Noticias frescas

Archivos Mensuales: febrero 2010

Dos inventos cristalinos

24 de febrero de 2010

El agua, germen de vida, nos rodea: su buena utilización impulsa las civilizaciones y la subestimación de este recurso vital imposibilita el desarrollo. Aún quedan muchos nuevos usos por explorar para que el mundo evolucione… Os presentamos dos de ellos.

________________________________________________________________

AGUA PLÁSTICA…¿Por qué no?

________________________________________________________________

De la universidad de Tokyo llega el agua sólida. Así de raro y japonés, como la gota de sudor manga o King-Kong contra Godzilla.

Agua plástica

Aún en pleno proceso de desarrollo, el invento, que en principio podría parecer sólo algo “guay” con lo que entretener a los sobrinos, es una gran avance por muchos motivos. En la Universidad de Tokio quieren que sea un material para unir tejidos en operaciones quirúrgicas… pero las posibilidades pueden ir mucho más allá. Activando el modo Ciencia-Ficción, creemos que facilitaría el transporte y administración de agua potable y, lo más extraordinario, quizá podría ser una alternativa real al petroleo para la fabricación de plásticos ecológicos. Con este invento, se cumplirían dos sueños Cooliflower: Fuera miles de toneladas de CO2… y adiós a los pozos petrolíferos.

________________________________________________________________

BOTELLA LIFESAVER. El nombre lo dice todo.

________________________________________________________________

Michael W. Pritchard desarrolló el sistema Lifesaver inspirado en dos grandes tragedias: El Tsunami que asoló indonesia en el 2004 y el huracán Katrina del 2005.

Han sido necesarios muchos prototipos hasta conseguir un contenedor que surtiese agua totalmente potable con rapidez y eficacia. Lifesaver elimina el 99.999 por ciento de virus, parásitos, bacterias, hongos… Sin químicos, utiliza un avanzado filtro de 15 nanómetros. No sabemos que demonios significa, pero suena genial.

LifesaverA primera vista, el precio del Lifesaver no es su punto fuerte, aunque los “pack” sean más que rentables a largo plazo y hagan honor a su nombre: Una sola garrafa, la más alta de la gama, puede potabiliza hasta 20.000 litros antes de cambiar el filtro; cinco años de agua potable para una familia de cuatro miembros.

Muchas posibilidades de configuración del producto. Extraordinariamente útil para personas que viajan en condiciones extremas e indispensable para zonas catastróficas. Se pueden hacer donaciones para la campaña The Lifesaver Clean Water Project; una gran ayuda para los difíciles tiempos que corren en Haití.

NOTA PARA EMPRESARIOS COMPROMETIDOS Y AVISPADOS: De momento sólo figuran distribuidores en Reino Unido, Australia y Estados Unidos…

Leer más

Desobediencia vegetal

22 de febrero de 2010

El pacífico Josep Pámies, agricultor leridano, es un “peligroso anarquista” que combate a brazo partido con delicadas semillas y brotes de Stevia Rebaudiana. Be careful!: las grandes industrias ya han oído hablar de su Dulce Revolución.

La Stevia Rebaudiana es una planta poco conocida que ha inspirado el nombre de su asociación “por su sano dulzor y por sus propiedades medicinales, ocultas por intereses económicos vergonzosos”. Es un modo de llamar la atención pública, de conseguir que todas las personas puedan disfrutar de las terapias naturales sin más intermediarios que tierra, luz y agua. En la entrevista que Josep Pámies realizó para la revista Athanor (www.Athanor.es) no tuvo reparos en admitir su abierta lucha contra la administración, representada con la stevia, “el mejor sustituto del azúcar (…) tan nocivo por la manipulación a la que somete la industria (…) Puedo dar o vender la planta con maceta, pero me prohíben vender las hojas e indicar sus propiedades en una etiqueta. Yo no les hago caso: vendo las hojas y las etiqueto.

Miles de diabéticos ya conocen las propiedades de esta planta sin los efectos secundarios de edulcorantes químicos como el aspartame. Pero hay muchos más vegetales, miles y de contrastada eficacia, esperando su oportunidad para demostrar cómo sus componentes activos son menos peligrosos que sus equivalentes farmacéuticos. Algunos países como Alemania han ido introduciendo, poco a poco, esas terapias “alternativas”… pero el poder de la industria farmaceutica es demasiado grande. No es casualidad que Josep Pámies coincida con el ganador del premio nobel de medicina Richard J. Roberts, un valiente estadounidense que no se muerde la lengua: Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo “. “En nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales”. “(…) las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación (…) es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento”, Todas estas perlas y muchas más están disponibles AQUÍ.

margaritaEl peligroso Josep Pámies, de momento, ya ha conseguido llevar al parlamento la propuesta para que Cataluña sea un territorio libre de transgénicos pero sigue dando pacífica guerra. Un mundo mejor espera a la vuelta de la esquina, labrado a simples golpes de azadón.

No dejéis de visitar su blog: http://joseppamies.wordpress.com/

¡Nos apuntamos a la desobediencia vegetal!

Leer más

La permacultura puede ser el futuro

18 de febrero de 2010

En ciertos momentos, los contenidos de un blog quieren actualizarse solos. No hay autor que valga. Al explorar, al indagar, los argumentos desenterrados crecen y se reordenan. Buscan un sentido propio, quieren romper el silencio.

PermaculturaHacia tiempo que habíamos decidido hablar sobre permacultura, una forma muy diferente de entender la agricultura que cuadra con nuestra filosofía. En Cooliflower defendemos el uso del algodón orgánico (ver vídeo) y los medios no contaminantes, por ello nos entusiasmó el artículo firmado por la bióloga Zoe Costa del Forcallo. Los principos de la permacultura son: “Trabajar con la naturaleza, no en contra; el problema es la solución; mínimo cambio para el máximo efecto, todo afecta a todo y el rendimiento de un sistema es teóricamente ilimitado”. Permacultura es, curiosamente, un retroceso para la industrialización. Se aproxima más a la prehistoria que la era contemporánea. Dicho de otra forma: uno de los principios de la publicidad es incluir la palabra “¡NUEVO!” para vender un producto; cualquier referencia al pasado suena contraproducente… aunque esto sea falso. En ocasiones, algunas costumbres se degradan con el tiempo.

Toda la entrada debía versar, pues, sobre permacultura, pero llegado el momento de publicar, apareció esta entrada publicada en Paperblog sobre la película “Nuestros hijos nos acusarán”. Pensamos en reunir la cultura de los cultivos orgánicos y el film que hablaba sobre los perjuicios de la contaminación agrícola. Eran dos temas complementarios, dos argumentos, que, yuxtapuestos, parecían encajar. Sólo faltaba encontrar el nexo, esa parte irrefutable que aportase luz y fuera útil: Había que conseguir datos que ratificasen, en caso de ser ciertos, cómo el “progreso”, el alejamiento de los cultivos tradicionales y el abuso de la química afectaban negativamente a la salud.

Y llegaron las cifras, tan numerosas que, simplemente, no cabían. Cientos, miles, en todos los idiomas, en todos los países… Casos de cáncer que se multiplican por tres, por cuatro… Alergias que se duplican, afecciones respiratorias… Los datos son tan excesivos, abrumadores y alarmantes, tan fáciles de encontrar y contrastar, que nos preguntamos por qué nadie los sacaba a la luz; porque nadie gritaba y se ofendía ante las enfermedades silenciosas.

Y las estadísticas, a las que cualquiera con un poco de tiempo puede acceder, nos dijeron que permacultura es una palabra con futuro y que el documental debe ser difundido. Las estadísticas insinuaron que hay que regresar a otro tipo de cultivos y economías sostenibles.

Leer más

La república independiente del CO2

16 de febrero de 2010

Es fácil sucumbir a IKEA. En un ambiente pulcro y ordenado, conviven miles de muebles sencillos y bonitos de nombres impronunciables, un restaurante con albóndigas suecas y lo más importante: adictivos lapiceritos gratis.

La multinacional sueca encandila a los clientes con diseño, bajos precios y filosofía de marca buenrollista. Lejano parece el tiempo en el que fue acusada de explotación tercermundista por la televisión sueca. Según El libro negro de las marcas, el 90% de la producción de IKEA está distribuida entre 2000 proveedores en países como Vietnam, India o Tailandia. La descentralización abarata costes pero impide tener el control absoluto sobre las condiciones laborales. Otro problema añadido es que complica asegurar una producción ecológica estable.Bombeta ecologica

Precisamente sobre lo ecológico de sus productos, ha surgido un movimiento  (RELLENAR SOLICITUD AQUÍ) que solicita la retirada del aceite de palma utilizado, entre otras cosas, para fabricar velas. El uso de este tipo de aceite, el más consumido del mundo, está muy extendido en la industria química. La palma es un producto barato que destruye bosques y comunidades. Si la deforestación es la segunda causa del aumento de CO2 en la atmósfera, el cultivo de palma se lleva la ídem en destrucción forestal. Su forma de monocultivo destruye ecosistemas completos.

Con la suma de todos sus productos, IKEA consume 40.000 toneladas de aceite de palma. En la multinacional sueca se defienden con su pertenencia a Roundtable on Sustainable Palm Oil. Lo que no aclaran es que esta organización está creada por los mismos interesados en promover el monocultivo de palma aceitera. El ascenso de su cultivo da miedo. Según el diario The Independent, su presencia en el mercado británico ha pasado de meramente testimonial, a estar presente en el 43% de las marcas más conocidas.

Sólo nos queda añadir dos comentarios: Desde Cooliflower recomendamos, siempre que las circunstancias lo permitan, ejercer nuestro derecho de consumidor y no comprar productos que utilicen este aceite… Y en segundo lugar, queremos felicitarnos a nosotros mismos. Con esta entrada, alcanzamos la cifra mágica de los 100 post. 🙂

 

Leer más

San Valentín tiene poco de santo

11 de febrero de 2010

En tres días llegará San Valentín, un santo con pose y actitud de portero de discoteca; la jornada más excluyente y comercial (y una de las menos ecológicas) de todo el santoral.

  San Valentín es excluyente porque el amor de pareja no es amor universal… Y porque el mundo está lleno de corazones rotos y canciones de desamor. No incluye esta fecha el amor por la naturaleza, los animales o el resto de la raza humana. La capacidad de amar es mucho más generosa, ilimitada. Los sentimientos no se reducen, acotan y circunscriben al número dos. San Valentín es una fiesta privada donde no están permitidos los calcetines blancos de la individualidad.

 san valentinEl 14 de febrero es comercial porque así se está estableciendo. El amor, tal y como lo explican los medios de comunicación, debe tener una sólida base económica. “Enseña a tu pareja cuanto la quieres”, “demuéstraselo”, “díselo con…”. Pendientes, viajes, colonia, flores… Bonitos presentes que no siempre respetan el medio ambiente y que pueden servir para subrayar la mutua admiración o para avivar llamas casi extinguidas los 364 días restantes. Amar se demuestra cada día, cada hora y bajo cualquier circunstancia.

Este año el amor de San Valentín anda de capa caída. La crisis (bendeciremos el día que alguien no nombre la palabra maldita) reducirá el consumismo: Cuatro de cada diez españoles no podrán permitirse el lujo de regalar nada (NOTICIA AQUÍ) En Cooliflower hemos pensado que San Valentín puede ser una fecha muy especial si extendemos el amor a todos nuestro actos. He aquí nuestras cinco propuestas para un San Valentín ecológico y alternativo:

  • Haz algo especial todo el año y reserva San Valentín para descansar. No cuesta nada decir “te quiero”, ser amable y comprensivo/a. Nadie debería dictar una fecha para reservar emociones.

     

  • Sé creativo/a. Recicla regalos, créalos con tus propias manos. Un regalo personalizado demuestra que una persona te importa de verdad.

     

  • Si compras, piensa bien qué estás regalando, de qué forma afecta al planeta. Utiliza la inteligencia ecológica.

     

  • Aprovecha el día para plantar un árbol. Es una manera de corresponder al amor incondicional del planeta.

     

  • Ante todo: Es una buena fecha para recordar a toda la gente que quieres cuanto te importa. Y no se necesitan regalos. Sólo decirlo.

Leer más

Sostenibilidad es vida

9 de febrero de 2010

Leímos en Ecoticias la nueva opción de que permitía donar parte del valor de un producto a Greenpeace. ¿Es esta una forma de sostenibilidad?

SostenibleEn Zankyou, “El Facebook de las bodas” según Ecoticias, según ellos mismos… según nosotros una página -muy buena- con listas de boda personalizadas, amplían su catálogo de regalos, se vuelven más sostenibles. No es la primera iniciativa de este tipo que llevan a cabo, y con toda seguridad, no será la última. Es otro signo de que el mercado se mueve en dos direcciones opuestas, antagónicas. Ya no se trata tanto de “donar” como de vivir conforme a una nueva ética que abarca todo lo relacionado con un producto. Algunas asociaciones solidarias tipo REAS, que engloban organizaciones “sin ánimo de lucro, no sin beneficios”, parten de una nueva generación de empresarios a los que se les puede eliminar la coletilla peyorativa “sin escrúpulos”. En REAS apuntan: “Nuestro reto es crear unas estructuras económicas solidarias no excluyentes, no especulativas, donde la persona y el entorno sean el eje, el fin y no el medio para conseguir una condiciones dignas para todas las personas”

REAS y la iniciativa de Zankyou; ética y bodas, son dispares pero contribuyen a la sostenibilidad del término “sostenibilidad”. Se suele ignorar que esta palabra ubicuiscente es aplicable en cualquier ámbito de la vida porque se trata de algo simple que “puede mantenerse por sí mismo”: Un banco sostenible ofrece acuerdos justos y ventajosos sin arruinar a sus clientes para evitar su propia ruina; las empresas sostenibles contratan trabajadores evitando la precariedad laboral y la esquilmación de recursos; las familias sostenibles consumen con eco-inteligencia y cuidan su entorno… Ser sostenible es respetar los recursos, pero también las personas, para que las nuevas generaciones continúen disfrutando de una vida plena.

Todo en esta vida debería ser sostenible.

Leer más

De l’intelligence émotionnelle a l’écologique.

5 de febrero de 2010

Publié en 2009 par l’éditorial Kairos en Espagne, il est arrivé le best-seller de Daniel Goleman, Intelligence Émotionnelle.

Inteligencia ecológicaIl est un de nos livres préférés et notre blog aurait été incomplet sans un commentaire exclusif pour lui.
A Goleman on le connait, sans doute, parce qu’il était le psychologue qui a popularisé le terme «intelligence émotionnelle» en 1995. Depuis lors, les processus de sélection du personnel sont plus divertissants (et parfois plus surréalistes). Ils ne cherchent pas seulement un travailleur qualifié, mais le facteur «empathique» touche une importance maximale. Goleman est venu nous dire, pour les gens du commun et similaire à cette annonce de pneus, que ” sans intelligence, la puissance n’est rien “.
Intelligence écologique, bien que, à notre avis, il n’est pas juste pour l’industrie du coton biologique ou du moins à ce que nous et nos teintures nous sommes concernés, reste notre principal manuel de référence parce que le plus important est d’apprendre à penser. L’idéal est d’atteindre le statut de citoyens (et donc consommateurs) et changer le monde avec des actions individuelles.
Goleman explique dans le premier chapitre, comment il a découvert qu’une voiture jouet inoffensif pour son petit-fils peut être toxique en raison de sa teneur élevée en plomb. Dans le doute, n’a jamais donné ce présent et a décidé d’étudier les complexités de la société et l’industrie. Il a également puisé dans la partie cachée, le mélange de durabilité et d’éthique, et a arrive à une conclusion qu’il prend de le Sud-Africain Ian McCollum: “Nous devons arrêter de parler de guérison de la Terre. Il n’est pas la Terre, mais nous qui avons besoin d’être guéris.
Le remède, selon Goleman, est basé sur ce qu’il appelle la transparence radicale. Il se demande ce qui passerait si toute la société, y compris les enfants à l’école, avait accès à toutes les informations dans le processus de fabrication et de distribution des produits. Probablement beaucoup de mythes tomberaient. Nous cesserions d’acheter des produits «verts», comme certains véhicules à faibles émissions qui réservent sa charge de CO2 et son impact environnemental pour le processus de fabrication.
Sans m’étendre trop, parce que ce qui est intéressant est de lire un grand livre qui mène à la pensée elle-même plutôt que de l’endoctrinement, nous tirons de cette ligne sur l’achat d’un produit: «Avez-vous vous déjà demandé comment ils peuvent produire à si bas prix? (…) Quels liquides ont ils déversé dans un fleuve, quel gaz ont ils rejeté dans l’air et quels matériaux ont ils jeté dans une décharge? “.
Un livre pour enrichir le cerveau essentielle pour les fans de Cooliflower.

Leer más

De la Intel·ligència Emocional a la Ecològica

5 de febrero de 2010

Editat al 2009 per l’editorial Kairós a Espanya, ha arribat el bestseller de Daniel Goleman Inteligencia Ecológica.

Inteligencia ecológicaTractant-se d’un dels nostres llibres de capçalera preferits, el nostre bloc estaria incomplet sense una entrada dedicada exclusivament a ell.

A Goleman el coneixereu, sense dubte, perquè va ser el psicòleg que va popularitzar el terme “Intel·ligència emocional” al 1995. Des d’aleshores, els processos de selecció de personal són més amens (i fins i tot més surrealistes). Ja no només es busca a un treballador qualificat, sinó que el factor empàtic adquireix la màxima rellevància. Goleman ens ve a dir, traduït al llenguatge del carrer y de manera similar a aquell anunci de neumàtics, que “la intel·ligència sense control no serveix de res”.

Intel·ligència Ecològica, tot i que, al nostre entendre, no és just amb la indústria del cotó orgànic o almenys pel que fa referència a nosaltres i les nostres tintes (veure les dues cares de la moneda AQUÍ i AQUÍ), segueix sent el nostre principal manual de referència perquè el més important és aprendre a pensar. L’ideal és assolir l’estatus de ciutadà/ana (i per tant consumidors/consumidores) que canviï el món amb accions individuals.

Goleman explica en el primer capítol com va descobrir que un inofensiu automòbil de joguina destinat al seu nét podia ser tòxic pel seu elevat contingut en plom. Davant el dubte, mai va entregar aquell regal i va decidir estudiar els entramats de la societat i la indústria. Va indagar en la part fosca, mesclant sostenibilitat i ètica, arribant a una conclusió que pren del sud-africà Ian McCollum: “Hem de deixar de parlar de la curació de la Terra. No és la Terra, sinó nosaltres els que necessitem ser curats”.


La cura, segons Goleman, es basa en el que denomina transparència radical. Es pregunta de quina manera afectaria a la societat que tots nosaltres, inclosos els nens a l’escola, tinguéssim accés a tota la informació del procés de fabricació i distribució dels productes. Probablement molts mites caurien. Deixaríem de comprar productes “ecològics” –com alguns automòbils baixos en emissions- perquè reserven la seva càrrega de CO2 i els impactes mediambientals per al procés de fabricació.

Sense estendre’ns massa, perquè l’interessant és llegir un magnífic llibre que indueix al pensament propi més que a l’adoctrinament, extraiem aquesta frase sobre la compra d’un producte: “S’ha preguntat com poden fabricar tan barat? (…) Quins líquids hauran vessat al riu, quins gasos hauran alliberat a l’aire i quins materials hauran llançat a l’abocador?”.

Un llibre per enriquir el cervell imprescindible per a cooliflowerencs.

Leer más

Compartir este artículo :

De la Intel·ligència Emocional a la Ecològica