Noticias frescas

Archivos Mensuales: marzo 2010

El héroe del millón de árboles

30 de marzo de 2010

De regreso a su país natal, Gashaw Tahir se encontró un panorama desolador. El paisaje que recordaba, las verdes colinas de su niñez, estaban desapareciendo. Por efecto de la deforestación, la erosión (VER ENLACE) aniquilaba el ecosistema y la tierra fértil moría. Gashaw, abatido, pensó: “quizá se pueda hacer algo…” y de aquel pensamiento, como una pequeña semilla regada con cariño, terminó brotando un bosque.

 

El héroe del millón de árboles había trabajado a ritmo vegetal, con calma y persistencia clorofílica. En primer lugar, había pedido un pequeño terreno para empezar a plantar; después, había concienciado a algunos jóvenes, que pronto fueron cientos de personas. En un año, se habían plantado 500.000 semillas que debían ser distribuidas… Los milagros, cuando andan escasos de ayuda divina, suelen necesitar apoyos exteriores, a ser posible, gubernativos, y el estado etíope obró “el milagro”: impulsó a Gashaw y el pequeño terreno fue ampliado a cerca de 45 millones de metros cuadrados. Tras el trabajo conjunto, las imágenes hablan por sí solas; el millón de árboles es ahora una realidad, la hierba vuelve a crecer, la deforestación se ha frenado y las especies autóctonas viven en un hogar restaurado.

 Sobre Gashaw, se podría decir que es un Batman de nuestros tiempos. Lo que diferencia al enmascarado de Gotham de la pléyade de justicieros de aspecto excéntrico es su falta de poderes. El hombre murciélago no viene de un planeta lejano, ninguna araña radioactiva le ha picado y se puede torcer un tobillo… En el fondo, todos podemos ser un poco Batman, pero nos ha dado por otras diversiones menos arriesgadas (a ver quién es el valiente que se pone antifaz y mallas ajustadas en el centro de Barcelona a las doce de la noche). Al héroe del millón de árboles podemos imitarle todos, con convicción, como la comprometida comunidad de Nueva York con el apasionante Million Trees (VER AQUÍ) o incluso nosotros, con nuestro proyecto para compensar CO2.

Para cambiar el mundo, cooliflowerenses, el único poder mágico que se necesita es el de la superación -aunque no esté de más una capa mágica administrativa-.

Leer más

Dime con quién armas…

25 de marzo de 2010

El blog de Greenpeace ha reavivado un tema tabú peninsular. La venta de armas es una importante y creciente fuente de ingresos en España. En 2009, nuestro país exportó material por valor de más de 400 millones de euros, lo que nos ha valido para pasar del octavo al sexto lugar en el ranking mundial armamentístico. Felicidades…

Las balas matan. Esta obviedad, demostrada sangrantemente, parecesoldado incompatible con el nuevo modelo sostenible del estado español. Poco influye qué partido político esté en el poder, la economía nacional, vía violencia, no se sostiene; ni es sustentable ni sostenible. A nuestro juicio, en el debate de la exportación, tiene demasiada importancia el destinatario final: se critica la venta de armas a países irrespetuosos con los derechos humanos, como si la venta de pistolas y fusiles a naciones de corte más civilizado fuera éticamente plausible. Se habla de ayuda humanitaria y de defensa, de diseños inteligentes, pero, si ya es difícil encontrar diseño inteligente en algunos dirigentes mundiales, mucho más difícil será comprar un arma con cerebro. Las balas, siguen una única trayectoria, lineal y concisa: se desentienden del bien y del mal. Es tecnología que aniquila primero y deja las preguntas suspendidas para después, en el aire, junto al hedor a pólvora.

En Cooliflower somos abiertamente pacifistas. Sería ridículo hablar de un mundo mejor, de modelos sostenibles y compensación de gases de efecto invernadero mientras permanecemos ciegos ante el incremento de la industria armamentística. En el mundo, cada año 300.000 personas fallecen víctimas de una arma de fuego. Sólo en Colombia, uno de los países destinatarios de los productos made in Spain, más de cinco millones de personas poseen armas ilegales. Allí, el 80% de las muertes por arma de fuego, lamentablemente, no se produce por conflictos armados ni rencillas entre bandas, sino por la administración de justicia a manos de los propios ciudadanos.

Se puede evitar. El brazo ejecutor estaría indefenso sin algo que empuñar. Nos preguntamos: ¿Quién fabrica muerte y bajo qué auspicio? ¿Esto es la llamada economía sostenible?

Leer más

Agua

22 de marzo de 2010

Entre la tierra y la atmósfera terrestre, la cantidad de agua se mantiene constante; Nunca una gota más; nunca una gota menos. Esta es una historia del infinito circular, de un planeta que nace por sí mismo.”

Linda Hogan, Northern Lights

Cuando eras un niño, cubierto de sudor y bajo el sol veraniego, corrías hacia la fuente más cercana. Bebías, te mojabas, te empapabas; jugabas con el transparente líquido que fluía del grifo. Era algo mágico… y sigue siendo mágico. En los países más avanzados, si la necesitamos, ahí está, tan simple y clara, con sus dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Tan fácil y barata de conseguir que hasta maldecimos cuando la lluvia nos arruina una tarde en el campo.

El agua es el ingrediente transparente y fundamental de la biología. Sin aHomeward_bound_User Deepraj_Wikipediagua, poco diferenciaría a la Tierra del arenoso marte. No hablamos de un símbolo de vida, sino de la vida en estado puro, tan cercana y sincera que solo la echamos en falta cuando ya no está. Al beber un vaso de agua, no somos conscientes de nuestra posición privilegiada porque en el mundo, 884 millones de seres humanos no tienen acceso al agua potable. Estas personas, sumadas, superan con creces las poblaciones conjuntas de Estados Unidos, Indonesia y Brasil.

Ahora que ya sabemos la gran suerte que tenemos, quizá cambie nuestro punto de vista sobre el Día mundial del agua que celebra la UNESCO hoy, 22 de marzo de 2010. El ministro de exteriores canadiense, Lloyd Axworthy, afirmaba en 1999 que ya había lugares en los que un barril de agua costaba más que uno de petroleo. Después de más de una década de esta declaración, la UNESCO habla de 1,5 millones de niños menores de cinco años que fallecen a causa de enfermedades transmitidas por la hidro-contaminación. Por comparar datos, en doce meses mueren menos personas en el mundo por traumatismos en accidentes de tráfico.

Ahora, recuerda que el agua que sacia tu sed y te salpica, en la que te sumerges, con la que cocinas; el agua que discurre mansa por los ríos y ruge en los océanos, es lo más parecido a la verdadera magia que hallarás jamás. Venérala.

Leer más

Eres padre, aunque no lo sepas

18 de marzo de 2010

Eres padre. ¿Cómo? ¿Aún no has dejado que tu semilla florezca? ¿O la has dejado, pero no precisamente en el lugar idóneo para que germine? Da igual, no busques excusas: sigues siendo padre.

pessebre

Hemos heredado la festividad del día 19 de marzo por san José. El buen carpintero tampoco era, por lo que sabemos, padre, pero con su sueldo de carpintero, entre sillas modelo Pilatëk y escritorios Romanïk, crió a un hijo para la posteridad que influiría más que los Beatles y los Pixies juntos. San José era (y perdón por la cacofonía), padre putativo, P.P. para los amigos, pero no dejaba de ser padre.

Y es por este motivo por el cual los José del mundo se llaman Pepe y el día del padre es, en realidad, el día del padre circunstancial (mejor que putativo); y puesto que todos dejamos legados y adoptamos personas y circunstancias, buenas y malas, todos somos bastante padres (algunos más que otros, ahora que recordamos al difunto -”Papuchi”- Dr. Iglesias).

En Cooliflower os pedimos, padres de todas las razas y colores, que cuidéis a vuestra progenie. Los que tenéis hijos (de esos que van al colegio y dan disgustos) porque el futuro sólo será posible con una educación adecuada: la eco-inteligencia debe de ser cultivada desde la infancia. A los padres circunstanciales, les recordamos que las acciones son hijas de nuestra conciencia y son mucho más longevas que cualquier persona porque perviven durante generaciones.

Y si aún no tenéis claro que regalar… podéis sacar partido a nuestro vale regalo. Cuando compres alguno de nuestros productos y tengas que rellenar tus datos de usuario, selecciona “Enviar Vale Regalo”. De este modo, cualquier “padre” recibirá en su correo una felicitación personalizada y el aviso del envío del detalle. ¡Qué fácil es quedar bien…!

¡Felicidades, padres! (o no)

Leer más

Decrecimiento: Back to Basics

16 de marzo de 2010

La segunda conferencia sobre decrecimiento económico se llevará a cabo en Barcelona, entre los días 26 y 29 de marzo, informan en Ecología blog.com. Back to basics, podría ser el lema. Para crecer no hay nada como decrecer, un concepto surgido en los años 70 y que viene a decir, de manera muy somera y simple, que nada es inagotable y que debemos plantearnos nuevos modelos de crecimiento decrecientes… ¿Parece extraño? Expliquémoslo con más detalle.

Dtelevision verdeeberíamos empezar hablando de la paradoja de Jevons (VER EXTENSO ARTÍCULO AQUÍ). El economista inglés descubrió en el siglo XIX que, de forma independiente a los avances en el desarrollo de calderas cada vez más modernas y eficientes, el consumo de carbón entre sus coetáneos no paraba de crecer. Ya entonces se observaba cómo el crecimiento humano y su desarrollo podrían ser contraproducentes para el desarrollo real, porque a mayor crecimiento, mayor era la demanda de recursos que no dejaban de ser finitos. Si se saca de contexto la imagen de las calderas de carbón, se podrían encontrar fácilmente numerosos ejemplos actuales y reales. Imaginemos -no hace falta mucha imaginación, ya está sucediendo- que los fabricantes de automóviles ofrecen coches más respetuosos con el medio ambiente, con precios mucho más asequibles. Esta medida podría ayudar a mejorar los niveles de CO2 en la atmósfera, pero también, al ofrecer más facilidades a la población para que disponga de su propio medio de locomoción independiente, puede disparar el uso de utilitarios en detrimento del transporte público. Lo que era una mejora, se transforma, por la paradoja de Jevons, en todo lo contrario.

Si hablamos de crecimiento económico, las estadísticas económicas son engañosas. En este artículo de 2008 que aparecía en la web del Banco Mundial se explicaba que “el alza en el precio mundial del trigo llegó a 181% durante el período de 36 meses que culminó en febrero de 2008, y el precio mundial de los alimentos en general aumentó en 83%”. Esto es fácilmente demostrable, lo que ya no se puede explicar con porcentajes es cómo el PIB puede subir y las condiciones de vida pueden bajar en zonas de extrema pobreza: ya se sabe que si un hombre come cuatro veces al día y otro ninguna, la media dice que ambos comen dos veces.

El decrecimiento, saltándonos las estadísticas, significaría un mayor control sobre la economía para que no aniquilase ni a la economía ni al medio ambiente. Si nuestro cuerpo fuera la Tierra, lo entenderíamos fácilmente. Poco alimento nos desnutre, mucho nos enferma, mejor nos ajustamos las calorías y regresamos a lo básico.

Leer más

Mi tecnología, tu basura

11 de marzo de 2010

El lema de hoy día es renovarse o morir. Cambiamos de ordenador y teléfono móvil con la alegría de la moda y el empuje de precios baratos. Si funciona y es bueno, perfecto, pero si es nuevo mucho mejor y, total, para que nos den dos euros por el viejo PC de sobremesa -el que sonaba como un molinillo de café con anginas- mejor lo abandonamos.

El proceso que sigue la e-waste (alta tecnología en desuso) en muchos casos es un misterio. Ni siquiera sabemos con toda seguridad si se dirige a una planta de reciclaje, y en tal caso, en qué país se encuentra dicho vertedero. Los desechos tecnológicos requieren medios apropiados para su aprovechamiento, a veces más caros que la propia basura reciclada así que lo rentable es embarcar la mercancía rumbo a algún país distante (y untable) donde los dirigentes sean tan amables de acoger nuestros exiliados regalos de reyes obsoletos. Seguro que en… ¿Cómo se llamaba el lugar? sabrán que hacer con tanto chip y tanto plástico.

Greenpeace-chatarra electrónicaPor gentilezas civilizadas, se han creado macro-basureros en distintos lugares del mundo que coinciden en la precariedad del reciclaje y las pésimas condiciones de salubridad de los trabajadores. Los “recicladores” pertenecen a las clases más bajas de la sociedad que, como la necesidad apremia, acortan su vida por un quíteme allá ese cable. En este vídeo explican cómo cada sustancia afecta al cuerpo humano: El mercurio provoca daños cerebrales; el berilio, cáncer de pulmón; el cromo daña el ADN; el plomo destruye el sistema nervioso, reproductor, sanguíneo y los riñones; el bario es tóxico; el cobalto, radioactivo; el arsénico un poderoso veneno… sin contar con los cables fabricados con retardantes de llama químicos, que emiten gases tóxicos cuando son prendidos fuego.

Si queremos acabar con estos campos de concentración de silicio y berilio, lo mejor es fomentar leyes para que los productos especifiquen claramente su ausencia de toxinas, así como asegurarnos de su futuro rumbo antes de abandonar tecnología a la deriva. Tampoco es malo colaborar con ONG’s vinculadas al proceso de reciclaje del e-waste. Un ejemplo es el enlace que incluimos en la foto, donde es posible hacer presión sobre los fabricantes (que ya dio sus frutos en el caso del fabricante Philips). El link conduce a un apartado de Greenpeace con las fotos y la escalofriante narración de Robert Knoth, un periodista holandés que explica con detalle el funcionamiento de una de estas “plantas” en Paquistán. Os lo aseguramos, si lo visitáis, miraréis a la tecnología con otros ojos, unos ojos mucho más críticos.

Leer más

Fin del mundo… y Alicia tan lejos

9 de marzo de 2010

Fin del mundo

El fin del mundo está cerca. O el mileniarismo, o ambos. Y no queremos morir sin que Alicia Keys nos de un concierto, aunque sea sin piano, aunque no cante. Aunque no sea Alicia pero por detrás se le parezca mucho.

El mundo se ha desplazado 8 grados y nosotros con estos pelos. Ya lo decían los Mayas, los Aztecas, Obélix y aquel señor que vendía seguros. Todos los indicios apuntan a un cambio inminente: los polos se invertirán, lo que estaba arriba estará abajo, lo que estaba abajo estará arriba. Nos tropezaremos con las lámparas. Las gacelas yacerán con los ornitorrincos y no sabrán qué contarse. Telecinco emitirá documentales y Eduardo Punset hablará con acento gaditano. El mundo conocido se acaba y aquí estamos, solteros y con medio bonotrén.

El mundo cambia… Y quizá en Cooliflower deberíamos tratar el tema con suma seriedad, pero no, no creemos que sea lo propio; bastantes problemas se acumulan en Haití, en Chile, en las zonas que padecen las secuelas de inundaciones, ciclones, tsunamis y terremotos. Y ya no quedan ganas de lamentarse, sólo de ponerse manos a la obra. Sí, por supuesto que creemos que la Tierra avisa, que se rebela, que empieza con ligeras murmuraciones de reprobación y termina lanzando collejas planetarias. Si te despreciaran, menoscabaran, perforaran… Si te cambiaran las manos por los pies, vistieran de tirolés, enfermaran, agrediesen y luego dijeran “disculpe usted”, ¿cómo te lo tomarías? Gaia está hasta las cordilleras de tanta agresión, pero el fin del mundo sólo llegará si nosotros lo decidimos; ya lo apuntábamos hace tiempo: somos los jardineros de este magnífico e inmenso jardín llamado tierra, así que dejemos de quejarnos por la mala suerte y cultivemos las cuatro letras de “Roma”, que tan ñoñas suenan cuando se pronuncian al revés. Trabajemos juntos, por nuestro bien.

Desde Cooliflower queremos recuperar el optimismo, las ganas de vivir, todo aquello por lo que estamos aquí. Son semanas complicadas, pero también días que pueden marcar una vida; puntos de inflexión. Así que… colaboremos, formemos parte activa de la sociedad, luchemos por aquello que consideramos justo, pero sin perder el optimismo, porque vivimos para vivir.

Cooliflowerense, desconecta la televisión, sonríe y arregla un poco el mundo, tú que puedes.

Listado de ONG’s (Cortesía de Eroski Consumer) (AQUÍ)

Leer más

Unos cardan la lana…

4 de marzo de 2010

lana ecologicaLa moda de “lo ecológico” no es sólo una costumbre pasajera. Cierto es que las grandes corporaciones se apuntan a “lo verde”, pero no está en nosotros criticar si sus motivos son altruistas o puramente económicos. Como pequeños maquiavelos positivos, creemos que, siempre que el fin y los medios son éticos, y por descontado, los grandes beneficiados son los consumidores y la madre tierra, deberíamos celebrar las iniciativas populares… e incluso populistas.

Lo que ya gusta menos es la falta de transparencia de ciertos productos y la alegría en regalar la vista: “Beneficioso para…”, “Respetuoso con el medio ambiente”, “Algodón orgánico…”. No es verde todo lo que reluce; a nuestro juicio, se está infringiendo la norma de la transparencia radical que tanto nos gustaría aplicar.

El laboratorio lmpetus destapó el escándalo de H&M, demostrando que el 30% de las muestras de algodón orgánico contenía algodón modificado genéticamente. Esta investigación puso de manifiesto la falta de rigor en algunos productos baratos que se venden bajo supuesta etiqueta ecológica. En el momento en el que se permite la entrada de semillas modificadas genéticamente y no se establecen los controles adecuados, la contaminación de los cultivos tiende a ser un hecho. Y en Cooliflower nos duele. Nos duele porque el esfuerzo realizado por una compañía joven es mayúsculo, aplicando toda la ética y los estándares reales para lograr productos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Finalmente, a pesar de los esfuerzos, la opinión general termina incluyendo a todas las compañías en el mismo saco, para bien y para mal. Competir con multinacionales internacionales ya es suficientemente duro como para luchar contra semi-verdades: O es algodón orgánico o no lo es. O se compensa CO2 o se genera.

Muchas empresas “verdes” consiguen precios muy ajustados, el “cómo” es el misterio. La diseñadora de la marca de tendencia ecológica Bodkin explica sensatamente por qué los precios se incrementan en relación directa con la calidad (VER AQUÍ): “Por la misma razón que un tomate heirloom cuesta mucho más que una caja de McNuggets”.

Leer más

Compartir este artículo :

Unos cardan la lana…