientes con respecto a otros animales- ¿Les reconocerías los mismos derechos sobre ti que tú te atribuyes sobre el resto de los animales?

Atribuida a George Bernard Shaw

Publicidad Cooliflowerense:

Leer más

El Amazonas, espejo del cambio climático

21 de septiembre de 2010

El Amazonas siempre excitó nuestra imaginación. Bordeando el único río del mundo donde un hidroavión puede amerizar sobre el ancho de su cauce, se sitúa la masa forestal más extensa del planeta, con cerca de la cuarta parte de todas las especies terrestres. Crecimos fantaseando cómo entre su frondosa vegetación, todavía se encontraban civilizaciones ocultas y singulares animales por descubrir. El amazonas era misterio, y el misterio es el catalizador de la curiosidad humana.

Menos imaginativo, tras el aparente infinito verde se escondía la respuesta al mayor misterio: la insondable medida de la avaricia. Muchos murieron buscando el fabuloso El Dorado sin saber que El Dorado ya les rodeaba. El árbol no dejaba ver el bosque porque todo, absolutamente todo en el Amazonas es riqueza. Las industrias madereras –la mayor parte de ellas, ilegales- despejan el terreno para que las empresas mineras y farmacéuticas encuentren su propio oro. También -como es el caso de Brasil, fomentado por un gobierno complaciente- la agricultura y ganadería se suman poderosamente a la esquilmación del pulmón del planeta.

El suelo del Amazonas una vez despojado de árboles y lavado por fuertes lluvias, es pobre en nutrientes y la tierra se transforma en yerma en pocos años. El inmenso Amazonas cada día es menos inmenso; sufre una grave alopecia que disminuye su frondosa cabellera a un ritmo de ocho campos de fútbol por minuto. Una extraordinaria calva que en sólo treinta años, ha alcanzado el tamaño de Francia.

El hombre ataca el ecosistema activamente, dañando colateralmente la cuenca del río Amazonas, la principal arteria y “autopista” acuática para los indígenas. En 2005 se produjo el primer aviso serio de un nuevo peligro en la supervivencia de la mayor reserva natural terrestre del mundo, la sequía. Los científicos “sospecharon” que existía una relación directa entre el calentamiento del océano Atlántico y la falta de lluvias, dedujeron -puesto que la tendencia de los mares es elevar la temperatura por efecto del cambio climático- que los periodos de sequía serían mayores y más recurrentes. 68 científicos en 12 países concluyeron que el impacto de la sequía había supuesto una emisión extra de 5 billones de toneladas de dióxido de carbono. Y ahora, la terrible sequía se repite, aún con mayor violencia, en un corto intervalo de cinco años jamás visto con anterioridad. En algunas zonas, el nivel de las aguas es tan bajo que si bien antes podía amerizar un hidroavión, ahora se puede cruzar caminando de una orilla a otra.

La deforestación es el mayor aliado de las emisiones de dióxido de carbono, el dióxido de carbono del calentamiento global y el calentamiento global genera sequía… De toda esta sinrazón encadenada, el Amazonas sólo es el inmenso y magnificado espejo de un fenómeno que está sucediendo al lado de nuestra casa, en cualquier lugar del mundo, constantemente y a escala global.

Enlaces relacionados con el Amazonas (Extraidos del grupo de Facebook Amazon Rainforest):

http://amazonwatch.org/
http://survivalinternational.org/
http://www.rainforestportal.org/
http://www.amazonia.org.br/english/
http://www.bbc.co.uk/nature/ecozones
http://rainforests.mongabay.com/amazon/
http://www.pbs.org/journeyintoamazonia/
http://www.rainforest-rescue.org/
http://www.forestdisclosure.com/
http://www.ethnobotany.org/

Majestuoso Amazonas

·

Publicidad Cooliflowerense:
·

Leer más

Sedna

16 de septiembre de 2010

Fue antes de hundirme

cuando me peinaba con mis propias manos.

Los hombres me admiraban sin temor (es Sedna la bella, la de largos cabellos).

Aún respiraba y disfrutaba del crujido de mis pasos sobre la nieve.

Imaginaba al hombre que alimentase mis sueños. Entonces me reflejaba en el mar, el mar que fue espejo y ahora es cárcel.

Fue antes de hundirme, con mis recuerdos a salvo del salitre,

cuando llegó la noche del hombre embozado.

Vestía un elegante abrigo de plumas y mi padre me entregó a él en matrimonio.

Mi esposo se reveló como un cuervo disfrazado de humano.

Me arrastró hasta un agujero y me alimentó con pescado podrido.

Mis gritos cabalgaron las llanuras heladas y llegaron hasta mi padre.

Fue antes de hundirme cuando vino a rescatarme en su kayak.

El gigantesco cuervo nos persiguió y agitó las olas para que nos engullesen.

Mi padre olvidó su amor y me lanzó al agua para no morir; “¡es tuya, no me hagas daño!”, decía,

y golpeaba con su remo mis manos que intentaban, en vano, subirme de nuevo a bordo. Los dedos, congelados, se quebraron.

Entonces, sí, me hundí.

Y de los pedazos de mis manos nacieron las ballenas

y las focas

y todos los mamíferos marinos.

Y desde entonces soy un espíritu de las profundidades.

Los inuit me agradecen los alimentos que les ofrezco.

Los hombres aprendieron a valorar a las mujeres.

Los chamanes me amansan peinando delicadamente las aguas.

No me tengáis pena, no lloro; las lágrimas son inútiles bajo el mar.

(Adaptación de una leyenda inuit de la que existen decenas de versiones. La cultura inuit, que poco a poco va desapareciendo, era un ejemplo de respeto total por el medio ambiente).

Para saber más: Inuit

Publicidad Cooliflowerense:




Leer más

Aterriza como puedas con Michael O’Leary

13 de septiembre de 2010

“-Los familiares de las víctimas están tratando de saber que les ocurre a sus seres queridos y quieren acceder al área restringida – ¡Arrojarles el aceite!”

Aterriza como puedas (Airplane!), 1980

A Michael O’Leary le debemos el invento de los vuelos a un euro. También las ideas para fomentar el “ahorro”, como pagar por facturar las maletas, incrustar al pasaje o que el personal pierda la compostura, se ponga el mono de faena y convierta el vuelo en una feria. Los viajes con Ryan Air nunca son aburridos. En un trayecto de hora y media te pueden ofrecer lotería, comida, colonia… El límite es el cielo. Probablemente, sortearían un gallina y montarían un puesto de tiro al blanco si se permitiera. Michael O’Leary no sólo lo sabe, sino que se regodea en las divertidas anécdotas de su compañía, investigada por la aparente falta de preparación, abusos, sexismo y poco esmerada limpieza. Ryian Air es el low cost del low cost, pero permite viajar por muy poco dinero, y eso es lo importante… aunque algún día se les ocurra cobrar por el papel higiénico o montar un par de banquetas last minute en las alas.

Una de las últimas “genialidades” de Michael O’Leary fue decir que habría que suprimir al copiloto porque costaba mucho dinero y no servía para nada; insinuó, poco menos, que los aviones se pilotaban solos y la función del segundo de abordo sólo era mantener despierto al comandante. ¿Y si el comandante “fallaba”? Bueno… eso no solía ocurrir. Y en caso de emergencia (digo yo, poniéndome en la mente -por decir algo- de Mr O’Leary) seguro que entre el pasaje aparece el Ted Striker de turno.

Para rizar el rizo, el consejero delegado de Ryan Air, con la delicadeza de un elefante en una tienda de porcelanas, un día tonto decidió que los aviones no tenían nada que ver con el cambio climático y exoneró a toda la raza humana de responsabilidades. Literalmente, declaró al periódico The Independent que la teorías eran “un montón de mierda”. Sobre su declaraciones, Joss Garman, de Greenpeace dijo “Personalmente, yo no confiaría en O’Really para que me dijera el precio de un asiento en su propia aerolínea, pero para ser justos, su posición tiene el apoyo de intelectuales del peso de Nick Griffin, Sarah Palin y George W Bush”.

El artículo original no tiene desperdicio, aunque lo mejor de la entrevista es la parte en la que sus declaraciones son rebatidas por la doctora Emily Shuckburgh. Podéis leer un extracto de las contestaciones traducido al castellano y con video de propina, después del salto. ¡Feliz semana! 😉

Leer más

El drama de la comedia política

8 de septiembre de 2010
“Los productores, excepto los grandes, son aquéllos que, como no sabían escribir, no sabían dirigir, no sabían actuar, no sabían componer… acaban por estar a la cabeza de todo”.

Billy Wilder

En 2009 se realizó una encuesta para encontrar las declaraciones más incoherentes que circulaban por Internet. George W. Bush se situó en primera posición con la siguiente joya: “Nuestros enemigos son innovadores y tienen recursos, y nosotros también. No dejan nunca de pensar en nuevas maneras de hacer daño a nuestro país y a nuestra gente, y nosotros tampoco”. La segunda generación de arbustos que asoló la casa blanca adolecía de filtro para separar pensamiento y palabra. Y si hay algo más peligroso que tener una mala hierba al cargo, es tener al cargo a una mala hierba idiota.

El 15 de julio de 2008, George W. Bush declaró: “un amigo mío dijo, bueno, ¿qué pasa con los arrecifes? Así que estoy preocupado por los arrecifes. Soy un pescador, me gusta el pescado… Los arrecifes son importantes para la pesca”. Ningún cómico hubiese hecho más gracia; Dubya podía haber sido el mejor humorista del siglo XXI si sus pensamientos carcajeantes se quedaran en pensamientos; George pasará a la historia por ser el peor y más gracioso presidente de la historia de EEUU. Hizo todo lo que estuvo en su mano para favorecer a las industrias armamentísticas y petrolíferas; incluso aportó su granito de arena a la conservación de los bosques por medio de la deforestación: “Talar los árboles es la mejor medida para evitar los incendios”. ¿Cómo osaban contratar a Billy Crystal para presentar la gala de los Oscar, teniendo a semejante elemento?

Y así, por ósmosis política, el particular sentido del humor del único presidente del mundo que ha embestido contra un policía, creó escuela en nuestro país: desde la imitación texana de Destrucción Masiva Aznar, pasando por los “hilitos de plastelina” de Rajoy o por las ruedas de prensa constructivas de Millhouse Blanco… El intrusismo profesional de los políticos nacionales es tan grande que está dejando a muchos humoristas sin trabajo. Pero la política no debería ser una comedia: los buenos directores nunca hacen reír con dramas.

Porque esto es un drama. El drama de un país que sigue haciendo la vista gorda a urbanizaciones y hoteles en la costa; causa hilaridad un gobierno que financia la compra de vehículos eléctricos que no existen e ignora la creación de una ley sobre energías renovables y economía sostenible. En el artículo de La Vanguardia titulado “Zapatero pierde el feeling con los ecologistas”, desgranan algunos de los motivos por los que ha crecido el descontento de los colectivos que luchan a favor del medio ambiente. Un descontento del que se escabulle la oposición por el método del avestruz, acampada en tierra de nadie, vociferando proclamas vacías mientras esconde la cabeza y espera turno sin mover ficha. Cómo decía aquel viejo chiste poco sutil: “¿pa’ que voy a hablar, pa’ cagal-la?”.

Las elecciones se aproximan. Y ningún partido político mayoritario, en plena crisis mundial, ha trabajado sobre nuevos modelos energéticos y económicos sostenibles. Ningún “gran” partido se ha atrevido a hacer un planteamiento ecológico valiente. Ante las urnas, los votantes empezarán a reír de verdad, con ganas, cuando los votos se marchen hacia partidos minoritarios que piensen en el planeta.

Puestos a escoger malas comedias, mejor escribir un guión propio.

PIB masculino… un no parar
Leer más

Reclama tu coche eléctrico (III)

2 de septiembre de 2010

Reclama tu vehículo eléctrico. Este es el paso definitivo. Demos el salto cualitativo para empezar una nueva era.

Ética y estética; utilidad y futilidad

¿Grandes vehículos para grandes viajes o grandes vehículos para grandes egos ? Podemos plantearnos si nos conviene un automóvil de gasolina, gran tamaño y cilindrada para hacer la compra, transportar a dos/tres personas y hacer (con suerte) un par de viajes “largos” al año. Los vehículos eléctricos son verdaderamente prácticos. Un coche de combustión interna dispara su consumo en ciudad, un vehículo eléctrico es práctico, sobre todo, en grandes urbes (a bajas velocidades, no hay punto de comparación). Para hacer un viaje “largo”, se puede utilizar el transporte público o alquilar un vehículo mayor. Echa cuentas: con lo que ahorras en combustible y seguro, te sobrará para alquilar un vehículo mayor -si algún día lo necesitas de verdad-.

Sobre consumo y desplazamiento, hagamos otro ejercicio de sinceridad: Como media, los vehículos privados se utilizan a diario para moverse en espacios de menos de cinco kilómetros. En ciudad, la mitad de los viajes se hacen para recorrer tres kilómetros. Uno de los defectos que se achaca a los vehículos eléctricos es su falta de autonomía, pero las cifras reales indican que 80 km/100 km diarios de autonomía -la autonomía más baja de un vehículo eléctrico actual- son más que suficientes para la mayoría de usuarios.

Interesante EN-V de GM... ¿Será abandonado como el EV1?
 

Ni amar es poseer ni poseer es un lujo: la mal entendida propiedad

¿Cuantas veces has cambiado de teléfono móvil en los últimos cinco años? En una sociedad que nos enseña la importancia de amar lo desechable y no amortizable, es complicado que sobrevivan sistemas como el Bicing de Barcelona. Este tipo de servicio demuestra que es posible utilizar un vehículo sin “apropiarse” de él y con muchas menos preocupaciones. Es el futuro, y Hiriko su máximo exponente en motor. Este interesante vehículo español es perfecto para uso comunitario con flotillas de autos eléctricos. Los lugares habilitados, con paneles solares, se rentabilizarían por sí solos. Desplazamientos de un parking a otro, sin problemas de mantenimiento ni aparcamiento… parece un sueño, pero el ayuntamiento de Amsterdan ya ha pedido un estudio a Hiriko para implantar estos vehículos en sus calles. Aprendamos de los holandeses.

Hiriko, proyecto español de futuro

Los coches eléctricos son muy caros. Cierto… pero solventable

El coche eléctrico perfecto existe, es de la marca Tesla, pero es prohibitivo. La población no demanda vehículos eléctricos y las compañías venden vehículos ecológicos para eco-adinerados. ¿Quizá es más caro construir un vehículo eléctrico? No; la gran barrera del acceso limita la ley de la oferta y la demanda y la incomprensión de las administraciones encarece el producto. ¿De qué sirve una ayuda para un coche eléctrico que aún no existe o no está disponible, para un vehículo extremadamente caro, para un vehículo que no cuenta con puestos de repostaje…?

Si contamos con el presupuesto para conseguir un automóvil ecológico ¡enhorabuena!, en caso contrario, debes saber que ya existe un gran movimiento creciente que apuesta por la conversión de los vehículos de combustión. Nota para emprendedores: Un taller que se encargue de este tipo de conversiones y homologaciones sería una gran inversión…

Ante todo, necesitamos pioneros, valientes que allanen el camino. Buscamos crear un movimiento, y el movimiento se demuestra… conduciendo. Asociaros, unid vuestras peticiones, presionad a ayuntamientos… entre todos, estaremos abriendo el camino hacia un futuro mejor.

Enlaces para empezar a actuar:

Vehículos con descuentos del plan MOVELE (España)

Mapa de puntos de recarga (España, alargador.org)

Ejemplo de coche eléctrico “casero” (VER, Rosario, Argentina)

Desmontando el mito de las emisiones de CO2: La electricidad gana siempre.

REVA, rompiendo tópicos, una marca asequible

Firma tu petición de apoyo a los vehículos eléctricos


Leer más

Compartir este artículo :

Reclama tu coche eléctrico (III)